Baloncesto: Malanje acoge la Supercopa seis años después

  • Jogo de basquetebol (Arquivo)
Luanda - Los equipos sénior femenino del 1º de Agosto e Interclube compiten el sábado, en la ciudad de Malanje, por la Supercopa de baloncesto (edición 2021), en el regreso de la competencia al pabellón Palanca Negra Gigante, seis años después de la realización de la prueba en masculino.

Con nueve trofeos cada uno, a los "militares" y "policías" se les encomendó, por parte de la federación angoleña del deporte, la misión de devolver las emociones del balón a la canasta a Malanje, en un momento en el que la igualdad en el ranking de la competencia entre los principales emblemas del baloncesto femenino del país.

Con el inicio programado para las 4 de la tarde, el partido inaugural de la temporada involucra al ganador del Campeonato Nacional y Copa de Angola (Interclube) y al finalista de copa derrotado (1º de Agosto), quienes solo deben ser asistidos en persona por el 10 por ciento de público (300 personas), el aforo del pabellón (3.000 espectadores), en cumplimiento de las medidas de bioseguridad del Covid-19.

El potencial técnico-táctico de ambos conjuntos, así como la capacidad individual de sus jugadores, augura un partido equilibrado en el reencuentro, una semana después de la “apretada” victoria de los “Agustinos” en la final del campeonato provincial de Luanda (54 -52).

Por un lado, Jaime Covilhã está al mando técnico y por otro, Apolinário Paquete, dos entrenadores experimentados que llevan mucho tiempo guiando a sus equipos, se conocen bien y tratan de hacer todo lo posible para superar la competencia.

La Supercopa femenina arrancó en la temporada 2000/2001 con la consagración del Desportivo de Nocal, hoy extinto.

El pabellón Malanje fue construido en 2013 y acogió, entre otras actividades, el torneo internacional de hockey sobre patines Zé Dú, en el mismo año, y la edición 2015 de la Supercopa Wlademiro Romero de baloncesto.

Con nueve trofeos cada uno, a los "militares" y "policías" se les encomendó, por parte de la federación angoleña del deporte, la misión de devolver las emociones del balón a la canasta a Malanje, en un momento en el que la igualdad en el ranking de la competencia entre los principales emblemas del baloncesto femenino del país.

Con el inicio programado para las 4 de la tarde, el partido inaugural de la temporada involucra al ganador del Campeonato Nacional y Copa de Angola (Interclube) y al finalista de copa derrotado (1º de Agosto), quienes solo deben ser asistidos en persona por el 10 por ciento de público (300 personas), el aforo del pabellón (3.000 espectadores), en cumplimiento de las medidas de bioseguridad del Covid-19.

El potencial técnico-táctico de ambos conjuntos, así como la capacidad individual de sus jugadores, augura un partido equilibrado en el reencuentro, una semana después de la “apretada” victoria de los “Agustinos” en la final del campeonato provincial de Luanda (54 -52).

Por un lado, Jaime Covilhã está al mando técnico y por otro, Apolinário Paquete, dos entrenadores experimentados que llevan mucho tiempo guiando a sus equipos, se conocen bien y tratan de hacer todo lo posible para superar la competencia.

La Supercopa femenina arrancó en la temporada 2000/2001 con la consagración del Desportivo de Nocal, hoy extinto.

El pabellón Malanje fue construido en 2013 y acogió, entre otras actividades, el torneo internacional de hockey sobre patines Zé Dú, en el mismo año, y la edición 2015 de la Supercopa Wlademiro Romero de baloncesto.