Estados Unidos restringe visas a miembros del Partido Comunista Chino

  • Bandera de EE.UU.
Washington - El Gobierno de Estados Unidos aprobó reglas nuevas y más estrictas destinadas a restringir la entrada de miembros del Partido Comunista Chino (PCCh) en su territorio, informó hoy el periódico estadounidense The New York Times.

Las nuevas restricciones, que entraron en vigor el miércoles, acortan la duración de las visas para miembros del PCCh y familiares directos de diez años a un mes, y solo permiten el ingreso al país, según el diario, que cita a un vocero del Departamento de Estado de EE. UU.

"Durante décadas, hemos permitido que el PCCh tenga acceso libre y sin obstáculos a las instituciones y empresas estadounidenses, mientras que esos mismos privilegios nunca se han otorgado a los ciudadanos estadounidenses en China", dijo el portavoz.

El resto de ciudadanos chinos pueden seguir solicitando una visa de entrada múltiple de 10 años.

Según el periódico, las nuevas restricciones podrían cubrir teóricamente alrededor de 270 millones de personas, incluidos miembros del PCCh y su familia inmediata.

El PCCh tiene 92 millones de miembros.

La medida es parte de una tendencia más amplia en Estados Unidos de adoptar una postura más asertiva hacia Beijing, y que se beneficia de un consenso bipartidista.

Los dos países ya están librando una guerra comercial y tecnológica prolongada y disputas diplomáticas sobre el estatus de Hong Kong o la soberanía del Mar de China Meridional.

Las nuevas restricciones, que entraron en vigor el miércoles, acortan la duración de las visas para miembros del PCCh y familiares directos de diez años a un mes, y solo permiten el ingreso al país, según el diario, que cita a un vocero del Departamento de Estado de EE. UU.

"Durante décadas, hemos permitido que el PCCh tenga acceso libre y sin obstáculos a las instituciones y empresas estadounidenses, mientras que esos mismos privilegios nunca se han otorgado a los ciudadanos estadounidenses en China", dijo el portavoz.

El resto de ciudadanos chinos pueden seguir solicitando una visa de entrada múltiple de 10 años.

Según el periódico, las nuevas restricciones podrían cubrir teóricamente alrededor de 270 millones de personas, incluidos miembros del PCCh y su familia inmediata.

El PCCh tiene 92 millones de miembros.

La medida es parte de una tendencia más amplia en Estados Unidos de adoptar una postura más asertiva hacia Beijing, y que se beneficia de un consenso bipartidista.

Los dos países ya están librando una guerra comercial y tecnológica prolongada y disputas diplomáticas sobre el estatus de Hong Kong o la soberanía del Mar de China Meridional.