Angola obtiene de la ONU aplazamiento de graduación para País de Rendimiento Medio

  • Sede de la ONU
Luanda – Angola obtuvo el jueves, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el aplazamiento, para 2024, de su graduación de País Menos Avanzado (PMA) para el de Rendimiento Medio (PRM).

La prórroga del período de transición por tres años fue decidida por la Asmblea General de la ONU, a través de una resolución adoptada por consenso de los Estados miembros, en que países como Estados Unidos de América y otros de la Unión Europea reiteraron su apoyo a Angola.

La transición de categoría de Angola estaba prevista para Febrero de 2021, pero fue aplazada para permitir la recuperación económica del país.

La decisón fue fruto de intensas negociaciones en la ONU, en Nueva York, con fuerte empeño de la diplomacia angoleña.

La ONU tuvo en cuenta el heho de que Angola, país dependiente del petróleo, continúa “altamente vulnerable” a la flutuación de su precio y enfrentar una recurrente recesión económica, por seis años consecutivos.

En su resolución, la ONU enfatiza la importancia del Gobierno de Angola acelerar la diversificación económica, con vista a reducir el impacto negativo causado a los principales indicadores económicos y salvaguardar la reducción de las vulnerabilidades sociales.

La ONU señala que ha constatado con gran preocupación, la reducción de los ingresos, resultante de la caída del precio del petróleo, y el impacto negativo en la vulnerable economía de Angola causado por la  crisis global desencadenada por la pandemia del Coronavirus (Covid-19), que ha perturbado aún más el progreso del desarrollo sustentable del país.

Manifiesta igualmente “profunda preocupación” con la prolongada recesión económica que Angola  enfrenta y con sus vulnerabilidades socioeconómicas agudizadas por la crisis global desencadenada por la Covid-19.

La graduación de Angola de País Menos Avanzado (PMA) estaba prevista para Febero de 2021 y fue aprobada a través de una resolución aprobada por la Asamblea General, el 12 de Febrero de 2016.

La prórroga del período de transición por tres años fue decidida por la Asmblea General de la ONU, a través de una resolución adoptada por consenso de los Estados miembros, en que países como Estados Unidos de América y otros de la Unión Europea reiteraron su apoyo a Angola.

La transición de categoría de Angola estaba prevista para Febrero de 2021, pero fue aplazada para permitir la recuperación económica del país.

La decisón fue fruto de intensas negociaciones en la ONU, en Nueva York, con fuerte empeño de la diplomacia angoleña.

La ONU tuvo en cuenta el heho de que Angola, país dependiente del petróleo, continúa “altamente vulnerable” a la flutuación de su precio y enfrentar una recurrente recesión económica, por seis años consecutivos.

En su resolución, la ONU enfatiza la importancia del Gobierno de Angola acelerar la diversificación económica, con vista a reducir el impacto negativo causado a los principales indicadores económicos y salvaguardar la reducción de las vulnerabilidades sociales.

La ONU señala que ha constatado con gran preocupación, la reducción de los ingresos, resultante de la caída del precio del petróleo, y el impacto negativo en la vulnerable economía de Angola causado por la  crisis global desencadenada por la pandemia del Coronavirus (Covid-19), que ha perturbado aún más el progreso del desarrollo sustentable del país.

Manifiesta igualmente “profunda preocupación” con la prolongada recesión económica que Angola  enfrenta y con sus vulnerabilidades socioeconómicas agudizadas por la crisis global desencadenada por la Covid-19.

La graduación de Angola de País Menos Avanzado (PMA) estaba prevista para Febero de 2021 y fue aprobada a través de una resolución aprobada por la Asamblea General, el 12 de Febrero de 2016.