Actas de defunción entregadas a familiares de líderes de UNITA

  • Coordenador do Grupo Técnico Científico da CIVICOP, Cornélio Calei
Luanda - Los certificados de defunción de los líderes de UNITA Salupeto Pena, Jeremias Chitunda, Mango Alicerces y Eliseu Chimbili fueron entregados hoy (martes), en Luanda, a sus familias por el Ejecutivo angoleño.

La ceremonia fue parte de la implementación del Plan de Reconciliación en Memoria de las Víctimas de los Conflictos Políticos (CIVICOP) que tuvo lugar en Angola, del 11 de Noviembre de 1975 al 4 de Abril de 2002.

El coordinador del Grupo Técnico Científico de CIVICOP, Cornélio Calei, dijo que el gesto demuestra que el Estado angoleño está definitivamente involucrado en el proceso de reconciliación nacional, sumándose al dolor que sufren varias familias a raíz de los momentos más difíciles de la historia del país.

Destacó que el Ejecutivo angoleño está comprometido con el proceso de reconciliación nacional y continuará el proceso de entrega de certificados de defunción.

Agradeció la presencia de los familiares del fallecido, a quienes transmitió palabras de consuelo, en nombre de CIVICOP.

Los cuatro líderes de UNITA cayeron en combate en el conflicto postelectoral de 1992 en la ciudad de Luanda. Las elecciones generales tuvieron lugar en Septiembre de 1992.

En el momento álgido de los hechos, Jeremías Chitunda fue vicepresidente de UNITA, Mango Alicerces, secretario general, Salupeto Pena, representante del partido en la Comisión Mixta Político-Militar (CCPM), organismo encargado de implementar los Acuerdos de Bicesse, y Eliseu Chimbili , distinguido líder del partido.

Miembros de la familia reconocen el gesto

En declaraciones a la prensa, Esteves Isaac Peña, hermano de Salupeto Peña, reconoció el gesto del Ejecutivo y agregó que contribuyó al proceso de reconciliación nacional.

“Para nosotros es una actitud positiva y tenemos que aceptar la realidad de los hechos, todo individuo que piense en la paz debe tener esta actitud”, enfatizó.

Por su parte, Marta Chimbili, hija de Eliseu Chimbili, consideró que el gesto del Ejecutivo angoleño permite acercar a los ciudadanos y fortalece el proceso de reconciliación nacional.

“Es una mezcla de emociones, es indescriptible, pero positivo en todos los sentidos. Es una forma de que las personas se acerquen, se olviden de las heridas, se miren con ojos diferentes y también ayuda a calmar las almas”, dijo.

A su vez, Ali Mango, hijo de Mango Alicerces, destacó que la familia está a la espera de los resultados de las pruebas de ADN para recibir los restos y realizar el funeral.

La ceremonia fue parte de la implementación del Plan de Reconciliación en Memoria de las Víctimas de los Conflictos Políticos (CIVICOP) que tuvo lugar en Angola, del 11 de Noviembre de 1975 al 4 de Abril de 2002.

El coordinador del Grupo Técnico Científico de CIVICOP, Cornélio Calei, dijo que el gesto demuestra que el Estado angoleño está definitivamente involucrado en el proceso de reconciliación nacional, sumándose al dolor que sufren varias familias a raíz de los momentos más difíciles de la historia del país.

Destacó que el Ejecutivo angoleño está comprometido con el proceso de reconciliación nacional y continuará el proceso de entrega de certificados de defunción.

Agradeció la presencia de los familiares del fallecido, a quienes transmitió palabras de consuelo, en nombre de CIVICOP.

Los cuatro líderes de UNITA cayeron en combate en el conflicto postelectoral de 1992 en la ciudad de Luanda. Las elecciones generales tuvieron lugar en Septiembre de 1992.

En el momento álgido de los hechos, Jeremías Chitunda fue vicepresidente de UNITA, Mango Alicerces, secretario general, Salupeto Pena, representante del partido en la Comisión Mixta Político-Militar (CCPM), organismo encargado de implementar los Acuerdos de Bicesse, y Eliseu Chimbili , distinguido líder del partido.

Miembros de la familia reconocen el gesto

En declaraciones a la prensa, Esteves Isaac Peña, hermano de Salupeto Peña, reconoció el gesto del Ejecutivo y agregó que contribuyó al proceso de reconciliación nacional.

“Para nosotros es una actitud positiva y tenemos que aceptar la realidad de los hechos, todo individuo que piense en la paz debe tener esta actitud”, enfatizó.

Por su parte, Marta Chimbili, hija de Eliseu Chimbili, consideró que el gesto del Ejecutivo angoleño permite acercar a los ciudadanos y fortalece el proceso de reconciliación nacional.

“Es una mezcla de emociones, es indescriptible, pero positivo en todos los sentidos. Es una forma de que las personas se acerquen, se olviden de las heridas, se miren con ojos diferentes y también ayuda a calmar las almas”, dijo.

A su vez, Ali Mango, hijo de Mango Alicerces, destacó que la familia está a la espera de los resultados de las pruebas de ADN para recibir los restos y realizar el funeral.