Etiopía, Egipto y Sudán mantienen disputa sobre hidroeléctrica del Nilo Azul

  • Mapa de Etiopía, país localizado en el Cuerno de África
El Cairo - Egipto, Sudán y Etiopía no consiguieron avances en las conversaciones, encabezadas por la Unión Africana (UA), para resolver la disputa sobre la hidroeléctrica que reunió a los Ministros de Negocios Extranjeros y del Agua de los tres países se reunieron 'online', por segunda vez en una semana, para intentar encontrar un abordaje para retomar las conversaciones centradas en el embase y funcionamiento de la Gran Hidroeléctrica Renacentista de Etiopía.

En la reunión de domingo, realizada por videoconferencia, los tres países no consiguieron encontrar un terreno común para avanzar más, "debido a divergencias sobre cómo retomar las conversaciones y los aspetos procesuales relacionados con la negociación", dijo el Ministerio egipcio de los Negocios Extranjeros en comunicado.

El Cairo y Addis Abeba rechazaron la propuesta de Sudán, afirmo el Ministerio egipcio de los Negocios Extranjeros.

El Ministerio etiope de los Negocios Extranjeros también dijo que Sudán rechazó una propuesta de Sudáfrica para reunirse separadamente con expertos de la UA, insistiendo en aumentar primero el papel de los expertos.

El ministro sudanés de Irrigación, Yasser Abbas, dijo que su gobierno insiste en maximizar el papel de los expertos de la UA, para que estos faciliten las negociaciones y llenen las lagunas entre los tres países, de acuerdo con la agencia de noticias SUNA, dirigida por el Estado sudanés.

En Noviembre, Sudán boicotó las conversaciones, convocadas por Sudáfrica, país que tiene actualmente la presidencia rotativa de la UA, y argumentó que el abordaje negocial para resolver la disputa se reveló infructífera.

Las cuestiones claves en las negociaciones continúan siendo la cantidad de agua que  Etiopía va a liberar, si ocurrir una sequía de varios años, y como es que los tres países van a resolver cuaquier disputas futuras. Egipto y Sudán llamaron a un acuerdo jurídicamente vinculativo sobre embase y funcionamiento de la hidroeléctrica, mientras que Etiopía insiste en directrices.

Etiopía está construyendo la hidroeléctrica en el Nilo Azul, que se junta al Nilo Blanco en Sudán para formar el río Nilo, y cerca de 85 por ciento del caudal del río proviene de Etiopía. Las autoridades esperan que la hidroeléctrica, ahora más de tres cuartos completa, alcance la plena capacidad generadora de energía en 2023, ayudando a tirar millones de personas de la pobreza.

Egipto, el país más populoso del mundo árabe, con más de 100 millones de habitantes, considera la hidroeléctrica una amenaza existencial y recela que reduzca su cuota de agua del Nilo. Este país depende casi enteramente del Nilo para suministrar agua a la agricultura y a su población.

Sudán, entre Etiopía y Egipto, advierte que la hidroeléctrica afectaría sus propias hidroeléctricas, aunque el país pueda beneficiarse del acceso a posibl eletricidad barata.

En la reunión de domingo, realizada por videoconferencia, los tres países no consiguieron encontrar un terreno común para avanzar más, "debido a divergencias sobre cómo retomar las conversaciones y los aspetos procesuales relacionados con la negociación", dijo el Ministerio egipcio de los Negocios Extranjeros en comunicado.

El Cairo y Addis Abeba rechazaron la propuesta de Sudán, afirmo el Ministerio egipcio de los Negocios Extranjeros.

El Ministerio etiope de los Negocios Extranjeros también dijo que Sudán rechazó una propuesta de Sudáfrica para reunirse separadamente con expertos de la UA, insistiendo en aumentar primero el papel de los expertos.

El ministro sudanés de Irrigación, Yasser Abbas, dijo que su gobierno insiste en maximizar el papel de los expertos de la UA, para que estos faciliten las negociaciones y llenen las lagunas entre los tres países, de acuerdo con la agencia de noticias SUNA, dirigida por el Estado sudanés.

En Noviembre, Sudán boicotó las conversaciones, convocadas por Sudáfrica, país que tiene actualmente la presidencia rotativa de la UA, y argumentó que el abordaje negocial para resolver la disputa se reveló infructífera.

Las cuestiones claves en las negociaciones continúan siendo la cantidad de agua que  Etiopía va a liberar, si ocurrir una sequía de varios años, y como es que los tres países van a resolver cuaquier disputas futuras. Egipto y Sudán llamaron a un acuerdo jurídicamente vinculativo sobre embase y funcionamiento de la hidroeléctrica, mientras que Etiopía insiste en directrices.

Etiopía está construyendo la hidroeléctrica en el Nilo Azul, que se junta al Nilo Blanco en Sudán para formar el río Nilo, y cerca de 85 por ciento del caudal del río proviene de Etiopía. Las autoridades esperan que la hidroeléctrica, ahora más de tres cuartos completa, alcance la plena capacidad generadora de energía en 2023, ayudando a tirar millones de personas de la pobreza.

Egipto, el país más populoso del mundo árabe, con más de 100 millones de habitantes, considera la hidroeléctrica una amenaza existencial y recela que reduzca su cuota de agua del Nilo. Este país depende casi enteramente del Nilo para suministrar agua a la agricultura y a su población.

Sudán, entre Etiopía y Egipto, advierte que la hidroeléctrica afectaría sus propias hidroeléctricas, aunque el país pueda beneficiarse del acceso a posibl eletricidad barata.