CDCA lleva “Lugares InCORPOrados” a la UEA

  • Bailarin de la compañía de danza contemporánea en Luanda
Luanda - La Compañía de Danza Contemporánea de Angola (CDCA), en alianza con la Asociación Kalu, exhibe del 17 de junio al 16 de julio, en la Unión de los Escritores Angoleños (UEA), el proyecto “Lugares InCORPOrados”.

Con la asesoría de la arquitecta Isabel Martins, el proyecto comprende la publicación de un libro y la presentación de una exposición con fotografías de Rui Tavares.

 

El proyecto incluye 16 fotografías de bailarines de 4 generaciones junto con 16 edificios y lugares de la ciudad de Luanda, evocando la multiplicidad de lazos sociales y afectivos que se establecen entre las personas y los lugares que habitan.

 

 Las fotografías destacan un patrimonio de fundamental importancia para la caracterización, la historia y la memoria de la ciudad capital de Angola, en un acercamiento a las afinidades entre danza y arquitectura, como lenguajes que reflejan, en su tridimensionalidad, las relaciones entre el cuerpo, movimiento y espacio.

 

Invirtiendo en una mirada que privilegia lo estético y lo artístico, el proyecto tiene como objetivo alertar y participar en la sensibilización de la sociedad sobre el riesgo que es parte fundamental de este patrimonio construido, con la esperanza de que pueda ser rescatado, recuperado y devuelto a la Sociedad de Luanda.

 

 La exposición está itinerante y está presente desde abril, permaneciendo hasta diciembre en 9 espacios de la ciudad de Luanda.

Fundada en 1991 por la coreógrafa Ana Clara Guerra Marques, CDCA construyó, a través de un camino de innovación y singularidad, una historia exclusiva que la convierte en un colectivo histórico y único, en un contexto artístico que sigue siendo frágil, conservador y fuertemente acuñado por danzas patrimoniales y urbanas, actividades recreativas y por la ausencia del movimiento creativo de un autor, en el plan de baile.

 

Luego de cumplir 30 años de existencia, agregó, que la CDC Angola busca la internacionalización como una forma de validar su trabajo.

 

Además de las presentaciones en el país, CDCangola ya ha compartido sus espectáculos con 17 países y 37 ciudades, en África, América, Europa y Asia.

 

La compañía, a la que se debe la gran transformación de la escena de la danza en Angola, posee una trayectoria de centenas de espectáculos presentadas en Angola y en el extranjero, con decenas de obras originales, y es hoy referencia de la danza escénica angoleña en el mundo.

 

La CDCA ocupa un lugar privilegiado en la historia de Angola, y sembró lo “nuevo” en el vasto campo de la danza donde continúa desarrollando una obra artística única y original.

Con la asesoría de la arquitecta Isabel Martins, el proyecto comprende la publicación de un libro y la presentación de una exposición con fotografías de Rui Tavares.

 

El proyecto incluye 16 fotografías de bailarines de 4 generaciones junto con 16 edificios y lugares de la ciudad de Luanda, evocando la multiplicidad de lazos sociales y afectivos que se establecen entre las personas y los lugares que habitan.

 

 Las fotografías destacan un patrimonio de fundamental importancia para la caracterización, la historia y la memoria de la ciudad capital de Angola, en un acercamiento a las afinidades entre danza y arquitectura, como lenguajes que reflejan, en su tridimensionalidad, las relaciones entre el cuerpo, movimiento y espacio.

 

Invirtiendo en una mirada que privilegia lo estético y lo artístico, el proyecto tiene como objetivo alertar y participar en la sensibilización de la sociedad sobre el riesgo que es parte fundamental de este patrimonio construido, con la esperanza de que pueda ser rescatado, recuperado y devuelto a la Sociedad de Luanda.

 

 La exposición está itinerante y está presente desde abril, permaneciendo hasta diciembre en 9 espacios de la ciudad de Luanda.

Fundada en 1991 por la coreógrafa Ana Clara Guerra Marques, CDCA construyó, a través de un camino de innovación y singularidad, una historia exclusiva que la convierte en un colectivo histórico y único, en un contexto artístico que sigue siendo frágil, conservador y fuertemente acuñado por danzas patrimoniales y urbanas, actividades recreativas y por la ausencia del movimiento creativo de un autor, en el plan de baile.

 

Luego de cumplir 30 años de existencia, agregó, que la CDC Angola busca la internacionalización como una forma de validar su trabajo.

 

Además de las presentaciones en el país, CDCangola ya ha compartido sus espectáculos con 17 países y 37 ciudades, en África, América, Europa y Asia.

 

La compañía, a la que se debe la gran transformación de la escena de la danza en Angola, posee una trayectoria de centenas de espectáculos presentadas en Angola y en el extranjero, con decenas de obras originales, y es hoy referencia de la danza escénica angoleña en el mundo.

 

La CDCA ocupa un lugar privilegiado en la historia de Angola, y sembró lo “nuevo” en el vasto campo de la danza donde continúa desarrollando una obra artística única y original.