Iglesias piden el diálogo entre los angoleños

  • Foto família dos membros das igrejas que participaram no culto ecuménico dos 45 anos de independência
  • Celebração do culto ecuménico dos 45 anos de independência
  • Celebração do culto ecuménico dos 45 anos de independência
  • Celebração do culto ecuménico dos 45 anos de Indepedência
Luanda - Los líderes religiosos hicieron un llamado este sábado, en Luanda, a una cultura de diálogo y prevención de reacciones o soluciones violentas, ya sean políticas o sociales.

Los religiosos reconocen el momento crítico y los desafíos que atraviesa el país, debido al aumento del desempleo, el hambre, la violencia doméstica, la delincuencia, la prostitución, la huida de la paternidad, así como el consumo excesivo de alcohol.

En este contexto, hacen un llamado a los angoleños a mantener su compromiso con Dios y con la patria, así como a promover una cultura de diálogo y preservación de la paz lograda con mucho sacrificio.

La reverenda Deolinda Dorca Teca defendió la promoción de iniciativas que promuevan el diálogo para la solución pacífica de controversias.

Deolinda Dorca Teca aconseja al Gobierno que continúe por la senda del diálogo, ya que el proceso para lograr la paz social es constante.

“Es una obra paciente, que busca la verdad y la justicia, que honra la memoria de las víctimas de la libertad y que se abre, paso a paso, a una esperanza común, más fuerte que la venganza”, dijo Dorca Teca.

Respecto a la pandemia Covid-19, solicitan maximizar las pruebas comunitarias, su accesibilidad, así como la inspección de las medidas preventivas en el control de los puestos fronterizos de los cercos sanitarios y el manejo del material de bioseguridad, con el fin de salvaguardar el uso de la situación.

A su vez, el arzobispo Dom Filomeno Vieira Dias dejó un mensaje de fe y esperanza para los angoleños, refiriendo que el encuentro no fue solo un simple sentimiento nostálgico, sino más bien para reconocer el origen de la “angolanidad”.

El arzobispo también invitó a la clase política a rezar, mientras avanza que la paz social nace de un corazón en paz.

Al culto ecuménico alusivo a los 45 años de Independencia Nacional asistieron el ministro de Cultura, Turismo y Medio Ambiente, Jomo Fortunato, la secretaria de Estado de Cultura, María de Jesús da Piedade, y otras personas del aparato estatal y religioso.

Los religiosos reconocen el momento crítico y los desafíos que atraviesa el país, debido al aumento del desempleo, el hambre, la violencia doméstica, la delincuencia, la prostitución, la huida de la paternidad, así como el consumo excesivo de alcohol.

En este contexto, hacen un llamado a los angoleños a mantener su compromiso con Dios y con la patria, así como a promover una cultura de diálogo y preservación de la paz lograda con mucho sacrificio.

La reverenda Deolinda Dorca Teca defendió la promoción de iniciativas que promuevan el diálogo para la solución pacífica de controversias.

Deolinda Dorca Teca aconseja al Gobierno que continúe por la senda del diálogo, ya que el proceso para lograr la paz social es constante.

“Es una obra paciente, que busca la verdad y la justicia, que honra la memoria de las víctimas de la libertad y que se abre, paso a paso, a una esperanza común, más fuerte que la venganza”, dijo Dorca Teca.

Respecto a la pandemia Covid-19, solicitan maximizar las pruebas comunitarias, su accesibilidad, así como la inspección de las medidas preventivas en el control de los puestos fronterizos de los cercos sanitarios y el manejo del material de bioseguridad, con el fin de salvaguardar el uso de la situación.

A su vez, el arzobispo Dom Filomeno Vieira Dias dejó un mensaje de fe y esperanza para los angoleños, refiriendo que el encuentro no fue solo un simple sentimiento nostálgico, sino más bien para reconocer el origen de la “angolanidad”.

El arzobispo también invitó a la clase política a rezar, mientras avanza que la paz social nace de un corazón en paz.

Al culto ecuménico alusivo a los 45 años de Independencia Nacional asistieron el ministro de Cultura, Turismo y Medio Ambiente, Jomo Fortunato, la secretaria de Estado de Cultura, María de Jesús da Piedade, y otras personas del aparato estatal y religioso.