Mujeres de Benguela piden más atención al campo

  • Primeiro secretário do MPLA em Benguela, Luís Nunes.
Benguela - Las campesinas de la provincia de Benguela pidieron este martes ser incluidas en los programas del gobierno local, en el sector agrícola, para mejorar la situación social de las familias vulnerables.

Esta posición fue expresada en la ciudad de Benguela, durante una reunión de consulta del primer secretario provincial del MPLA, Luís Nunes, con mujeres de diversos estratos sociales afiliados a la OMA, en los diez municipios de la provincia.

Unánimes de que la situación social de las familias empeora cada día, los activistas de OMA pidieron al gobierno de Benguela que facilite el acceso de las mujeres rurales a la tierra, los insumos agrícolas y el crédito bancario, con el fin de aumentar la producción de alimentos.

Entre las sugerencias de las mujeres están la lucha contra el hambre y la pobreza, la rehabilitación de caminos de acceso al campo, la revisión del precio de la canasta básica de alimentos, los recursos de trabajo para las parteras tradicionales y el pago de subsidios vencidos a los alfabetizadores.

Al caracterizar la realidad de la mujer rural como difícil, las participantes reconocieron, sin embargo, el arduo trabajo de la mujer campesina en la lucha contra el hambre, por lo que solicitaron el apoyo del gobierno con más medios de producción.

La falta de insumos agrícolas también preocupa a quienes viven en Cubal. Así lo dice la campesina Florinda Vita, quien solicita motobombas, mangueras de riego, tractores, fertilizantes y semillas, para reactivar los campos agrícolas.

Similar opinión tiene Victória Kachivanguissa, quien considera a la mujer rural un pilar de la seguridad alimentaria de las familias y que, si se apoya con insumos agrícolas, tendrá más coraje para producir más y mejor.

Adália Poças se queja de la falta de energía como principal obstáculo ante diversas iniciativas empresariales en el sector de la producción de sal, como el crédito bancario para asociaciones de mujeres vendedoras de sal, pescado y campesinas en Bahía Farta.

Juliana de Almeida dice que la agricultura en el municipio de Benguela va de mal en peor, dadas las dificultades para adquirir semillas y la "ola" de asaltos a los campos de cultivo por parte de delincuentes.

La joven Manuela Kamolakamwe defiende cursos de emprendimiento, incluido corte-costura y equipo, para que las mujeres puedan crear puestos de trabajo para otros ciudadanos que aún se suman a las estadísticas de desempleo.

Urânia Neves, de la secretaría municipal de OMA en Benguela, defiende la adhesión de las mujeres a la formación en agronegocios, para que puedan empezar a transformar los productos rurales, con el objetivo de incrementar los ingresos familiares para afrontar los retos actuales.

Sin embargo, la secretaria provincial de la OMA en Benguela, Maria da Graça António, cree que la inauguración de la primera secretaria del MPLA es una señal muy positiva, en la búsqueda de soluciones a las diversas dificultades que aún aquejan a las mujeres.

El primer secretario provincial, Luís Nunes, señaló que los encuentros con organizaciones sociales tienen como objetivo dialogar y escuchar a las mujeres y, en conjunto, tratar de solucionar sus problemas y los de la estructura femenina del partido.

Esta posición fue expresada en la ciudad de Benguela, durante una reunión de consulta del primer secretario provincial del MPLA, Luís Nunes, con mujeres de diversos estratos sociales afiliados a la OMA, en los diez municipios de la provincia.

Unánimes de que la situación social de las familias empeora cada día, los activistas de OMA pidieron al gobierno de Benguela que facilite el acceso de las mujeres rurales a la tierra, los insumos agrícolas y el crédito bancario, con el fin de aumentar la producción de alimentos.

Entre las sugerencias de las mujeres están la lucha contra el hambre y la pobreza, la rehabilitación de caminos de acceso al campo, la revisión del precio de la canasta básica de alimentos, los recursos de trabajo para las parteras tradicionales y el pago de subsidios vencidos a los alfabetizadores.

Al caracterizar la realidad de la mujer rural como difícil, las participantes reconocieron, sin embargo, el arduo trabajo de la mujer campesina en la lucha contra el hambre, por lo que solicitaron el apoyo del gobierno con más medios de producción.

La falta de insumos agrícolas también preocupa a quienes viven en Cubal. Así lo dice la campesina Florinda Vita, quien solicita motobombas, mangueras de riego, tractores, fertilizantes y semillas, para reactivar los campos agrícolas.

Similar opinión tiene Victória Kachivanguissa, quien considera a la mujer rural un pilar de la seguridad alimentaria de las familias y que, si se apoya con insumos agrícolas, tendrá más coraje para producir más y mejor.

Adália Poças se queja de la falta de energía como principal obstáculo ante diversas iniciativas empresariales en el sector de la producción de sal, como el crédito bancario para asociaciones de mujeres vendedoras de sal, pescado y campesinas en Bahía Farta.

Juliana de Almeida dice que la agricultura en el municipio de Benguela va de mal en peor, dadas las dificultades para adquirir semillas y la "ola" de asaltos a los campos de cultivo por parte de delincuentes.

La joven Manuela Kamolakamwe defiende cursos de emprendimiento, incluido corte-costura y equipo, para que las mujeres puedan crear puestos de trabajo para otros ciudadanos que aún se suman a las estadísticas de desempleo.

Urânia Neves, de la secretaría municipal de OMA en Benguela, defiende la adhesión de las mujeres a la formación en agronegocios, para que puedan empezar a transformar los productos rurales, con el objetivo de incrementar los ingresos familiares para afrontar los retos actuales.

Sin embargo, la secretaria provincial de la OMA en Benguela, Maria da Graça António, cree que la inauguración de la primera secretaria del MPLA es una señal muy positiva, en la búsqueda de soluciones a las diversas dificultades que aún aquejan a las mujeres.

El primer secretario provincial, Luís Nunes, señaló que los encuentros con organizaciones sociales tienen como objetivo dialogar y escuchar a las mujeres y, en conjunto, tratar de solucionar sus problemas y los de la estructura femenina del partido.