Angola marca su 5ª presencia en el mundial masculino

  • Seleccionador nacional sénior masculino de balonmano, José Pereira “ Kido“
Luanda - La selección nacional sénior masculina de balonmano inicia el viernes (15), en Egipto, la quinta participación en un mundial de la categoría, con un partido contra Qatar, sin presencia de público, debido al Covid-19.

Tras una preparación limitada, sin ningún juego de control, la selección angoleña, técnicamente guiada por José Pereira “Kidó”, está presente en esta 27ª edición de la prueba, sin grandes ambiciones, aunque con el objetivo de mejorar la clasificación anterior (23 y penúltima posición).

La actual edición, que tendrá lugar del 13 al 31 del mes en curso, cuenta con la participación de 32 equipos, por lo que el objetivo de los "siete" nacionales apenas se nota.

Sin embargo, Angola debutó en estos partidos en 2005, casualmente en un campeonato del mundo celebrado en África (Túnez), en el que obtuvo el puesto 20, por cierto, su mejor clasificación, en un campeonato ganado por España.

Dos años después, el país ocupó el puesto 21º en la competición alemana, en 2007, ganado precisamente por los anfitriones, y observó un parón de diez años, hasta que, en 2017, estuvo presente en la Copa de Francia, cayendo en el 24 y última posición, en la que sigue siendo la peor campaña. Los franceses habían ganado la prueba.

En 2019, la selección angoleña no pasó del penúltimo puesto, también entre 24 competidores, en el campeonato coorganizado por Alemania y Dinamarca, siendo esta última la ganadora.

En la presente competición, Angola forma parte del Grupo C, donde además de Catar competirá por el paso a la segunda etapa con Croacia, el día 17, y con Japón, el día 19 de este mes, en el Pabellón Borg El Arab.

El campeonato arranca esta tarde (17 horas), con el desafío Egipto-Chile, en el Palacio de Deportes de El Cairo.

Dinamarca es el poseedor del trofeo.

Tras una preparación limitada, sin ningún juego de control, la selección angoleña, técnicamente guiada por José Pereira “Kidó”, está presente en esta 27ª edición de la prueba, sin grandes ambiciones, aunque con el objetivo de mejorar la clasificación anterior (23 y penúltima posición).

La actual edición, que tendrá lugar del 13 al 31 del mes en curso, cuenta con la participación de 32 equipos, por lo que el objetivo de los "siete" nacionales apenas se nota.

Sin embargo, Angola debutó en estos partidos en 2005, casualmente en un campeonato del mundo celebrado en África (Túnez), en el que obtuvo el puesto 20, por cierto, su mejor clasificación, en un campeonato ganado por España.

Dos años después, el país ocupó el puesto 21º en la competición alemana, en 2007, ganado precisamente por los anfitriones, y observó un parón de diez años, hasta que, en 2017, estuvo presente en la Copa de Francia, cayendo en el 24 y última posición, en la que sigue siendo la peor campaña. Los franceses habían ganado la prueba.

En 2019, la selección angoleña no pasó del penúltimo puesto, también entre 24 competidores, en el campeonato coorganizado por Alemania y Dinamarca, siendo esta última la ganadora.

En la presente competición, Angola forma parte del Grupo C, donde además de Catar competirá por el paso a la segunda etapa con Croacia, el día 17, y con Japón, el día 19 de este mes, en el Pabellón Borg El Arab.

El campeonato arranca esta tarde (17 horas), con el desafío Egipto-Chile, en el Palacio de Deportes de El Cairo.

Dinamarca es el poseedor del trofeo.