Ex soldados reciben tractores agrícolas

  • Cunene: entrega de tractores às cooperativas de ex-militares
Ondjiva - Siete ex cooperativas militares de la provincia de Cunene se beneficiaron este martes de ocho tractores y sus respectivos implementos.

La provincia de Cunene cuenta con ocho mil 235 ex soldados, la mitad de los cuales ya están integrados en ocho cooperativas, distribuidas en los municipios de Cahama, Ombadja, Namacunde, Curoca y Cuvelai, que ya vienen recibiendo apoyo en los sectores agrícola y ganadero y artes y oficios.

Las organizaciones beneficiarias producen mijo, sorgo, maíz, frijoles, zapallo, camote y reno, caña de azúcar y hortalizas, que se utilizan para el sustento y comercialización familiar.

En la ocasión, el secretario de Estado de Acción Social, Lúcio Gonçalves Amaral, subrayó que la entrega de los medios resulta de la promesa hecha en 2020, por el Presidente de la República, João Lourenço, sobre la distribución de tractores a las cooperativas de ex -personal militar en las 18 provincias del país.

Explicó que el equipo distribuido viene a reemplazar el trabajo agrícola que realizan los campesinos, de forma manual, con azadones y tracción animal, con el fin de incrementar los niveles de producción.

Lúcio Amaral informó que las ex cooperativas militares pueden apoyar, con estos medios, los campos agrícolas y las comunidades aledañas, con el fin de incrementar también su producción.

A su vez, el gobernador en funciones de Cunene, Apolo Ndinoulenga, dijo que la acción es una medida para impulsar la diversificación de la economía, combatir la pobreza y garantizar la seguridad alimentaria de las familias.

Afirmó que el gesto del Ejecutivo angoleño responde al compromiso de reintegración de los ex soldados, con miras a otorgar dignidad a los defensores de la soberanía, la paz, la democracia y el desarrollo nacional del país.

“Vamos a asumir el compromiso de seguir el proceso productivo de las cooperativas contemplado con los tractores, para que el objetivo sea efectivamente alcanzado”, afirmó.

Apolo Ndinoulenga aconsejó a otros ex soldados que se organizaran en cooperativas, aglutinando procesos para tal fin, en las instituciones apropiadas y la legalización de sus tierras, para no quedarse afuera en el próximo apoyo.

Después de Cunene, le sigue la provincia de Namibe, en un reparto que ya se ha dado en Bengo, Cuanza Norte, Malanje, Huila, Cuanza Sur, Benguela, Huambo, Huila, Bie y Cuando Cubango.

Los medios son parte de un lote de 500 tractores, que el Ejecutivo se ha comprometido a distribuir a las cooperativas agrícolas de ex soldados.

La provincia de Cunene cuenta con ocho mil 235 ex soldados, la mitad de los cuales ya están integrados en ocho cooperativas, distribuidas en los municipios de Cahama, Ombadja, Namacunde, Curoca y Cuvelai, que ya vienen recibiendo apoyo en los sectores agrícola y ganadero y artes y oficios.

Las organizaciones beneficiarias producen mijo, sorgo, maíz, frijoles, zapallo, camote y reno, caña de azúcar y hortalizas, que se utilizan para el sustento y comercialización familiar.

En la ocasión, el secretario de Estado de Acción Social, Lúcio Gonçalves Amaral, subrayó que la entrega de los medios resulta de la promesa hecha en 2020, por el Presidente de la República, João Lourenço, sobre la distribución de tractores a las cooperativas de ex -personal militar en las 18 provincias del país.

Explicó que el equipo distribuido viene a reemplazar el trabajo agrícola que realizan los campesinos, de forma manual, con azadones y tracción animal, con el fin de incrementar los niveles de producción.

Lúcio Amaral informó que las ex cooperativas militares pueden apoyar, con estos medios, los campos agrícolas y las comunidades aledañas, con el fin de incrementar también su producción.

A su vez, el gobernador en funciones de Cunene, Apolo Ndinoulenga, dijo que la acción es una medida para impulsar la diversificación de la economía, combatir la pobreza y garantizar la seguridad alimentaria de las familias.

Afirmó que el gesto del Ejecutivo angoleño responde al compromiso de reintegración de los ex soldados, con miras a otorgar dignidad a los defensores de la soberanía, la paz, la democracia y el desarrollo nacional del país.

“Vamos a asumir el compromiso de seguir el proceso productivo de las cooperativas contemplado con los tractores, para que el objetivo sea efectivamente alcanzado”, afirmó.

Apolo Ndinoulenga aconsejó a otros ex soldados que se organizaran en cooperativas, aglutinando procesos para tal fin, en las instituciones apropiadas y la legalización de sus tierras, para no quedarse afuera en el próximo apoyo.

Después de Cunene, le sigue la provincia de Namibe, en un reparto que ya se ha dado en Bengo, Cuanza Norte, Malanje, Huila, Cuanza Sur, Benguela, Huambo, Huila, Bie y Cuando Cubango.

Los medios son parte de un lote de 500 tractores, que el Ejecutivo se ha comprometido a distribuir a las cooperativas agrícolas de ex soldados.