Angop - Agencia Angola Press NewsAngop - Agencia Angola Press News

Ir a la página principal
Luanda

Max:

Min:

Inicio » Noticias » Sociedad

10 de septiembre, 2018 - 09:59hs - Actualizado 10 de septiembre, 2018 - 09:59hs

Parroquia de Nazaret celebra el 354 aniversario

Luanda - La presentación de los bebés venidos al mundo por interceptación de las bendiciones de Nuestra Señora de Nazaret, ofrendas de varias especies, marcaron este domingo, la clausura de las festividades del 345º aniversario de la fundación de la Parroquia y Santuario, con el mismo nombre, en el distrito urbano de Ingombota, municipio de Luanda, que se celebró el domingo.

Enviar correo

Para compartir esta noticia por correo electrónico, llene la siguiente información y haga clic en Enviar

Correcto

Para informar de errores en los textos de los artículos publicados, complete la siguiente información y haga clic en Enviar

Iglesia de Nazaret

Foto: Pedro Parente

También la emoción de los devotos, los cantos del grupo coralino principal de la iglesia de cumpleaños, de agradecimiento a la patrona, acompañado al unísono por todos los fieles de los grupos y movimientos religiosos, así como por los invitados, dominó el acto litúrgico.

La semejanza del Santuario de Nuestra Señora de la Muxima, en Quiçama, Icolo y Bengo, la iglesia de Nazaret, es muy solicitada por los católicos y demás religiosos, que buscan superar sus limitaciones de lo cotidiano a través de la oración.

Según el párroco del templo, Elias Oliveira, su espacio religioso ha pautado por la coherencia de la vida cristiana, buscando conferir la parroquia, a los peregrinos que frecuentan la misma el carácter monumental, histórico, que el lugar de recogimiento merece.

Las festividades del Santuario de Nuestra Señora de Nazaret, que dio también lugar a novenas, se desarrollaron bajo el lema "Joven quiero estar en tu casa (Lucas 19,5) con María de Nazaret acogemos a Jesús en nuestra vida".

La iglesia data del siglo XVII, fundada en 1664 y construida prácticamente sobre las aguas, por André Vidal de Negreiros, como forma de agradecer a Dios por haber aportado la costa angoleña tras una larga y fuerte turbulencia, en un viaje de Brasil a Angola.

Desde 1922 que la iglesia fue clasificada como Monumento Histórico Nacional.

Lea también