Baixa de Cassange con 250 mil hectáreas para la producción de algodón

Malanje - Doscientas cincuenta mil hectáreas aptas para la producción de algodón en la comarca de la Baixa de Cassanje, esperan inversiones privadas, con el objetivo de relanzar esta cultura.

La información fue adelantada hoy, por el director de la Dirección Provincial de Agricultura y Pesca, Carlos Chipoia, tras haber destacado que la provincia espera con ansias la adhesión del sector empresarial privado en reactivar el cultivo del algodón y absorber la producción de medianos y pequeños productores. , quienes serán alentados por el Estado.

Dijo que, en este momento, solo hay una entidad, a la que se le han puesto a disposición 10 mil hectáreas y que está a la espera de financiamiento para iniciar actividad, mientras que para el resto de áreas, en los municipios de Cahombo, Cunda-Dia-Base, Quela y Marimba continúan atrayendo inversionistas.

En cuanto al relanzamiento de la producción algodonera en Malanje, que ya contaba con la condición de mayor productor del país, el investigador y economista Fernando Carvalho defiende el uso de las antiguas fincas experimentadas en el cultivo de este producto y las pone a disposición de los inversores, con con miras a impulsar la economía nacional.

Según la fuente, esta medida garantizará miles de empleos y alimentos para la industria textil nacional, que comienza a cobrar un nuevo impulso.

A su vez, el pequeño productor Samuel Lorão defiende la creación de más incentivos a los productores, ante la expansión de las áreas de cultivo y el hecho de que Angola ya era el cuarto productor de algodón del mundo, habiendo alcanzado, en la década del 70 , una producción anual de 86 mil toneladas del producto.

Actualmente, la industria textil del país cuenta con tres grandes fábricas de tejidos, rehabilitadas recientemente por el Gobierno, Satec (Cuanza Norte), Textang II (en Luanda) y África Têxtil (en Benguela), que se dedican al hilado, tejido y confección.

La información fue adelantada hoy, por el director de la Dirección Provincial de Agricultura y Pesca, Carlos Chipoia, tras haber destacado que la provincia espera con ansias la adhesión del sector empresarial privado en reactivar el cultivo del algodón y absorber la producción de medianos y pequeños productores. , quienes serán alentados por el Estado.

Dijo que, en este momento, solo hay una entidad, a la que se le han puesto a disposición 10 mil hectáreas y que está a la espera de financiamiento para iniciar actividad, mientras que para el resto de áreas, en los municipios de Cahombo, Cunda-Dia-Base, Quela y Marimba continúan atrayendo inversionistas.

En cuanto al relanzamiento de la producción algodonera en Malanje, que ya contaba con la condición de mayor productor del país, el investigador y economista Fernando Carvalho defiende el uso de las antiguas fincas experimentadas en el cultivo de este producto y las pone a disposición de los inversores, con con miras a impulsar la economía nacional.

Según la fuente, esta medida garantizará miles de empleos y alimentos para la industria textil nacional, que comienza a cobrar un nuevo impulso.

A su vez, el pequeño productor Samuel Lorão defiende la creación de más incentivos a los productores, ante la expansión de las áreas de cultivo y el hecho de que Angola ya era el cuarto productor de algodón del mundo, habiendo alcanzado, en la década del 70 , una producción anual de 86 mil toneladas del producto.

Actualmente, la industria textil del país cuenta con tres grandes fábricas de tejidos, rehabilitadas recientemente por el Gobierno, Satec (Cuanza Norte), Textang II (en Luanda) y África Têxtil (en Benguela), que se dedican al hilado, tejido y confección.