Rehabilitación del AH de Matala podría finalizar en 2021

  • Oao Baptista Borges   Ministro Da Energia E Aguas
Matala - La rehabilitación del sistema eléctrico y el reemplazo de las tres turbinas de Aprovechamiento Hidroeléctrico del municipio de Matala, provincia de Huila, podrá finalizar en 2021, anunció este jueves el ministro de Energía y Agua, João Baptista Borges.

Las obras, que llevan un año en marcha, están diseñadas para remodelar por completo las partes técnicas y de generación de energía de la empresa construida en 1950.

Hace tres años se realizó una intervención en la parte física de la presa.

Esta intervención permitirá incrementar la capacidad de producción de energía en la presa de 27 a 40 megavatios, de manera que más de tres mil nuevos consumidores se integrarán al sistema, solo en el municipio de Matala.

Según el ministro, la obra también incluye la construcción de nuevas líneas de media tensión, con 1.592 postes en Matala, la construcción de una nueva subestación con dos mil lámparas, la instalación de una línea de alta tensión que conectará Matala con Quipungo (60 km) y reemplazando el nivel de voltaje de 10 a 30 kilovatios.

Según el ministro, las obras de rehabilitación de todo el sistema hidroeléctrico y la electrificación del municipio de Matala avanzan a un ritmo satisfactorio.

João Baptista Borges destacó que el proyecto permitirá la instalación de un sistema de distribución eléctrica más estable y regular para los consumidores de los municipios de Matala y Quipungo, principalmente y más ingresos para las arcas estatales.

La Central Hidroeléctrica de Matala comenzó a construirse en 1950 en los afluentes del río Cunene, en un desnivel de 20 metros de altura. En 1959, comenzó a operar con dos grupos electrógenos, con 13,6 megavatios de potencia unitaria y 27 megavatios, sin funcionar el tercer grupo electrógeno.

Exceso de fondos retrasa ejecución de proyecto de agua en Matala

Como parte de su visita a Matala, el ministro João Baptista Borges admitió que la pequeña cantidad de fondos retrasó las obras, pero afirmó que el Ministerio de Finanzas asegurará el pago este año.

Con un presupuesto de  24 millones de dólares norteamericanos, las obras están en el orden del 80 por ciento de ejecución física y se limitan a la colocación de un nuevo sistema de distribución de agua en el casco urbano, así como a la instalación en barrios donde nunca ha existido agua potable.

El ministro señaló que se completaron 50 de los 60 kilómetros de la red de distribución de agua potable.

Las obras, que llevan un año en marcha, están diseñadas para remodelar por completo las partes técnicas y de generación de energía de la empresa construida en 1950.

Hace tres años se realizó una intervención en la parte física de la presa.

Esta intervención permitirá incrementar la capacidad de producción de energía en la presa de 27 a 40 megavatios, de manera que más de tres mil nuevos consumidores se integrarán al sistema, solo en el municipio de Matala.

Según el ministro, la obra también incluye la construcción de nuevas líneas de media tensión, con 1.592 postes en Matala, la construcción de una nueva subestación con dos mil lámparas, la instalación de una línea de alta tensión que conectará Matala con Quipungo (60 km) y reemplazando el nivel de voltaje de 10 a 30 kilovatios.

Según el ministro, las obras de rehabilitación de todo el sistema hidroeléctrico y la electrificación del municipio de Matala avanzan a un ritmo satisfactorio.

João Baptista Borges destacó que el proyecto permitirá la instalación de un sistema de distribución eléctrica más estable y regular para los consumidores de los municipios de Matala y Quipungo, principalmente y más ingresos para las arcas estatales.

La Central Hidroeléctrica de Matala comenzó a construirse en 1950 en los afluentes del río Cunene, en un desnivel de 20 metros de altura. En 1959, comenzó a operar con dos grupos electrógenos, con 13,6 megavatios de potencia unitaria y 27 megavatios, sin funcionar el tercer grupo electrógeno.

Exceso de fondos retrasa ejecución de proyecto de agua en Matala

Como parte de su visita a Matala, el ministro João Baptista Borges admitió que la pequeña cantidad de fondos retrasó las obras, pero afirmó que el Ministerio de Finanzas asegurará el pago este año.

Con un presupuesto de  24 millones de dólares norteamericanos, las obras están en el orden del 80 por ciento de ejecución física y se limitan a la colocación de un nuevo sistema de distribución de agua en el casco urbano, así como a la instalación en barrios donde nunca ha existido agua potable.

El ministro señaló que se completaron 50 de los 60 kilómetros de la red de distribución de agua potable.