Malí: Vicepresidente depone al presidente y garantiza elecciones en 2022

  • Bandera de Malí
Bamako - El vicepresidente de transición en Mali, coronel Assimi Goita, anunció hoy que ha destituido a su superior, el presidente Bah Ndaw, así como al primer ministro, Moctar Ouané, asegurando que "el proceso de transición sigue su curso" y que serán elecciones en 2022.

En un comunicado leído en la televisión nacional, Goita, quien encabezó el golpe militar en Agosto de 2020, intentó dar una idea de normalidad invitando al pueblo maliense a "continuar libremente con sus ocupaciones".

El coronel insistió en el "compromiso infalible" de las fuerzas armadas malienses de defender la seguridad del país, pero no dio detalles del paradero del presidente y del primer ministro, detenidos el lunes.

Luego de varias horas de anticipación desde la detención de Ndaw y Ouané, el comunicado del vicepresidente Goita explica que los motivos de esta acción se derivan de una "crisis de muchos meses a nivel nacional", en referencia a las huelgas y varias manifestaciones convocadas en el país por las autoridades sociales y actores políticos.

La detención de Ndaw y Ouané se produjo horas después del anuncio de la composición de un nuevo gobierno formado por el primer ministro, que, según varias fuentes, provocó malestar entre los líderes del golpe militar por la exclusión de dos comandantes militares.

Assimi Goita también indicó que "el proceso de transición seguirá su curso normal y que las elecciones previstas se llevarán a cabo durante 2022".

El coronel Goita, jefe de las fuerzas armadas que derrocó al presidente electo Ibrahim Boubacar Keita el 18 de Agosto de 2020, culpó al presidente Bah Ndaw y al primer ministro Moctar Ouane de formar un nuevo gobierno sin consultarlo a pesar de ser responsable de Defensa y Seguridad, crucial áreas del país.

"Tal movimiento demuestra un claro deseo por parte del presidente y el primer ministro de transición de violar la carta de transición (...), con una clara intención de sabotear la transición", dijo.

La carta, escrita en gran parte por los coroneles, es un texto de referencia de la transición que supuestamente devolverá a los civiles al poder.

El coronel Goita dijo que, en este contexto, estaba "obligado a actuar" y a quitar "sus prerrogativas" al Presidente, al Primer Ministro ya todos los involucrados en esta situación.

 

En un comunicado leído en la televisión nacional, Goita, quien encabezó el golpe militar en Agosto de 2020, intentó dar una idea de normalidad invitando al pueblo maliense a "continuar libremente con sus ocupaciones".

El coronel insistió en el "compromiso infalible" de las fuerzas armadas malienses de defender la seguridad del país, pero no dio detalles del paradero del presidente y del primer ministro, detenidos el lunes.

Luego de varias horas de anticipación desde la detención de Ndaw y Ouané, el comunicado del vicepresidente Goita explica que los motivos de esta acción se derivan de una "crisis de muchos meses a nivel nacional", en referencia a las huelgas y varias manifestaciones convocadas en el país por las autoridades sociales y actores políticos.

La detención de Ndaw y Ouané se produjo horas después del anuncio de la composición de un nuevo gobierno formado por el primer ministro, que, según varias fuentes, provocó malestar entre los líderes del golpe militar por la exclusión de dos comandantes militares.

Assimi Goita también indicó que "el proceso de transición seguirá su curso normal y que las elecciones previstas se llevarán a cabo durante 2022".

El coronel Goita, jefe de las fuerzas armadas que derrocó al presidente electo Ibrahim Boubacar Keita el 18 de Agosto de 2020, culpó al presidente Bah Ndaw y al primer ministro Moctar Ouane de formar un nuevo gobierno sin consultarlo a pesar de ser responsable de Defensa y Seguridad, crucial áreas del país.

"Tal movimiento demuestra un claro deseo por parte del presidente y el primer ministro de transición de violar la carta de transición (...), con una clara intención de sabotear la transición", dijo.

La carta, escrita en gran parte por los coroneles, es un texto de referencia de la transición que supuestamente devolverá a los civiles al poder.

El coronel Goita dijo que, en este contexto, estaba "obligado a actuar" y a quitar "sus prerrogativas" al Presidente, al Primer Ministro ya todos los involucrados en esta situación.