África aboga por el apoyo al sector agrícola privado en la FAO

  • Agricultura
Roma - El Grupo Africano de la FAO defendió, este martes, en Roma, una mayor colaboración de esta organización con el sector privado para la reactivación y transformación de la producción agrícola en el continente.

La posición africana fue expresada por la delegación angoleña en una intervención presentada por la representante permanente de Angola ante la FAO, Maria de Fátima Jardim al abordar la “Estrategia de colaboración de la FAO con el sector privado 2021-2025”, durante la 165ª sesión del Consejo de la FAO, que se celebra del 30 de Noviembre al 4 de Diciembre de 2020, por videoconferencia.

La “Estrategia del Sector Privado 2012-2025” describe, en términos generales, los factores, mecanismos y acciones para un mejor uso y promoción del sector privado en la transformación de la producción agrícola, a través de alianzas. Abarca los sectores de la pequeña, mediana y gran empresa y la agricultura familiar.

En el comunicado, el representante angoleño dijo que “en África, el sector privado podrá desarrollarse con inversiones, desde la formación hasta la innovación, pasando por tecnologías, incluidas las digitales, con acceso a instituciones financieras, con el fin de potenciar el desarrollo y la organización con un impacto que se traduce en generación de empleo, mejora de las condiciones de vida de los agricultores y familias rurales.

Por otro lado, acogió con satisfacción los esfuerzos realizados por la FAO para actualizar la “Estrategia 2013”, teniendo en cuenta la evolución de los eventos, en particular el Covid-19, el cambio climático y la necesidad de adaptar la Estrategia a “ Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS)”.

Fátima Jardim indicó, en nombre de los diplomáticos africanos, que “la implementación de la Estrategia de la FAO en África debe tener en cuenta la visión de la Unión Africana y su “Agenda 2063”, la “Declaración de Malabo” y la “Declaración Ministerial Conjunta sobre el impacto del Covid-19, seguridad alimentaria y nutrición en África”.

Agregó que las estrategias regionales deben tomar en cuenta las especificidades de los países, respetar las leyes y prioridades nacionales, con el acuerdo previo de los gobiernos y salvaguardar los intereses del sector privado local.

El Grupo Africano propuso, por otro lado, la participación de las comunidades científicas de las diferentes regiones, para que las mayores preocupaciones de la comunidad internacional en la actualidad, como el efecto invernadero, la reducción del consumo de agua, energía, fertilizantes y plagas, entre otras, buscar las mejores soluciones y desarrollar una agricultura más racional, con menos gasto de recursos y menos contaminante.

Finalmente, los embajadores africanos coincidieron con los principios definidos en la “Estrategia del sector privado 2012-2025”, en particular la contribución a los ODS, el respeto de los valores de la FAO y las Naciones Unidas y la defensa de su reputación.

Angola fue elegida vicepresidenta del Consejo de la FAO, durante la 165ª sesión ordinaria de esta agencia de Naciones Unidas, inaugurada el lunes en Roma.

La delegación angoleña está encabezada por el Secretario de Estado de Agricultura, João Manuel Bartolomeu da Cunha.

La posición africana fue expresada por la delegación angoleña en una intervención presentada por la representante permanente de Angola ante la FAO, Maria de Fátima Jardim al abordar la “Estrategia de colaboración de la FAO con el sector privado 2021-2025”, durante la 165ª sesión del Consejo de la FAO, que se celebra del 30 de Noviembre al 4 de Diciembre de 2020, por videoconferencia.

La “Estrategia del Sector Privado 2012-2025” describe, en términos generales, los factores, mecanismos y acciones para un mejor uso y promoción del sector privado en la transformación de la producción agrícola, a través de alianzas. Abarca los sectores de la pequeña, mediana y gran empresa y la agricultura familiar.

En el comunicado, el representante angoleño dijo que “en África, el sector privado podrá desarrollarse con inversiones, desde la formación hasta la innovación, pasando por tecnologías, incluidas las digitales, con acceso a instituciones financieras, con el fin de potenciar el desarrollo y la organización con un impacto que se traduce en generación de empleo, mejora de las condiciones de vida de los agricultores y familias rurales.

Por otro lado, acogió con satisfacción los esfuerzos realizados por la FAO para actualizar la “Estrategia 2013”, teniendo en cuenta la evolución de los eventos, en particular el Covid-19, el cambio climático y la necesidad de adaptar la Estrategia a “ Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible (ODS)”.

Fátima Jardim indicó, en nombre de los diplomáticos africanos, que “la implementación de la Estrategia de la FAO en África debe tener en cuenta la visión de la Unión Africana y su “Agenda 2063”, la “Declaración de Malabo” y la “Declaración Ministerial Conjunta sobre el impacto del Covid-19, seguridad alimentaria y nutrición en África”.

Agregó que las estrategias regionales deben tomar en cuenta las especificidades de los países, respetar las leyes y prioridades nacionales, con el acuerdo previo de los gobiernos y salvaguardar los intereses del sector privado local.

El Grupo Africano propuso, por otro lado, la participación de las comunidades científicas de las diferentes regiones, para que las mayores preocupaciones de la comunidad internacional en la actualidad, como el efecto invernadero, la reducción del consumo de agua, energía, fertilizantes y plagas, entre otras, buscar las mejores soluciones y desarrollar una agricultura más racional, con menos gasto de recursos y menos contaminante.

Finalmente, los embajadores africanos coincidieron con los principios definidos en la “Estrategia del sector privado 2012-2025”, en particular la contribución a los ODS, el respeto de los valores de la FAO y las Naciones Unidas y la defensa de su reputación.

Angola fue elegida vicepresidenta del Consejo de la FAO, durante la 165ª sesión ordinaria de esta agencia de Naciones Unidas, inaugurada el lunes en Roma.

La delegación angoleña está encabezada por el Secretario de Estado de Agricultura, João Manuel Bartolomeu da Cunha.