Somiluana apuesta por la reforestación de zonas mineras

  • Campo de exploração de diamantes
Luanda - Se plantaron más de 1.600 árboles frutales diferentes alrededor de los bloques (locales) de exploración de diamantes de la Sociedad Minera de Luana (Somiluana), ubicada en el municipio de Lucapa, provincia de Lunda Norte, con miras a restaurar la flora y reforestar las áreas mineras.

Según el subdirector general de Somiluana, Guilherme Raimundo, quien se encontraba en declaraciones a la prensa, como parte de la gira de campo que realizaron algunos periodistas en las regiones mineras del país, el objetivo será plantar más de tres mil árboles para repoblar áreas devastadas por la explotación de diamantes.

Para lograr este objetivo, el Directorio de la empresa de diamantes ha elaborado y aprobado un Plan Maestro Ambiental, que cuenta con la asistencia de una empresa especializada en temas ambientales.

Según la fuente, el plan ambiental incluye acciones a corto plazo (1 año), mediano (1 a 5 años) y largo plazo (5 a 10 años).

Las acciones de corto plazo, aclaró, están enfocadas en devolver los ríos a su cauce original, movimiento de tierras de los accesos y áreas exploradas, así como la reposición de material extraído de los pozos.

A medio plazo, Guilherme Raimundo aseguró que la empresa se esforzará por la revegetación natural de los diques centrales, la siembra de plantones de la región o los que mejor se adapten, para el posible retorno de algunas especies animales.

A largo plazo, el Plan se centrará en el retorno de las especies acuáticas, la mejora del paisaje, la protección de la flora y la fauna, entre otras acciones.

Responsabilidad social

En el ámbito de la acción social, el subdirector general de Somiluana aseguró que la empresa ha apoyado a los dependientes de los trabajadores y personas necesitadas con asistencia médica y medicación, trasladando el equipo de salud de la mina a las comunidades aledañas a la zona minera.

Además, destacó, la empresa de diamantes entrega, mensualmente, canastas de alimentos básicos a 25 sobas, quienes también se han beneficiado de las canastas navideñas, al final de cada año.

También instaló un sistema de recolección y distribución de agua potable en el distrito de Satchindele, así como la construcción de escuelas y hospitales para atender a los residentes.

Para facilitar el movimiento de las autoridades tradicionales, la empresa también ofreció motos a los jefes, además de proporcionar los medios de transporte para los trabajadores para apoyar los viajes de los residentes necesitados.

Con miras a fortalecer el apoyo de los trabajadores y sus familias en la alimentación, Guilherme Raimundo agregó que Somiluana está trabajando para implementar el Fondo Social y la Cantina Minero.

Asimismo, señaló la creación del Proyecto “Meu Sorriso” como otra acción social que la empresa pretende implementar, en un futuro próximo, con miras a mejorar el ambiente recreativo de las comunidades, con mayor énfasis en potenciar la interacción entre los niños. .

Niveles de producción

Debido a la pandemia Covid-19, que aún sigue causando víctimas en todo el mundo, la exploración de diamantes en la mina Somiluana también se vio afectada, como en otras empresas del tejido económico del país.

Según Guilherme Raimundo, con el agravamiento de la pandemia en el país, en 2020, la producción de la empresa cayó al 27 por ciento de su capacidad, debido a la fluctuación del precio de los diamantes en el mercado mundial.

“La aparición de Covid-19 en Angola obligó a Somiluana a reducir su plantilla de 765 empleados a 525 (31%), hecho que afectó negativamente la producción, perdiendo más del 70 por ciento de su capacidad de exploración”, lamentó.

Con esta limitación, agravada por el avanzado estado de degradación de los equipos operativos, la empresa pasó a producir un promedio mensual de 5.315 quilates de diamantes, lo que corresponde a alrededor del 30 por ciento de su capacidad.

Según el subdirector general de Somiluana, con la desaceleración del Covid-19 en el país y el relevo de algunas medidas restrictivas, la empresa comenzó a registrar leves mejoras en su producción, alcanzando una media de 6.500 quilates/mes, de Enero a Mayo de este año.

Para incrementar cada vez más su producción y rentabilidad, Guilherme Raimundo dio a conocer que la empresa necesita más de 25 millones de dólares para reponer los actuales equipos de trabajo, que se encuentran en un estado obsoleto.

Situada a unos 70 kilómetros del municipio de Lucapa (Lunda Norte), Sociedad Minera de Luana tiene a ENDIAMA como su accionista mayoritario, con el 39 por ciento, mientras que Trans-Hex tiene el 33%. El 28 por ciento restante distribuido se distribuye a Wenji, Zakufuna y Caxinge.

Con un área de concesión de 444 kilómetros cuadrados, Somiluana explora diamantes de forma aluvial en los distintos bloques/frentes de la cuenca hidrográfica del río Luana, que se extiende desde el centro-sur hasta el norte del municipio de Lucapa.

 

 

Según el subdirector general de Somiluana, Guilherme Raimundo, quien se encontraba en declaraciones a la prensa, como parte de la gira de campo que realizaron algunos periodistas en las regiones mineras del país, el objetivo será plantar más de tres mil árboles para repoblar áreas devastadas por la explotación de diamantes.

Para lograr este objetivo, el Directorio de la empresa de diamantes ha elaborado y aprobado un Plan Maestro Ambiental, que cuenta con la asistencia de una empresa especializada en temas ambientales.

Según la fuente, el plan ambiental incluye acciones a corto plazo (1 año), mediano (1 a 5 años) y largo plazo (5 a 10 años).

Las acciones de corto plazo, aclaró, están enfocadas en devolver los ríos a su cauce original, movimiento de tierras de los accesos y áreas exploradas, así como la reposición de material extraído de los pozos.

A medio plazo, Guilherme Raimundo aseguró que la empresa se esforzará por la revegetación natural de los diques centrales, la siembra de plantones de la región o los que mejor se adapten, para el posible retorno de algunas especies animales.

A largo plazo, el Plan se centrará en el retorno de las especies acuáticas, la mejora del paisaje, la protección de la flora y la fauna, entre otras acciones.

Responsabilidad social

En el ámbito de la acción social, el subdirector general de Somiluana aseguró que la empresa ha apoyado a los dependientes de los trabajadores y personas necesitadas con asistencia médica y medicación, trasladando el equipo de salud de la mina a las comunidades aledañas a la zona minera.

Además, destacó, la empresa de diamantes entrega, mensualmente, canastas de alimentos básicos a 25 sobas, quienes también se han beneficiado de las canastas navideñas, al final de cada año.

También instaló un sistema de recolección y distribución de agua potable en el distrito de Satchindele, así como la construcción de escuelas y hospitales para atender a los residentes.

Para facilitar el movimiento de las autoridades tradicionales, la empresa también ofreció motos a los jefes, además de proporcionar los medios de transporte para los trabajadores para apoyar los viajes de los residentes necesitados.

Con miras a fortalecer el apoyo de los trabajadores y sus familias en la alimentación, Guilherme Raimundo agregó que Somiluana está trabajando para implementar el Fondo Social y la Cantina Minero.

Asimismo, señaló la creación del Proyecto “Meu Sorriso” como otra acción social que la empresa pretende implementar, en un futuro próximo, con miras a mejorar el ambiente recreativo de las comunidades, con mayor énfasis en potenciar la interacción entre los niños. .

Niveles de producción

Debido a la pandemia Covid-19, que aún sigue causando víctimas en todo el mundo, la exploración de diamantes en la mina Somiluana también se vio afectada, como en otras empresas del tejido económico del país.

Según Guilherme Raimundo, con el agravamiento de la pandemia en el país, en 2020, la producción de la empresa cayó al 27 por ciento de su capacidad, debido a la fluctuación del precio de los diamantes en el mercado mundial.

“La aparición de Covid-19 en Angola obligó a Somiluana a reducir su plantilla de 765 empleados a 525 (31%), hecho que afectó negativamente la producción, perdiendo más del 70 por ciento de su capacidad de exploración”, lamentó.

Con esta limitación, agravada por el avanzado estado de degradación de los equipos operativos, la empresa pasó a producir un promedio mensual de 5.315 quilates de diamantes, lo que corresponde a alrededor del 30 por ciento de su capacidad.

Según el subdirector general de Somiluana, con la desaceleración del Covid-19 en el país y el relevo de algunas medidas restrictivas, la empresa comenzó a registrar leves mejoras en su producción, alcanzando una media de 6.500 quilates/mes, de Enero a Mayo de este año.

Para incrementar cada vez más su producción y rentabilidad, Guilherme Raimundo dio a conocer que la empresa necesita más de 25 millones de dólares para reponer los actuales equipos de trabajo, que se encuentran en un estado obsoleto.

Situada a unos 70 kilómetros del municipio de Lucapa (Lunda Norte), Sociedad Minera de Luana tiene a ENDIAMA como su accionista mayoritario, con el 39 por ciento, mientras que Trans-Hex tiene el 33%. El 28 por ciento restante distribuido se distribuye a Wenji, Zakufuna y Caxinge.

Con un área de concesión de 444 kilómetros cuadrados, Somiluana explora diamantes de forma aluvial en los distintos bloques/frentes de la cuenca hidrográfica del río Luana, que se extiende desde el centro-sur hasta el norte del municipio de Lucapa.