Angola asume la presidencia del CIRGL por segunda vez

  • Delegación angoleña participa en 8ª Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de la Región de los Grandes Lagos
  • Presidente da República, João Lourenço, participa na 8ª Cimeira Ordinária dos Chefes de Estado e de Governo da Região dos Grandes Lagos
Luanda - Angola fue elegida, este viernes, para asumir, por segunda vez, la presidencia de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (CIRGL).

La elección de Angola tuvo lugar durante la VIII Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del CIRGL, que tuvo lugar, por videoconferencia, desde la República del Congo, con la participación del Presidente João Lourenço.

En la ocasión, el Jefe de Estado angoleño expresó, en Luanda, su voluntad de trabajar en el fortalecimiento de la cooperación con los Estados miembros, para la erradicación de los grupos armados en la región de los Grandes Lagos.

Según el Presidente, la erradicación de los grupos armados que aún existen en algunos países, tiene como objetivo hacer cumplir los acuerdos de paz concluidos en la región, el levantamiento de las sanciones impuestas a Burundi, el embargo de armas contra la República Centroafricana, así como el trabajo en la lucha contra Covid-19.

Para João Lourenço, Angola asume la presidencia de la organización en un momento marcado por numerosos desafíos, entre ellos la pandemia Covid-19, los conflictos que provocan inestabilidad, sin olvidar la lucha común por el desarrollo económico y social.

Angola, subrayó el estadista angoleño, considera que la respuesta colectiva a estos desafíos consiste en tomar acciones concretas para materializar la implementación del pacto de seguridad, estabilidad y desarrollo en la región, fortaleciendo la cooperación económica regional y el desarrollo.

“También pensamos que la plena implementación del pacto dependerá de los medios que pongamos a disposición de la Secretaría General del CIRGL, por lo que la voluntad política de todos será el factor determinante”, enfatizó.

João Lourenço señaló que el país está listo para hacer de la Troika elegida hoy, integrada por Sudán, Angola y Congo, un colectivo de apoyo a todos los Estados miembros.

El nuevo dirigente del CIRGL agradeció a los Jefes de Estado y sus representantes la confianza en presidir los destinos de la organización durante los próximos dos años.

Felicitó a su homólogo, Denis Sassou N´guesso, por la forma ejemplar en la que dirigió la Conferencia Internacional en los últimos años.

 También felicitó al secretario ejecutivo saliente, así como al recién elegido angoleño João Samuel Caholo.

CIRGL fue creado con el objetivo de resolver temas de paz y seguridad, luego de los conflictos políticos que marcaron la región en 1994.

Miembros de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos, además de Angola, Burundi, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Ruanda, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Uganda, Zambia y República del Congo.

Angola reemplaza a la República del Congo en la presidencia rotatoria durante dos años.

La elección de Angola tuvo lugar durante la VIII Cumbre Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno del CIRGL, que tuvo lugar, por videoconferencia, desde la República del Congo, con la participación del Presidente João Lourenço.

En la ocasión, el Jefe de Estado angoleño expresó, en Luanda, su voluntad de trabajar en el fortalecimiento de la cooperación con los Estados miembros, para la erradicación de los grupos armados en la región de los Grandes Lagos.

Según el Presidente, la erradicación de los grupos armados que aún existen en algunos países, tiene como objetivo hacer cumplir los acuerdos de paz concluidos en la región, el levantamiento de las sanciones impuestas a Burundi, el embargo de armas contra la República Centroafricana, así como el trabajo en la lucha contra Covid-19.

Para João Lourenço, Angola asume la presidencia de la organización en un momento marcado por numerosos desafíos, entre ellos la pandemia Covid-19, los conflictos que provocan inestabilidad, sin olvidar la lucha común por el desarrollo económico y social.

Angola, subrayó el estadista angoleño, considera que la respuesta colectiva a estos desafíos consiste en tomar acciones concretas para materializar la implementación del pacto de seguridad, estabilidad y desarrollo en la región, fortaleciendo la cooperación económica regional y el desarrollo.

“También pensamos que la plena implementación del pacto dependerá de los medios que pongamos a disposición de la Secretaría General del CIRGL, por lo que la voluntad política de todos será el factor determinante”, enfatizó.

João Lourenço señaló que el país está listo para hacer de la Troika elegida hoy, integrada por Sudán, Angola y Congo, un colectivo de apoyo a todos los Estados miembros.

El nuevo dirigente del CIRGL agradeció a los Jefes de Estado y sus representantes la confianza en presidir los destinos de la organización durante los próximos dos años.

Felicitó a su homólogo, Denis Sassou N´guesso, por la forma ejemplar en la que dirigió la Conferencia Internacional en los últimos años.

 También felicitó al secretario ejecutivo saliente, así como al recién elegido angoleño João Samuel Caholo.

CIRGL fue creado con el objetivo de resolver temas de paz y seguridad, luego de los conflictos políticos que marcaron la región en 1994.

Miembros de la Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos, además de Angola, Burundi, República Democrática del Congo, República Centroafricana, Ruanda, Sudán, Sudán del Sur, Tanzania, Uganda, Zambia y República del Congo.

Angola reemplaza a la República del Congo en la presidencia rotatoria durante dos años.