Guterres pide liberación de centenas de niños secuestrados en Nigeria

  • Antonio Guterres,  Secretario Geral da ONU
Nueva York - El secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó este martes a la liberación "inmediata" de centenas de niños secuestrados en una escuela del noroeste de Nigeria, condenó el ataque y pidió a las autoridades nigerianas para llevar a los autores a justicia.

En una nota, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió "la liberación inmediata de los niños del estado de Katsina", secuestrados el viernes, en el noroeste del país, en la frontera con Níger, reveló el ONU News, periódico oficial de las Naciones Unidas.

"Los niños tienen que regresar inmediatamente a las familias", afirmló António Guterres en la misma nota, recodando que ataques a escuelas y otras instituciones educativas son "una grave violación dos derechos humanos".

Al mismo tiempo, el secretario general de la ONU exhortó a las autoridades de Nigeria para que lleven a los autores del crimen a la justicia.

Guterres reafirmó también el apoyo de la ONU al Gobierno y al pueblo nigeriano "en la lucha contra el terrorismo, el extremismo islámico y el crimen organizado".

Entre tanto, según la agencia de noticias Associated Press, la ansiedad está creciendo entre los padres de las centenas de alumnos que continúan desaparecidos tres días después del ataque.

Más de 300 estudiantes están desaparecidos desde el ataque a la Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno, un establecimiento de educación para muchachos, en Kankara, el viernes por la noche, dijo el gobernador de Katsina, Aminu Masari.

Una operación conjunta de rescate fue lancada sábado por la policía, fuerza aérea y Ejército de Nigeria, de acuerdo con el Gobierno.

La escuela que sufrió el ataque tiene más de 600 alumnos.

Salish Masi dijo que dos de sus hijos están entre los alumnos que aún están desaparecidos.

 

 

En una nota, el secretario general de la ONU, António Guterres, pidió "la liberación inmediata de los niños del estado de Katsina", secuestrados el viernes, en el noroeste del país, en la frontera con Níger, reveló el ONU News, periódico oficial de las Naciones Unidas.

"Los niños tienen que regresar inmediatamente a las familias", afirmló António Guterres en la misma nota, recodando que ataques a escuelas y otras instituciones educativas son "una grave violación dos derechos humanos".

Al mismo tiempo, el secretario general de la ONU exhortó a las autoridades de Nigeria para que lleven a los autores del crimen a la justicia.

Guterres reafirmó también el apoyo de la ONU al Gobierno y al pueblo nigeriano "en la lucha contra el terrorismo, el extremismo islámico y el crimen organizado".

Entre tanto, según la agencia de noticias Associated Press, la ansiedad está creciendo entre los padres de las centenas de alumnos que continúan desaparecidos tres días después del ataque.

Más de 300 estudiantes están desaparecidos desde el ataque a la Escuela Secundaria de Ciencias del Gobierno, un establecimiento de educación para muchachos, en Kankara, el viernes por la noche, dijo el gobernador de Katsina, Aminu Masari.

Una operación conjunta de rescate fue lancada sábado por la policía, fuerza aérea y Ejército de Nigeria, de acuerdo con el Gobierno.

La escuela que sufrió el ataque tiene más de 600 alumnos.

Salish Masi dijo que dos de sus hijos están entre los alumnos que aún están desaparecidos.