Agricultores familiares con un refuerzo de USD 150 millones

  • Ministro da Agricultura e Pescas, António Francisco de Assis
Luanda - El subsector de la agricultura familiar cuenta con un refuerzo de USD 150 mil millones para incrementar la productividad agrícola, en el marco del Proyecto de Refuerzo de la Resiliencia de los Agricultores Familiares, presentado hoy en Luanda.

En el acto de inauguración, el ministro de Agricultura y Pesca, António Assis, destacó que el referido programa beneficiará, en total, a 218 mil familias, correspondientes a más de 1 millón de personas, 66 mil familias en el Sur y 152 mil en el norte. Angola.

El grupo objetivo, dijo, estará formado por familias de agricultores de bajos ingresos, miembros de cooperativas y asociaciones en el norte, mientras que en el sur el programa se centrará en las familias vulnerables a los choques climáticos para la transición de la recuperación a la resiliencia.

“Están previstas intervenciones en caminos terciarios, sistemas de riego y mercados rurales, formaciones en extensión, asistencia técnica y subsidios para subproyectos para la producción agrícola y animal”, dijo el Ministro de Agricultura y Pesca.

Agregó que también incluye un componente de formación y desarrollo institucional, que incluye la formación de capacitadores en escuelas de campo y apoyo al Instituto de Fomento Agrario (IDA), la construcción y rehabilitación de oficinas, dotación de medios de transporte y medios de trabajo.

Según él, el proyecto contribuirá a la transformación sostenible e inclusiva de la agricultura familiar, con el objetivo de aumentar los ingresos, mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, contribuir a la diversificación de la economía y la creación de empleo en las zonas rurales.

El director general del IDA, David Tunga, dijo que el proyecto abarcará 35 municipios en 7 provincias, a saber, Bengo, Zaire, Uije, Cuanza Norte, Benguela, Cunene y Namibe, con prioridad a las zonas agroecológicas (zonas ecológicas áridas), semiárido y subhúmedo).

Dijo que el Proyecto de Fomento de la Resiliencia de los Agricultores Familiares, financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), permitirá que las infraestructuras rurales generen resiliencia y aumenten la productividad.

En el acto de inauguración, el ministro de Agricultura y Pesca, António Assis, destacó que el referido programa beneficiará, en total, a 218 mil familias, correspondientes a más de 1 millón de personas, 66 mil familias en el Sur y 152 mil en el norte. Angola.

El grupo objetivo, dijo, estará formado por familias de agricultores de bajos ingresos, miembros de cooperativas y asociaciones en el norte, mientras que en el sur el programa se centrará en las familias vulnerables a los choques climáticos para la transición de la recuperación a la resiliencia.

“Están previstas intervenciones en caminos terciarios, sistemas de riego y mercados rurales, formaciones en extensión, asistencia técnica y subsidios para subproyectos para la producción agrícola y animal”, dijo el Ministro de Agricultura y Pesca.

Agregó que también incluye un componente de formación y desarrollo institucional, que incluye la formación de capacitadores en escuelas de campo y apoyo al Instituto de Fomento Agrario (IDA), la construcción y rehabilitación de oficinas, dotación de medios de transporte y medios de trabajo.

Según él, el proyecto contribuirá a la transformación sostenible e inclusiva de la agricultura familiar, con el objetivo de aumentar los ingresos, mejorar la seguridad alimentaria y nutricional, contribuir a la diversificación de la economía y la creación de empleo en las zonas rurales.

El director general del IDA, David Tunga, dijo que el proyecto abarcará 35 municipios en 7 provincias, a saber, Bengo, Zaire, Uije, Cuanza Norte, Benguela, Cunene y Namibe, con prioridad a las zonas agroecológicas (zonas ecológicas áridas), semiárido y subhúmedo).

Dijo que el Proyecto de Fomento de la Resiliencia de los Agricultores Familiares, financiado por el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), permitirá que las infraestructuras rurales generen resiliencia y aumenten la productividad.