Angola prepara Plan Estratégico para Prevenir y Combatir la Corrupción

  • Ministro de Estado e Chefe da Casa  Civil do Presidente da República, Adão de Almeida
Luanda - Se está elaborando un Plan Estratégico Nacional de Prevención y Lucha contra la Corrupción que podría implementarse en un futuro próximo, según el Ministro de Estado y Jefe de la Casa Civil del Presidente de la República, Adão de Almeida.

El mandatario angoleño dio a conocer este hecho en la Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre "Retos y Medidas para Prevenir, Combatir la Corrupción y Fortalecer la Cooperación Internacional", que se realiza en Nueva York (Estados Unidos) del 2 al 4 de este mes, por videoconferencia.

En su intervención destacó que el plan tiene como objetivo reunir todas las sensibilidades nacionales en la lucha contra este fenómeno, fortalecer la alianza entre el Gobierno y la sociedad civil, mejorar el entorno empresarial y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Dijo que a pesar de las acciones ya en marcha, el Estado angoleño reconoce que aún queda mucho por hacer.

También mencionó el trabajo del país para seguir dando pasos firmes en las áreas de combate a la corrupción y recuperación de activos.

Aclaró que, a partir de 2017, el Ejecutivo angoleño, consciente de que la corrupción socava los cimientos de cualquier sociedad, lanzó un conjunto de reformas, encaminadas a combatir la corrupción, con carácter estructural y prioritario en su agenda.

En este contexto, presentó, como ejemplo, la aprobación de la Ley de Repatriación Coercitiva de Capital y Pérdida Extendida de Activos, en el marco de la cual se identificaron y recuperaron bienes adquiridos mediante un acto de improbidad, mediante la cooperación internacional.

Como resultado, desde 2018, más de 1.500 casos han sido investigados por nuestros órganos judiciales, algunos de los cuales ya han sido juzgados, lo que permitió recuperar activos valorados en 5.300 millones de dólares, de los cuales 2.700 millones de dólares en efectivo y 2.6 mil millones dólares en bienes raíces y bonos", dijo.

El Ministro de Estado señaló que la corrupción es un fenómeno universal. "Prevenir y combatir esto requiere un enfoque integral, integrado y articulado", consideró.

También destacó el deseo del país de seguir formando parte de los diversos mecanismos internacionales en este campo, así como trabajar para institucionalizar un conjunto de reformas en las instituciones angoleñas para que la prevención y lucha contra la corrupción sean cada vez más efectivas.

Esto se debe a que, como dije, la corrupción tiene efectos nocivos en el desarrollo socioeconómico de cualquier país y socava la confianza de los ciudadanos en las instituciones.

El mandatario angoleño dio a conocer este hecho en la Sesión Extraordinaria de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre "Retos y Medidas para Prevenir, Combatir la Corrupción y Fortalecer la Cooperación Internacional", que se realiza en Nueva York (Estados Unidos) del 2 al 4 de este mes, por videoconferencia.

En su intervención destacó que el plan tiene como objetivo reunir todas las sensibilidades nacionales en la lucha contra este fenómeno, fortalecer la alianza entre el Gobierno y la sociedad civil, mejorar el entorno empresarial y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos.

Dijo que a pesar de las acciones ya en marcha, el Estado angoleño reconoce que aún queda mucho por hacer.

También mencionó el trabajo del país para seguir dando pasos firmes en las áreas de combate a la corrupción y recuperación de activos.

Aclaró que, a partir de 2017, el Ejecutivo angoleño, consciente de que la corrupción socava los cimientos de cualquier sociedad, lanzó un conjunto de reformas, encaminadas a combatir la corrupción, con carácter estructural y prioritario en su agenda.

En este contexto, presentó, como ejemplo, la aprobación de la Ley de Repatriación Coercitiva de Capital y Pérdida Extendida de Activos, en el marco de la cual se identificaron y recuperaron bienes adquiridos mediante un acto de improbidad, mediante la cooperación internacional.

Como resultado, desde 2018, más de 1.500 casos han sido investigados por nuestros órganos judiciales, algunos de los cuales ya han sido juzgados, lo que permitió recuperar activos valorados en 5.300 millones de dólares, de los cuales 2.700 millones de dólares en efectivo y 2.6 mil millones dólares en bienes raíces y bonos", dijo.

El Ministro de Estado señaló que la corrupción es un fenómeno universal. "Prevenir y combatir esto requiere un enfoque integral, integrado y articulado", consideró.

También destacó el deseo del país de seguir formando parte de los diversos mecanismos internacionales en este campo, así como trabajar para institucionalizar un conjunto de reformas en las instituciones angoleñas para que la prevención y lucha contra la corrupción sean cada vez más efectivas.

Esto se debe a que, como dije, la corrupción tiene efectos nocivos en el desarrollo socioeconómico de cualquier país y socava la confianza de los ciudadanos en las instituciones.