Beijing niega a diplomáticos estadounidenses la obligación de realizar pruebas anales

  • Arterias de la Ciudad de Beijing en China
Washington - La República Popular de China negó hoy que los diplomáticos estadounidenses en el país tengan que someterse a pruebas anales para el SARS CoV-2, tras las noticias publicadas en Washington sobre el personal diplomático requerido para someterse al procedimiento.

ZhaoLijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing, dijo hoy en una conferencia de prensa que "China nunca ha pedido a los diplomáticos estadounidenses en China que se sometan a la prueba anal".

Un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el miércoles que Washington "está comprometido a garantizar la seguridad de los diplomáticos y las familias estadounidenses, preservando la dignidad contenida en la Convención de Relaciones Diplomáticas de Viena, así como otras leyes sobre relaciones diplomáticas".

El periódico The Washington Post informó el fin de semana pasado que algunos elementos del personal diplomático estadounidense en la República Popular China informaron que habían sido sometidos a pruebas anales.

El procedimiento está en vigor en el país desde 2020 porque considera que es una prueba más confiable que las pruebas nasales.

La República Popular de China no ha informado nuevos casos (locales) de covid-19 desde la semana pasada, pero aún mantiene las pruebas de detección, especialmente para las personas que llegan del extranjero.

Los diplomáticos y otros extranjeros con documentación especial están exentos de la legislación sobre la prohibición de extranjeros en el país.

ZhaoLijian, portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Beijing, dijo hoy en una conferencia de prensa que "China nunca ha pedido a los diplomáticos estadounidenses en China que se sometan a la prueba anal".

Un portavoz del Departamento de Estado de Estados Unidos dijo el miércoles que Washington "está comprometido a garantizar la seguridad de los diplomáticos y las familias estadounidenses, preservando la dignidad contenida en la Convención de Relaciones Diplomáticas de Viena, así como otras leyes sobre relaciones diplomáticas".

El periódico The Washington Post informó el fin de semana pasado que algunos elementos del personal diplomático estadounidense en la República Popular China informaron que habían sido sometidos a pruebas anales.

El procedimiento está en vigor en el país desde 2020 porque considera que es una prueba más confiable que las pruebas nasales.

La República Popular de China no ha informado nuevos casos (locales) de covid-19 desde la semana pasada, pero aún mantiene las pruebas de detección, especialmente para las personas que llegan del extranjero.

Los diplomáticos y otros extranjeros con documentación especial están exentos de la legislación sobre la prohibición de extranjeros en el país.