CIRGL saluda y alienta el alto el fuego en la RCA

  • Presidente da CIRGL, João Lourenço
Luanda - La Conferencia Internacional sobre la Región de los Grandes Lagos (CIRGL) acogió este domingo la decisión unilateral de alto el fuego en la República Centroafricana (RCA), anunciada por el presidente Faustin Touadéra, y vigente desde el viernes último.

En un comunicado emitido hoy en Luanda, la CIRGL considera la decisión como un reconocimiento de que el diálogo abierto y constructivo entre todas las fuerzas vivas es la mejor manera de lograr la paz y la estabilidad que tanto anhela el pueblo centroafricano.

El documento indica que el presidente interino del CIRGL, João Lourenço, tomó nota, con gran satisfacción, de la decisión unilateral de alto el fuego en todo el territorio de la República Centroafricana.

Agrega que la CIRGL acoge con satisfacción los avances logrados e insta a todos los actores políticos y militares a cumplir con el alto el fuego y los principios del Acuerdo Político para la Paz y la Reconciliación en la República Centroafricana (APPR-RCA).

Afirma que el Acuerdo, negociado en Jartum (Sudán) y firmado el 6 de Febrero de 2019 en Bangui (RCA), es un referente en la búsqueda de una solución duradera a la crisis centroafricana.

En la declaración, la organización felicitó al presidente de la RCA, Faustin Touadéra, “por la forma firme y decidida en la que ha buscado dar cumplimiento a las recomendaciones de la III Mini-Cumbre del CIRGL, celebrada en Luanda, el 16 de Septiembre. 2021”.

Reitera que el alto el fuego es un factor indispensable para el éxito de todo el proceso, ya que crea un clima favorable que permite avanzar en la senda de la paz y la reconciliación nacional.

Según la  CIRGL, el alto el fuego también permite la implementación de la Hoja de Ruta Conjunta por la Paz en la República Centroafricana, aprobada en la III Mini Cumbre de Luanda, que incluye el Programa de Desmovilización, Desarme, Reintegración y Repatriación.

La declaración concluye con un llamamiento de la CIRGL a la comunidad internacional, en particular al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para que renueve su confianza en el proceso político en curso en la República Centroafricana y brinde todo el apoyo necesario para salvaguardar la seguridad y promover el bienestar del pueblo centroafricano.

El optimismo y el ánimo de Angola

En los últimos años, Angola ha mantenido invariablemente un discurso optimista y alentador en relación al proceso de paz centroafricano, que se ha convertido en una de las prioridades de su presidencia en el CIRGL.

Como en ocasiones anteriores, el Jefe de Estado angoleño, como presidente en funciones de la organización subregional, reafirmó, en la última mini cumbre de Luanda, el apoyo incondicional del CIRGL y expresó su confianza en un resultado feliz, con soluciones que conduzcan a la paz y estabilidad en la RCA.

El resultado actual del proceso de paz de África Central es también una consecuencia lógica de iniciativas anteriores destinadas principalmente a relanzar el CIRGL como mecanismo de cooperación regional.

Todo comenzó con la cumbre tripartita N’Sele, celebrada el 31 de Mayo de 219 en las afueras de Kinshasa, República Democrática del Congo.

De esta reunión, también organizada por iniciativa de Angola, surgió el compromiso de “revitalizar” el entonces moribundo CIRGL para que sea fundamental en la solución de los problemas crónicos de seguridad de la región.

Desde entonces, Luanda se ha convertido en la capital de la subregión central de África, con sucesivas reuniones al más alto nivel y dedicadas a la resolución de conflictos en diferentes países de la región.

La CIRGL está compuesta por 12 países, a saber, Angola, Burundi, Kenia, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Ruanda, Sudán, Sudán del Sur, República Unida de Tanzania, Uganda y Zambia.

En un comunicado emitido hoy en Luanda, la CIRGL considera la decisión como un reconocimiento de que el diálogo abierto y constructivo entre todas las fuerzas vivas es la mejor manera de lograr la paz y la estabilidad que tanto anhela el pueblo centroafricano.

El documento indica que el presidente interino del CIRGL, João Lourenço, tomó nota, con gran satisfacción, de la decisión unilateral de alto el fuego en todo el territorio de la República Centroafricana.

Agrega que la CIRGL acoge con satisfacción los avances logrados e insta a todos los actores políticos y militares a cumplir con el alto el fuego y los principios del Acuerdo Político para la Paz y la Reconciliación en la República Centroafricana (APPR-RCA).

Afirma que el Acuerdo, negociado en Jartum (Sudán) y firmado el 6 de Febrero de 2019 en Bangui (RCA), es un referente en la búsqueda de una solución duradera a la crisis centroafricana.

En la declaración, la organización felicitó al presidente de la RCA, Faustin Touadéra, “por la forma firme y decidida en la que ha buscado dar cumplimiento a las recomendaciones de la III Mini-Cumbre del CIRGL, celebrada en Luanda, el 16 de Septiembre. 2021”.

Reitera que el alto el fuego es un factor indispensable para el éxito de todo el proceso, ya que crea un clima favorable que permite avanzar en la senda de la paz y la reconciliación nacional.

Según la  CIRGL, el alto el fuego también permite la implementación de la Hoja de Ruta Conjunta por la Paz en la República Centroafricana, aprobada en la III Mini Cumbre de Luanda, que incluye el Programa de Desmovilización, Desarme, Reintegración y Repatriación.

La declaración concluye con un llamamiento de la CIRGL a la comunidad internacional, en particular al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, para que renueve su confianza en el proceso político en curso en la República Centroafricana y brinde todo el apoyo necesario para salvaguardar la seguridad y promover el bienestar del pueblo centroafricano.

El optimismo y el ánimo de Angola

En los últimos años, Angola ha mantenido invariablemente un discurso optimista y alentador en relación al proceso de paz centroafricano, que se ha convertido en una de las prioridades de su presidencia en el CIRGL.

Como en ocasiones anteriores, el Jefe de Estado angoleño, como presidente en funciones de la organización subregional, reafirmó, en la última mini cumbre de Luanda, el apoyo incondicional del CIRGL y expresó su confianza en un resultado feliz, con soluciones que conduzcan a la paz y estabilidad en la RCA.

El resultado actual del proceso de paz de África Central es también una consecuencia lógica de iniciativas anteriores destinadas principalmente a relanzar el CIRGL como mecanismo de cooperación regional.

Todo comenzó con la cumbre tripartita N’Sele, celebrada el 31 de Mayo de 219 en las afueras de Kinshasa, República Democrática del Congo.

De esta reunión, también organizada por iniciativa de Angola, surgió el compromiso de “revitalizar” el entonces moribundo CIRGL para que sea fundamental en la solución de los problemas crónicos de seguridad de la región.

Desde entonces, Luanda se ha convertido en la capital de la subregión central de África, con sucesivas reuniones al más alto nivel y dedicadas a la resolución de conflictos en diferentes países de la región.

La CIRGL está compuesta por 12 países, a saber, Angola, Burundi, Kenia, República Centroafricana, República del Congo, República Democrática del Congo, Ruanda, Sudán, Sudán del Sur, República Unida de Tanzania, Uganda y Zambia.