Periodista condenado a tres años de cárcel por cubrir protestas

Un periodista birmano fue condenado a tres años de privación de libertad por cubrir protestas en la secuencia del golpe de Estado en Myanmar (antigua Birmania).

Un periodista birmano fue condenado a tres años de privación de libertad por cubrir protestas en la secuencia del golpe de Estado en Myanmar (antigua Birmania).

Min Nyo, de 51 años, que trabajaba para la DVB (Voz Democrática de Birmania), fue detenido el tres de Marzo em la región de Bago, una de las provincias con mayor número de víctimas de la brutal represión de las fuerzas de seguridad.

El periodista fue juzgado el miércoles, dijo la DVB en una declaración, acrecentando que el mismo no tuvo un abogado durante el juicio y que durante su detención fue violentamente golpeado por la policía, dejándolo con heridas graves.

La justicia local alegó que el reportero violó un artículo del código penal que pune con hasta tres años de prisión cualquier intento de "impedir, perturbar, perjudicar la motivación, disciplina, salud y conducta de soldados y funcionarios públicos" y "promover odio, desobediencia o deslealdad para con los militares y Gobierno".

Esta condena es la primera pena de prisión para una periodista desde el golpe de Estado de 01 de Febrero, cuando los militares tomaron el poder del Gobierno democrático de Aung San Suu Kyi.

La junta militar detuvo más de 40 periodistas, emitió mandatos de captura para cerca de 20, retiró las licencias de decenas de órganos de comunicación social, incluyendo el DVB, y continúa persiguiendo a aquellos que notician manifestaciones contra el comando militar.

Un periodista birmano fue condenado a tres años de privación de libertad por cubrir protestas en la secuencia del golpe de Estado en Myanmar (antigua Birmania).

Min Nyo, de 51 años, que trabajaba para la DVB (Voz Democrática de Birmania), fue detenido el tres de Marzo em la región de Bago, una de las provincias con mayor número de víctimas de la brutal represión de las fuerzas de seguridad.

El periodista fue juzgado el miércoles, dijo la DVB en una declaración, acrecentando que el mismo no tuvo un abogado durante el juicio y que durante su detención fue violentamente golpeado por la policía, dejándolo con heridas graves.

La justicia local alegó que el reportero violó un artículo del código penal que pune con hasta tres años de prisión cualquier intento de "impedir, perturbar, perjudicar la motivación, disciplina, salud y conducta de soldados y funcionarios públicos" y "promover odio, desobediencia o deslealdad para con los militares y Gobierno".

Esta condena es la primera pena de prisión para una periodista desde el golpe de Estado de 01 de Febrero, cuando los militares tomaron el poder del Gobierno democrático de Aung San Suu Kyi.

La junta militar detuvo más de 40 periodistas, emitió mandatos de captura para cerca de 20, retiró las licencias de decenas de órganos de comunicación social, incluyendo el DVB, y continúa persiguiendo a aquellos que notician manifestaciones contra el comando militar.