João Lourenço recibe mensaje de homólogo marfileño

  • Nova Iorque: Ministra ivoiriense dos Negócios Estrangeiros, Integração Africana e Diáspora, Kandia Kamissokoko Camara
Nueva York - El Presidente angoleño, João Lourenço, recibió este jueves, en Nueva York, un mensaje de su homólogo marfileño, Alassane Ouattara, sobre la cooperación entre los dos países.

El mensaje fue entregado por la ministra marfileña de Relaciones Exteriores, Integración Africana y Diáspora, Kandia Kamissokoko Camara, durante una audiencia concedida por el jefe de Estado angoleño, al margen del 76° período de sesiones de la Asamblea General, cuyo debate finaliza el día 27 de este mes.

En declaraciones a la prensa al final del encuentro, Camara explicó que fue un mensaje “de fraternidad, de expresión de la buena cooperación que existe entre nuestros dos países y pueblos”.

La jefa de la diplomacia de Costa de Marfil dijo que el presidente Ouattara le dio instrucciones de transmitir a su “hermano” João Lourenço su satisfacción por la convergencia de puntos de vista entre los dos líderes sobre el tema de la preservación de la paz en ambos países.

Dijo que Ouattara también expresó su satisfacción por la armonía entre los dos líderes sobre el fortalecimiento de la seguridad, la promoción del desarrollo económico y la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones.

La audiencia tuvo lugar poco después de la intervención de João Lourenço en el debate del 76º período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, que se desarrolla del 21 al 27 de este mes, en Nueva York, la capital económica de Estados Unidos.

En su discurso, exigió la liberación inmediata e incondicional del depuesto presidente de Guinea-Conakry, Alpha Condé, detenido por los militares durante el golpe de Estado a principios de este mes en Conakry.

Instó a la comunidad internacional a actuar con más firmeza y decisión para desalentar el cambio de régimen inconstitucional en África, en lugar de limitarse a simples declaraciones de condena.

Según él, el hecho de que la alteración del orden constitucional que a menudo se registra en los países africanos, utilizando la fuerza militar, sea preocupante, no ha merecido una reacción adecuada y suficientemente enérgica por parte de la comunidad internacional.

En otro aspecto de su discurso, el estadista angoleño defendió la necesidad del reconocimiento de la vacuna Covid-19 como un bien universal y su acceso abierto, para permitir una mayor producción y distribución equitativa a escala mundial.

Abogó por el entendimiento general de que la solidaridad y la simplificación de los procesos en el acceso a las vacunas son la única forma de llevar al mundo a la victoria en la lucha contra la pandemia Covid-19, ya que permite, de la forma más amplia posible, la inmunización de los habitantes de todo nuestro planeta.

Subrayó que fue “impactante ver la disparidad entre una nación y otra en cuanto a la disponibilidad de vacunas, ya que estas diferencias permiten, en algunos casos, la administración de terceras dosis, mientras que en África, la gran mayoría de las poblaciones no están vacunado.

En este contexto, defendió la necesidad de discusión y aprobación, por parte de Naciones Unidas, de decisiones a favor de la liberalización de las patentes de producción de vacunas, para que su uso por un número creciente de países sea posible, haciéndolas más accesibles para todos.

El mensaje fue entregado por la ministra marfileña de Relaciones Exteriores, Integración Africana y Diáspora, Kandia Kamissokoko Camara, durante una audiencia concedida por el jefe de Estado angoleño, al margen del 76° período de sesiones de la Asamblea General, cuyo debate finaliza el día 27 de este mes.

En declaraciones a la prensa al final del encuentro, Camara explicó que fue un mensaje “de fraternidad, de expresión de la buena cooperación que existe entre nuestros dos países y pueblos”.

La jefa de la diplomacia de Costa de Marfil dijo que el presidente Ouattara le dio instrucciones de transmitir a su “hermano” João Lourenço su satisfacción por la convergencia de puntos de vista entre los dos líderes sobre el tema de la preservación de la paz en ambos países.

Dijo que Ouattara también expresó su satisfacción por la armonía entre los dos líderes sobre el fortalecimiento de la seguridad, la promoción del desarrollo económico y la mejora de las condiciones de vida de las poblaciones.

La audiencia tuvo lugar poco después de la intervención de João Lourenço en el debate del 76º período de sesiones de la Asamblea General de Naciones Unidas, que se desarrolla del 21 al 27 de este mes, en Nueva York, la capital económica de Estados Unidos.

En su discurso, exigió la liberación inmediata e incondicional del depuesto presidente de Guinea-Conakry, Alpha Condé, detenido por los militares durante el golpe de Estado a principios de este mes en Conakry.

Instó a la comunidad internacional a actuar con más firmeza y decisión para desalentar el cambio de régimen inconstitucional en África, en lugar de limitarse a simples declaraciones de condena.

Según él, el hecho de que la alteración del orden constitucional que a menudo se registra en los países africanos, utilizando la fuerza militar, sea preocupante, no ha merecido una reacción adecuada y suficientemente enérgica por parte de la comunidad internacional.

En otro aspecto de su discurso, el estadista angoleño defendió la necesidad del reconocimiento de la vacuna Covid-19 como un bien universal y su acceso abierto, para permitir una mayor producción y distribución equitativa a escala mundial.

Abogó por el entendimiento general de que la solidaridad y la simplificación de los procesos en el acceso a las vacunas son la única forma de llevar al mundo a la victoria en la lucha contra la pandemia Covid-19, ya que permite, de la forma más amplia posible, la inmunización de los habitantes de todo nuestro planeta.

Subrayó que fue “impactante ver la disparidad entre una nación y otra en cuanto a la disponibilidad de vacunas, ya que estas diferencias permiten, en algunos casos, la administración de terceras dosis, mientras que en África, la gran mayoría de las poblaciones no están vacunado.

En este contexto, defendió la necesidad de discusión y aprobación, por parte de Naciones Unidas, de decisiones a favor de la liberalización de las patentes de producción de vacunas, para que su uso por un número creciente de países sea posible, haciéndolas más accesibles para todos.