Primera exportación angoleña de umbilicales sigue para Indonesia

  • Plataforma de Petróleo
Lobito - El primer proyecto angoleño de exportación de umbilicales, denominado “Mirax”, con 13,2 kilómetros de longitud, continuará hoy hacia Indonesia, donde se instalará en el campo de producción de gas con el mismo nombre, según supo el martes la ANGOP.

La operación de embarque de las cinco bobinas que transportan el producto, a bordo de la bandera holandesa “Jumbo Vision Rotterdan”, inició este martes, en el muelle de Sonamet, en Lobito, provincia de Benguela, y finalizará hoy miércoles.

Según la directora general de Angoflex (empresa angoleña que produce umbilicales), Isabel Paulo, la carta de intención del cliente “Technip/FMC Malaysia, fue redactada en 2019, con la petrolera italiana ENI como operador del proyecto.

Informó que el plazo de entrega estaba programado para marzo de este año, pero que solo será posible ahora debido a las limitaciones provocadas por el retraso en la importación de equipos y accesorios, así como por la pandemia del Covid-19.

Además de estas bobinas que se instalarán en alta mar en Indonesia, hay dos más con un total de 6,5 km que se almacenarán en la empresa para sustituir cualquier umbilical que presente problemas técnicos.

59 trabajadores de Angoflex participaron en “Mirax”, con la asistencia de cinco expatriados, principalmente en la fase de terminación de los equipos del proyecto.

"En este momento desafiante, los trabajadores están orgullosos de llevar a cabo este proyecto con éxito y esperan que pueda atraer a grandes clientes y traer otros por el estilo para ayudar a nuestro país a atraer divisas", dijo.

Por su parte, el gobernador de Benguela, Rui Falcão, dijo que es un orgullo ya que los angoleños están utilizando tecnología de punta para exportarla a países con mayor desarrollo que Angola.

El gobernador reveló que siguió el proyecto desde el principio y ha estado haciendo diplomacia con el propósito de abrir las puertas de los mercados petroleros a Angola.

“El año pasado estuvimos en los Estados Unidos de América con este objetivo y los frutos ya empiezan a aparecer. Produciremos medios para que Chevron, Total y otras empresas sigan con este trabajo”, enfatizó.

Junto a este proyecto, se están fabricando tres más, Dália, Zínia y Platina, todos para ser instalados en Angola.

La fábrica de umbilicales angoleños, fundada en 2003 en Lobito, es una empresa mixta entre Technip, FMC y Sonangol, con un récord de más de 560 kilómetros del producto instalado en el offshore angoleño.

Hasta ahora, es el único en Angola y África en la producción de cables umbilicales o flexibles (cables eléctricos y tubos superdúplex) que operan los equipos petroleros instalados en el fondo marino.

 

 

La operación de embarque de las cinco bobinas que transportan el producto, a bordo de la bandera holandesa “Jumbo Vision Rotterdan”, inició este martes, en el muelle de Sonamet, en Lobito, provincia de Benguela, y finalizará hoy miércoles.

Según la directora general de Angoflex (empresa angoleña que produce umbilicales), Isabel Paulo, la carta de intención del cliente “Technip/FMC Malaysia, fue redactada en 2019, con la petrolera italiana ENI como operador del proyecto.

Informó que el plazo de entrega estaba programado para marzo de este año, pero que solo será posible ahora debido a las limitaciones provocadas por el retraso en la importación de equipos y accesorios, así como por la pandemia del Covid-19.

Además de estas bobinas que se instalarán en alta mar en Indonesia, hay dos más con un total de 6,5 km que se almacenarán en la empresa para sustituir cualquier umbilical que presente problemas técnicos.

59 trabajadores de Angoflex participaron en “Mirax”, con la asistencia de cinco expatriados, principalmente en la fase de terminación de los equipos del proyecto.

"En este momento desafiante, los trabajadores están orgullosos de llevar a cabo este proyecto con éxito y esperan que pueda atraer a grandes clientes y traer otros por el estilo para ayudar a nuestro país a atraer divisas", dijo.

Por su parte, el gobernador de Benguela, Rui Falcão, dijo que es un orgullo ya que los angoleños están utilizando tecnología de punta para exportarla a países con mayor desarrollo que Angola.

El gobernador reveló que siguió el proyecto desde el principio y ha estado haciendo diplomacia con el propósito de abrir las puertas de los mercados petroleros a Angola.

“El año pasado estuvimos en los Estados Unidos de América con este objetivo y los frutos ya empiezan a aparecer. Produciremos medios para que Chevron, Total y otras empresas sigan con este trabajo”, enfatizó.

Junto a este proyecto, se están fabricando tres más, Dália, Zínia y Platina, todos para ser instalados en Angola.

La fábrica de umbilicales angoleños, fundada en 2003 en Lobito, es una empresa mixta entre Technip, FMC y Sonangol, con un récord de más de 560 kilómetros del producto instalado en el offshore angoleño.

Hasta ahora, es el único en Angola y África en la producción de cables umbilicales o flexibles (cables eléctricos y tubos superdúplex) que operan los equipos petroleros instalados en el fondo marino.