Flexibilidad del mercado de divisas trajo alineación con las buenas prácticas financieras

  • Banco Nacional de Angola (BNA)
Luanda - El Banco Nacional de Angola (BNA) considera positiva la política de flexibilidad en el mercado cambiario, actualmente vigente, ya que le permite estar alineada con las buenas prácticas del mercado financiero internacional.

Lo esencial de esta política radica en tener el tipo de cambio del kwanza flexible, con su valor, frente a las monedas extranjeras, fijado según el mercado, según el director del Departamento de Control de Cambios del BNA, Marcos Neto, quien estuvo hablando este jueves, durante el ciclo anual de conferencias del Banco Central de Angola.

Esta política, señaló, tiene, entre otros objetivos, reducir las importaciones, incrementar las exportaciones y controlar la inflación, lo que facilita la dinámica del mercado cambiario del país.

“En un modelo liberalizado, para gestionar y estabilizar las fluctuaciones del valor de la moneda, a través de intervenciones específicas, el Banco Emisor debe ser capaz de generar suficiente confianza, por lo que el BNA ha sido audaz al respecto”, aseveró.

En la primera fase de esta liberalización, recuerda, la oferta de compra y venta se realizó mediante subasta, permitiendo bandas de fluctuación de + o - 2%.

Estas variaciones se denominan “estabilizadores” porque, explicó, permiten evitar situaciones de pánico que hacen que los precios se salgan de control, alineándose con otros mercados internacionales.

Por otro lado, el director de Standard Bank, Rodrigo Kinsukulo, considera fundamental la supervisión continua del mercado de dinero por parte del BNA, actuando como regulador, para asegurar el mejor funcionamiento del sistema.

"Los mercados de dinero son imperfectos, como tales, por lo que es necesario que el regulador intervenga y supervise los servicios", enfatizó.

La economista Yolanda Francisco sostiene que se debe crear un marco de confianza en el mercado de dinero, ya que se puede perder el control del proceso y embarcarse en una espiral de devaluación caótica.

"Hoy las familias y las empresas no confían en la moneda como depósito de valor, por eso es fundamental cambiar este sentimiento", aconsejó.

Lo esencial de esta política radica en tener el tipo de cambio del kwanza flexible, con su valor, frente a las monedas extranjeras, fijado según el mercado, según el director del Departamento de Control de Cambios del BNA, Marcos Neto, quien estuvo hablando este jueves, durante el ciclo anual de conferencias del Banco Central de Angola.

Esta política, señaló, tiene, entre otros objetivos, reducir las importaciones, incrementar las exportaciones y controlar la inflación, lo que facilita la dinámica del mercado cambiario del país.

“En un modelo liberalizado, para gestionar y estabilizar las fluctuaciones del valor de la moneda, a través de intervenciones específicas, el Banco Emisor debe ser capaz de generar suficiente confianza, por lo que el BNA ha sido audaz al respecto”, aseveró.

En la primera fase de esta liberalización, recuerda, la oferta de compra y venta se realizó mediante subasta, permitiendo bandas de fluctuación de + o - 2%.

Estas variaciones se denominan “estabilizadores” porque, explicó, permiten evitar situaciones de pánico que hacen que los precios se salgan de control, alineándose con otros mercados internacionales.

Por otro lado, el director de Standard Bank, Rodrigo Kinsukulo, considera fundamental la supervisión continua del mercado de dinero por parte del BNA, actuando como regulador, para asegurar el mejor funcionamiento del sistema.

"Los mercados de dinero son imperfectos, como tales, por lo que es necesario que el regulador intervenga y supervise los servicios", enfatizó.

La economista Yolanda Francisco sostiene que se debe crear un marco de confianza en el mercado de dinero, ya que se puede perder el control del proceso y embarcarse en una espiral de devaluación caótica.

"Hoy las familias y las empresas no confían en la moneda como depósito de valor, por eso es fundamental cambiar este sentimiento", aconsejó.