Estado angoleño comienza a reconocer los matrimonios católicos

  • Ministro de estado e Chefe da Casa Civil, Adão de Almeida, faz entrega do Acordo-Quadro entre a Santa-Sé e a República de Angola
Luanda - Los matrimonios realizados por la Iglesia Católica serán reconocidos en lo adelante por el Estado angoleño, en virtud del Acuerdo firmado entre la Santa Sede y la República de Angola.

El Acuerdo entre la Santa Sede y la República de Angola se firmó el 13 de Septiembre de 2019 y entró en vigor el 21 de Noviembre del mismo año.

Al hablar este martes, durante la entrega formal de los instrumentos jurídicos y administrativos sectoriales que regulan el referido Acuerdo, el Ministro de Estado y Jefe de la Casa Civil del Presidente de la República, Adão de Almeida, dijo que estaba decidido a llevar a cabo del matrimonio católico y su vigencia en el ordenamiento jurídico angoleño, así como el funcionamiento de las instituciones educativas.

Adão de Almeida, quien coordinó la Comisión Interministerial para la Implementación del Acuerdo con la Iglesia Católica, informó que el entendimiento se extiende al régimen tributario aplicable a la iglesia, así como a la exención y facilitación de visas para los misioneros de la congregación.

Dijo que el carácter secular del Estado debe imponer la existencia de una relación de cooperación y asociación, que enfatice el papel de la iglesia en diferentes dominios, como la educación y formación del personal, así como en la moralización de la sociedad.

“Angola seguirá contando con la asociación estratégica de la Iglesia Católica para hacer frente a los problemas y desafíos actuales y juntos construir un futuro aún mejor”, subrayó.

En tanto, el portavoz de la Conferencia Episcopal de Angola y Santo Tomé y Príncipe (CEAST), monseñor Belmiro Chissengueti, explicó que el matrimonio católico de validez civil será reconocido por el Estado siempre que el proceso se inicie en un registro civil.

El prelado agregó que, una vez realizado el matrimonio, el acto debe ser transcrito al registro civil.

Aclaró que el convenio establece la exención de impuestos debido a que la Iglesia Católica realiza acciones sin fines de lucro.

El presidente de CEAST, Don Manuel Imbamba, expresó la voluntad de la iglesia de trabajar por el bienestar espiritual de la sociedad, por la paz y la justicia social.

El Arzobispo de Saurimo reafirmó el compromiso de la congregación de cooperar con el Estado angoleño en la promoción del diálogo y la construcción de una sociedad que garantice la realización de las personas.

El Nuncio Apostólico, Giovanni Gaspari, declaró que los documentos aprobados marcan la expresión de una nueva forma de relación, colaboración y amistad, en la que las partes se comprometen a cumplir con sus responsabilidades.

A su vez, la ministra de Educación, Luísa Grilo, dijo que la cooperación con la Iglesia Católica podría ayudar a llevar la educación a los lugares más remotos.

El acto contó con la presencia de la ministra de Estado para el Área Social, Carolina Cerqueira, ministros, secretarios de Estado, obispos católicos, entre otras entidades.

En virtud del Acuerdo, Angola y la Santa Sede se comprometen a cooperar por el bienestar espiritual y material del hombre y por el bien común, respetando la dignidad y los derechos de la persona humana.

En el documento, el Estado angoleño reconoce la personalidad jurídica de la Iglesia católica en Angola y la titularidad de sus propiedades.

La República de Angola y la Santa Sede mantienen relaciones de cooperación desde hace varios años y actualmente tienen representantes diplomáticos en ambos Estados.

La visita más reciente de un Papa a Angola tuvo lugar en 2009, cuando los angoleños dieron la bienvenida al actual Papa Emérito, Benedicto XVI.

El Acuerdo entre la Santa Sede y la República de Angola se firmó el 13 de Septiembre de 2019 y entró en vigor el 21 de Noviembre del mismo año.

Al hablar este martes, durante la entrega formal de los instrumentos jurídicos y administrativos sectoriales que regulan el referido Acuerdo, el Ministro de Estado y Jefe de la Casa Civil del Presidente de la República, Adão de Almeida, dijo que estaba decidido a llevar a cabo del matrimonio católico y su vigencia en el ordenamiento jurídico angoleño, así como el funcionamiento de las instituciones educativas.

Adão de Almeida, quien coordinó la Comisión Interministerial para la Implementación del Acuerdo con la Iglesia Católica, informó que el entendimiento se extiende al régimen tributario aplicable a la iglesia, así como a la exención y facilitación de visas para los misioneros de la congregación.

Dijo que el carácter secular del Estado debe imponer la existencia de una relación de cooperación y asociación, que enfatice el papel de la iglesia en diferentes dominios, como la educación y formación del personal, así como en la moralización de la sociedad.

“Angola seguirá contando con la asociación estratégica de la Iglesia Católica para hacer frente a los problemas y desafíos actuales y juntos construir un futuro aún mejor”, subrayó.

En tanto, el portavoz de la Conferencia Episcopal de Angola y Santo Tomé y Príncipe (CEAST), monseñor Belmiro Chissengueti, explicó que el matrimonio católico de validez civil será reconocido por el Estado siempre que el proceso se inicie en un registro civil.

El prelado agregó que, una vez realizado el matrimonio, el acto debe ser transcrito al registro civil.

Aclaró que el convenio establece la exención de impuestos debido a que la Iglesia Católica realiza acciones sin fines de lucro.

El presidente de CEAST, Don Manuel Imbamba, expresó la voluntad de la iglesia de trabajar por el bienestar espiritual de la sociedad, por la paz y la justicia social.

El Arzobispo de Saurimo reafirmó el compromiso de la congregación de cooperar con el Estado angoleño en la promoción del diálogo y la construcción de una sociedad que garantice la realización de las personas.

El Nuncio Apostólico, Giovanni Gaspari, declaró que los documentos aprobados marcan la expresión de una nueva forma de relación, colaboración y amistad, en la que las partes se comprometen a cumplir con sus responsabilidades.

A su vez, la ministra de Educación, Luísa Grilo, dijo que la cooperación con la Iglesia Católica podría ayudar a llevar la educación a los lugares más remotos.

El acto contó con la presencia de la ministra de Estado para el Área Social, Carolina Cerqueira, ministros, secretarios de Estado, obispos católicos, entre otras entidades.

En virtud del Acuerdo, Angola y la Santa Sede se comprometen a cooperar por el bienestar espiritual y material del hombre y por el bien común, respetando la dignidad y los derechos de la persona humana.

En el documento, el Estado angoleño reconoce la personalidad jurídica de la Iglesia católica en Angola y la titularidad de sus propiedades.

La República de Angola y la Santa Sede mantienen relaciones de cooperación desde hace varios años y actualmente tienen representantes diplomáticos en ambos Estados.

La visita más reciente de un Papa a Angola tuvo lugar en 2009, cuando los angoleños dieron la bienvenida al actual Papa Emérito, Benedicto XVI.