Cahama símbolo de la resistencia de la ocupación sudafricana

  • Efectivos das FAA (arquivo)
Ondjiva - Los militares de la 2ª Brigada de las Ex-FAPLA, ubicada en el municipio de Cahama, provincia de Cunene, son el símbolo de la resistencia de las diferentes batallas contra la ocupación sudafricana.

En la región, a 200 kilómetros de la ciudad de Ondjiva, se libraron intensos y sangrientos combates durante siete años, que obligaron a retirarse a los militares sudafricanos.

El testimonio es del Teniente Coronel Matias Nauyoma, quien participó en este importante momento de la historia de África Austral.

En entrevista con la ANGOP, dijo que, luego de varias derrotas, la aviación militar sudafricana nunca apareció en el teatro de operaciones, al verse obligada a abandonar la provincia de Cunene, trasladándose a Cuito Cuanavale (provincia de Cuando Cubango).

Recordó que, en reconocimiento a la valentía de los combatientes, el 13 de Junio de 1984 el entonces presidente de la República, José Eduardo dos Santos, se dirigió al mando de la 2ª brigada, donde confraternizó con los militares.

Hoy coordinador de la Asociación de Combatientes y Amigos de la Batalla de Cuito Cuanavale en Cunene, el teniente coronel destacó que la valentía mostrada por las FAPLA contra el régimen sudafricano fue crucial para el regreso de la población de Cunene, luego de la invasión sudafricana, en 1981, así como por la independencia de Namibia.

Matías Nauyoma dio a conocer que fue en Cunene, el 23 de Agosto de 1981, donde las fuerzas de defensa y seguridad sudafricanas invadieron Angola, en un operativo denominado “Protea”, que obligó a la retirada de la administración estatal a Castanheira de Pêra (Huila).

Esta operación, continuó, atacó varios frentes, desde bombardeos aéreos, fuerza mecanizada, entre otros, que destruyó varios objetivos estratégicos en Ondjiva, Xangongo, así como las bases de la SWAPO y sus puestos de mando.

Como artillero del RPG-7, Matías Nauyoma dijo que estuvo en varias batallas móviles, en la brigada Cahama con el comandante Farrusco, así como luchó en Chamutete y Jamba mineira.

En su opinión, los esfuerzos realizados no solo han culminado en una guerra, sino que también han traído desarrollo a África.

Defendió la sensibilización de la nueva generación, para emprender las tareas que apuntan a la consolidación de la paz y la reconciliación nacional, así como la reverencia a las personalidades vinculadas a las distintas etapas del conflicto armado en el país.

Ruta

De 61 años, fue soldado del 11º batallón de brigada y participó en la guerra en respuesta a la invasión sudafricana.

También formó parte del primer batallón en Chamutete y el segundo en Cahama.

Como artillero, su trabajo fue móvil, lo que también lo hizo participar en la famosa batalla de Cuito Cuanavale.

En la región, a 200 kilómetros de la ciudad de Ondjiva, se libraron intensos y sangrientos combates durante siete años, que obligaron a retirarse a los militares sudafricanos.

El testimonio es del Teniente Coronel Matias Nauyoma, quien participó en este importante momento de la historia de África Austral.

En entrevista con la ANGOP, dijo que, luego de varias derrotas, la aviación militar sudafricana nunca apareció en el teatro de operaciones, al verse obligada a abandonar la provincia de Cunene, trasladándose a Cuito Cuanavale (provincia de Cuando Cubango).

Recordó que, en reconocimiento a la valentía de los combatientes, el 13 de Junio de 1984 el entonces presidente de la República, José Eduardo dos Santos, se dirigió al mando de la 2ª brigada, donde confraternizó con los militares.

Hoy coordinador de la Asociación de Combatientes y Amigos de la Batalla de Cuito Cuanavale en Cunene, el teniente coronel destacó que la valentía mostrada por las FAPLA contra el régimen sudafricano fue crucial para el regreso de la población de Cunene, luego de la invasión sudafricana, en 1981, así como por la independencia de Namibia.

Matías Nauyoma dio a conocer que fue en Cunene, el 23 de Agosto de 1981, donde las fuerzas de defensa y seguridad sudafricanas invadieron Angola, en un operativo denominado “Protea”, que obligó a la retirada de la administración estatal a Castanheira de Pêra (Huila).

Esta operación, continuó, atacó varios frentes, desde bombardeos aéreos, fuerza mecanizada, entre otros, que destruyó varios objetivos estratégicos en Ondjiva, Xangongo, así como las bases de la SWAPO y sus puestos de mando.

Como artillero del RPG-7, Matías Nauyoma dijo que estuvo en varias batallas móviles, en la brigada Cahama con el comandante Farrusco, así como luchó en Chamutete y Jamba mineira.

En su opinión, los esfuerzos realizados no solo han culminado en una guerra, sino que también han traído desarrollo a África.

Defendió la sensibilización de la nueva generación, para emprender las tareas que apuntan a la consolidación de la paz y la reconciliación nacional, así como la reverencia a las personalidades vinculadas a las distintas etapas del conflicto armado en el país.

Ruta

De 61 años, fue soldado del 11º batallón de brigada y participó en la guerra en respuesta a la invasión sudafricana.

También formó parte del primer batallón en Chamutete y el segundo en Cahama.

Como artillero, su trabajo fue móvil, lo que también lo hizo participar en la famosa batalla de Cuito Cuanavale.