Acuerdo de Protección Recíproca entre Angola y China en fase terminal

Changsha - El embajador de Angola en China, João Salvador dos Santos Neto, dijo este jueves, que el Acuerdo de Protección Recíproca de inversiones entre los dos países se encuentra en una fase terminal.

João Salvador dos Santos, quien intervino en la ceremonia de apertura del Consejo de Promoción Económica y Comercial entre China y África, celebrada en Changsha, capital de la provincia de Hunan, dijo que técnicos de ambos países están ultimando los detalles del mencionado acuerdo que forma parte de los instrumentos legales de alcance bilateral para la facilitación de inversiones.

Los dos países tienen un acuerdo bilateral que evita la doble imposición y las instituciones angoleñas han introducido, en los últimos tres años, otras reformas de carácter general, que garantizan mayor dinamismo, seguridad y menos trámites burocráticos.

El país cuenta con nuevos instrumentos legales desde 2018, incluida la Ley de Inversión Privada, la Ley de Competencia, disposiciones que hacen que el entorno empresarial sea más favorable para la inversión en Angola.

El diplomático explicó estas leyes, introduciendo el concepto de libre competencia en el mercado angoleño, eliminando los monopolios y la obligación de asociarse con nacionales y garantizando la repatriación del capital invertido.

João Salvador dos Santos recordó el potencial en los sectores de la economía y que puede constituir la base para una cooperación amplia y diversificada con Angola.

El diplomático señaló, como opciones, que los chinos inviertan en Angola la creación de una empresa bajo la ley angoleña y realicen sus inversiones directamente, sin necesidad de una alianza nacional, para establecer una alianza con una empresa angoleña, con un proyecto o infraestructura que requiera inversión en perspectiva de expansión y modernización y adquisición de empresas estatales o activos en diversos sectores de la economía de las 195 unidades en proceso de privatización total o parcial al 2022.

Por su parte, el vicegobernador de la provincia de Hunan, He Baoxiang, alentó a los empresarios chinos a ayudar a África a explorar y transformar sus recursos naturales, industrializar y desarrollar el continente, sobre la base de un principio de ganancias recíprocas.

Changsha se encuentra a 1.476 kilómetros al sur de Beijing, la capital de China, y cerca de 20 empresas chinas que figuran en Fortune 500 este año tienen su sede en esa ciudad.

João Salvador dos Santos, quien intervino en la ceremonia de apertura del Consejo de Promoción Económica y Comercial entre China y África, celebrada en Changsha, capital de la provincia de Hunan, dijo que técnicos de ambos países están ultimando los detalles del mencionado acuerdo que forma parte de los instrumentos legales de alcance bilateral para la facilitación de inversiones.

Los dos países tienen un acuerdo bilateral que evita la doble imposición y las instituciones angoleñas han introducido, en los últimos tres años, otras reformas de carácter general, que garantizan mayor dinamismo, seguridad y menos trámites burocráticos.

El país cuenta con nuevos instrumentos legales desde 2018, incluida la Ley de Inversión Privada, la Ley de Competencia, disposiciones que hacen que el entorno empresarial sea más favorable para la inversión en Angola.

El diplomático explicó estas leyes, introduciendo el concepto de libre competencia en el mercado angoleño, eliminando los monopolios y la obligación de asociarse con nacionales y garantizando la repatriación del capital invertido.

João Salvador dos Santos recordó el potencial en los sectores de la economía y que puede constituir la base para una cooperación amplia y diversificada con Angola.

El diplomático señaló, como opciones, que los chinos inviertan en Angola la creación de una empresa bajo la ley angoleña y realicen sus inversiones directamente, sin necesidad de una alianza nacional, para establecer una alianza con una empresa angoleña, con un proyecto o infraestructura que requiera inversión en perspectiva de expansión y modernización y adquisición de empresas estatales o activos en diversos sectores de la economía de las 195 unidades en proceso de privatización total o parcial al 2022.

Por su parte, el vicegobernador de la provincia de Hunan, He Baoxiang, alentó a los empresarios chinos a ayudar a África a explorar y transformar sus recursos naturales, industrializar y desarrollar el continente, sobre la base de un principio de ganancias recíprocas.

Changsha se encuentra a 1.476 kilómetros al sur de Beijing, la capital de China, y cerca de 20 empresas chinas que figuran en Fortune 500 este año tienen su sede en esa ciudad.