João Lourenço lamenta muertes en Cafunfo

  • Presidente de la República, João Lourenço
Luanda - El Presidente angoleño, João Lourenço, lamentó hoy la pérdida de vidas humanas en el "acto de rebelión armada", ocurrido en Cafunfo, provincia de Lunda Norte, 19 años después del restablecimiento de la paz y de la reconciliación nacional en Angola.

Al intervenir en la apertura de la reunión del Consejo de Ministros, Joõa Lourenço condenó enérgicamente la acción y condenó la práctica de actos que atenten contra la seguridad y la soberanía nacional, la Constitución y la ley, tales como el intento de división y desmembramiento del territorio nacional.

Esta posición del Presidente de la República se debe al hecho de que el país fue sorprendido, en la madrugada del 30 de Enero, con un acto de rebelión armada en la villa de Cafunfo, Este del país.

La acción fue protagonizada por un grupo de ciudadanos nacionales y extranjeros que atacaron una escuadra policial, con diferentes tipos de armas.

El Jefe de Estado angoleño subrayó que la acción choca con la Constitución de la República, que en el número 6 del artículo 5° establece que el territorio angoleño es indivisible, inviolable e inalienable, y que será enérgicamente combatida cualquier acción de desmembramiento o de separación de sus parcelas.

Criticó, por otro lado, las voces que condenaron a la Policía Nacional, que frustró la acción criminal, y no a los actores del atentado contra el Estado angoleño.

El Titular del Poder Ejecutivo lamento el hecho de que entre las voces que condenaron la acción de la Policía estar también las de representantes de partidos políticos con asiento parlamentario, cuyos diputados juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución y la ley.

João Lourenço exhortó para que se deje a los órganos del Estado, al Servicio de Investigación Criminal, a la Procuraduría General de la República y a los tribunales averiguar toda la verdad de los hechos, la responsabilidad de cada uno de los participantes, y se actúe en los términos de la ley.

 

Al intervenir en la apertura de la reunión del Consejo de Ministros, Joõa Lourenço condenó enérgicamente la acción y condenó la práctica de actos que atenten contra la seguridad y la soberanía nacional, la Constitución y la ley, tales como el intento de división y desmembramiento del territorio nacional.

Esta posición del Presidente de la República se debe al hecho de que el país fue sorprendido, en la madrugada del 30 de Enero, con un acto de rebelión armada en la villa de Cafunfo, Este del país.

La acción fue protagonizada por un grupo de ciudadanos nacionales y extranjeros que atacaron una escuadra policial, con diferentes tipos de armas.

El Jefe de Estado angoleño subrayó que la acción choca con la Constitución de la República, que en el número 6 del artículo 5° establece que el territorio angoleño es indivisible, inviolable e inalienable, y que será enérgicamente combatida cualquier acción de desmembramiento o de separación de sus parcelas.

Criticó, por otro lado, las voces que condenaron a la Policía Nacional, que frustró la acción criminal, y no a los actores del atentado contra el Estado angoleño.

El Titular del Poder Ejecutivo lamento el hecho de que entre las voces que condenaron la acción de la Policía estar también las de representantes de partidos políticos con asiento parlamentario, cuyos diputados juraron cumplir y hacer cumplir la Constitución y la ley.

João Lourenço exhortó para que se deje a los órganos del Estado, al Servicio de Investigación Criminal, a la Procuraduría General de la República y a los tribunales averiguar toda la verdad de los hechos, la responsabilidad de cada uno de los participantes, y se actúe en los términos de la ley.