Túnez, Noruega y China convocan reunión de emergencia del CS de la ONU

Nueva York - Túnez, Noruega y China convocaron este miércoles por la noche una nueva reunión de emergencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre el conflicto israelí-palestino.

La reunión fue convocada a pesar de la reluctancia de los Estados Unidos al ver el organismo a asumir un papel en el restablecimiento de la calma en el Medio Oriente.

Los israelies y los palestinos, que multiplican suas acciones armadas, deberán intervenir durante esta nueva sesión, que será pública, al contrario de las dos reuniones anteriores realizadas lunes y miércoles por la mañana a puerta cerrada, dijeron los diplomáticos a la agencia noticiosa France-Press (AFP).

Los Estados Unidos se opusieron a la adopción de una declaración conjunta del Consejo de Seguridad exhortando al cese de los combates, llamándole "contraproducente" en esta fase, afirmaron fuentes diplomáticas.

"La comunidad internacional, incluyendo el Consejo de Seguridad, debe actuar sin demora para exigir que Israel cese sus ataques a la población civil palestina" y también  detener sus "planes para desplazar a la fuerza y limpiar étnicamente a los palestinos de la ciudad" de Jerusalén, escribió el embajador palestino en la ONU, Riyad Mansour, en una carta dirigida el miércoles a altos funcionarios de la ONU.

 

La reunión fue convocada a pesar de la reluctancia de los Estados Unidos al ver el organismo a asumir un papel en el restablecimiento de la calma en el Medio Oriente.

Los israelies y los palestinos, que multiplican suas acciones armadas, deberán intervenir durante esta nueva sesión, que será pública, al contrario de las dos reuniones anteriores realizadas lunes y miércoles por la mañana a puerta cerrada, dijeron los diplomáticos a la agencia noticiosa France-Press (AFP).

Los Estados Unidos se opusieron a la adopción de una declaración conjunta del Consejo de Seguridad exhortando al cese de los combates, llamándole "contraproducente" en esta fase, afirmaron fuentes diplomáticas.

"La comunidad internacional, incluyendo el Consejo de Seguridad, debe actuar sin demora para exigir que Israel cese sus ataques a la población civil palestina" y también  detener sus "planes para desplazar a la fuerza y limpiar étnicamente a los palestinos de la ciudad" de Jerusalén, escribió el embajador palestino en la ONU, Riyad Mansour, en una carta dirigida el miércoles a altos funcionarios de la ONU.