Más de 200 personas murieron en Europa debido a inundaciones

Berlín - El número de muertes en las inundaciones registradas la semana última en Alemania subió para 169, informaron hoy los equipos de salvación locales, elevando para 200 el balance global de víctimas mortales en la intempérie que fustigó a Europa Central.

Solamente en el estado alemán de Renânia-Palatinado (sudoeste de Alemania), uno de los más afectados por las lluvias torrenciales y por las consecuentes inundaciones y aguaceros, fueron confirmados, hasta la fecha, 121 muertos, según indicó el portavoz de los equipos de salvación, Aaron Klein.

El anterior balance en este estado federado alemán daba cuenta de 117 muertes.

Después de haber visitado el domingo la zona de Renânia-Palatinado, la canciller alemán, Angela Merkel, se deslocouse hoy a la región vecina de Renânia del Norte-Vestfália, donde defendió el sistema de alerta de emergencia nacional que fue enfrentado con inundaciones de dimensiones "que están más  allá de la imaginación".

"Son inundaciones que están más allá de la imaginación, cuando vemos sus efectos en el terreno", afirmó la canciller, al constatar los daños en la pequeña localidade medieval de Bad Münstereifel, en Renânia del Norte-Vestfália, otro estado alemán que fue afectado por las condiciones meteorológicas adversas.

"Existieron alertas", garantizó Merkel, en una altura en que el funcionamiento del sistema de alerta de emergencia nacional está siendo puesto en causa, en particular su eficacia en el aviso de las poblaciones sobre la gravedad de las inundaciones en la zona oeste del país.

El servicio de meteorología alemán y el de la Oficina Federal para la población y para la prevención de catástrofes emitieron alertas.

Según explicó la canciller, los alertas fueron transmitidos a los distritos.

Solamente en el estado alemán de Renânia-Palatinado (sudoeste de Alemania), uno de los más afectados por las lluvias torrenciales y por las consecuentes inundaciones y aguaceros, fueron confirmados, hasta la fecha, 121 muertos, según indicó el portavoz de los equipos de salvación, Aaron Klein.

El anterior balance en este estado federado alemán daba cuenta de 117 muertes.

Después de haber visitado el domingo la zona de Renânia-Palatinado, la canciller alemán, Angela Merkel, se deslocouse hoy a la región vecina de Renânia del Norte-Vestfália, donde defendió el sistema de alerta de emergencia nacional que fue enfrentado con inundaciones de dimensiones "que están más  allá de la imaginación".

"Son inundaciones que están más allá de la imaginación, cuando vemos sus efectos en el terreno", afirmó la canciller, al constatar los daños en la pequeña localidade medieval de Bad Münstereifel, en Renânia del Norte-Vestfália, otro estado alemán que fue afectado por las condiciones meteorológicas adversas.

"Existieron alertas", garantizó Merkel, en una altura en que el funcionamiento del sistema de alerta de emergencia nacional está siendo puesto en causa, en particular su eficacia en el aviso de las poblaciones sobre la gravedad de las inundaciones en la zona oeste del país.

El servicio de meteorología alemán y el de la Oficina Federal para la población y para la prevención de catástrofes emitieron alertas.

Según explicó la canciller, los alertas fueron transmitidos a los distritos.