Ministra destaca el orgullo de los angoleños por el 14 ° título africano

  • Momento da recepção às campeãs africanas
Luanda - Angola debe enorgullecerse de otra hazaña heroica de sus hijas del balonmano, en estos tiempos convulsos y marcados por diferentes desafíos, dijo hoy (lunes) en Luanda, la ministra de Estado para el Área Social, Carolina Cerqueira.

En el homenaje a las campeonas africanas, en el Memorial António Agostinho Neto, Carolina Cerqueira dijo que ganar el 14 ° título continental es una respuesta de los angoleños a los desafíos, a expensas del trabajo organizado, el espíritu de equipo y el esfuerzo individual.

“En nombre del Presidente de la República, João Manuel Gonçalves Lourenço, felicito a cada uno de ustedes ya todo el equipo técnico, elevando el patriotismo de un pueblo resiliente capaz de invicto”, enfatizó.

Refirió que el ejemplo de los campeones debe impulsar la ambición de más jóvenes, en querer crecer y luchar por la excelencia, agregando que un país se forja con talento, acompañado de tenacidad, disciplina y dedicación.

Acompañado de los ministros de Estado y Jefe de la Casa de Seguridad del Presidente de la República, Francisco Furtado, de Juventud y Deportes y de Administración Pública, Trabajo y Seguridad Social, respectivamente, Ana do Sacramento Neto y Teresa Dias, dijo Carolina Cerqueira fue una victoria de sacrificios, por las dificultades que impone la vida.

Destacó que ante tales desórdenes, agravados por la situación de la pandemia Covid-19, que viene afectando la práctica deportiva, los deportistas resistieron todos los obstáculos y vicisitudes y ahora son campeones africanos, por decimocuarta vez.

Para la ministra, el triunfo demuestra que, además de talento, los jugadores tienen constancia, disciplina, dedicación y son verdaderos guerreros, y no es casualidad que los llamen perlas.

“Con este logro, hemos ampliado nuestra vocación ganadora casi sin interrupciones, después, como revela el récord de nuestra historia, en 15 finales disputadas, solo una vez Angola no se llevó la Copa a casa”, recordó.

Para alzarse con el título, la selección venció al país anfitrión, Camerún, por 25-15 en la final, en una competición disputada en el Pabellón de Deportes, también clasificatoria para el Mundial de Diciembre, en el Reino de España.

En el homenaje a las campeonas africanas, en el Memorial António Agostinho Neto, Carolina Cerqueira dijo que ganar el 14 ° título continental es una respuesta de los angoleños a los desafíos, a expensas del trabajo organizado, el espíritu de equipo y el esfuerzo individual.

“En nombre del Presidente de la República, João Manuel Gonçalves Lourenço, felicito a cada uno de ustedes ya todo el equipo técnico, elevando el patriotismo de un pueblo resiliente capaz de invicto”, enfatizó.

Refirió que el ejemplo de los campeones debe impulsar la ambición de más jóvenes, en querer crecer y luchar por la excelencia, agregando que un país se forja con talento, acompañado de tenacidad, disciplina y dedicación.

Acompañado de los ministros de Estado y Jefe de la Casa de Seguridad del Presidente de la República, Francisco Furtado, de Juventud y Deportes y de Administración Pública, Trabajo y Seguridad Social, respectivamente, Ana do Sacramento Neto y Teresa Dias, dijo Carolina Cerqueira fue una victoria de sacrificios, por las dificultades que impone la vida.

Destacó que ante tales desórdenes, agravados por la situación de la pandemia Covid-19, que viene afectando la práctica deportiva, los deportistas resistieron todos los obstáculos y vicisitudes y ahora son campeones africanos, por decimocuarta vez.

Para la ministra, el triunfo demuestra que, además de talento, los jugadores tienen constancia, disciplina, dedicación y son verdaderos guerreros, y no es casualidad que los llamen perlas.

“Con este logro, hemos ampliado nuestra vocación ganadora casi sin interrupciones, después, como revela el récord de nuestra historia, en 15 finales disputadas, solo una vez Angola no se llevó la Copa a casa”, recordó.

Para alzarse con el título, la selección venció al país anfitrión, Camerún, por 25-15 en la final, en una competición disputada en el Pabellón de Deportes, también clasificatoria para el Mundial de Diciembre, en el Reino de España.