Luísa Damião destaca unidad para el desarrollo del país

  • Luísa Damião, Vice-presidente do MPLA
Huambo - La vicepresidenta del MPLA, Luísa Damião, destacó este jueves, en Huambo, que la clave para el desarrollo del país está en fortalecer la unidad, preservar la paz y conocer sincera y verdaderamente a los angoleños.

Luísa Damião hizo estas declaraciones durante la inauguración de la Tercera Edición del Encuentro Nacional para recibir opiniones de la sociedad civil, denominado “Termómetro”, realizado bajo el lema “La importancia del perdón y la tolerancia para el mejoramiento de la reconciliación y la unidad nacional”.

Según la mandataria, la reconciliación representa, para muchos países, un pilar indispensable para las transformaciones democráticas que se imponen y uno de los motores para la reformulación del contrato social.

“Cuando hay reconciliación, todo se renueva y se acaba el insomnio, la tortura, la incertidumbre y hay un despertar de la esperanza y un nuevo comienzo”, refirió.

Según la dirigente, Angola está viviendo una experiencia ejemplar en cuanto a preservar y mantener la paz y profundizar constantemente la reconciliación nacional, la inclusión social, el perdón mutuo y la curación de las heridas del conflicto armado.

En consecuencia, destacó la disculpa pública y el indulto presentado por el Presidente de la República, João Lourenço, a las víctimas de los conflictos armados que asolaron el país (1975 a 2002), como una declaración histórica de alta responsabilidad patriótica.

Esta petición de perdón, para Luísa Damião, representa el reconocimiento de errores cometidos entre “hermanos de un mismo país” y sin duda profundiza la preservación y mantenimiento de una paz definitiva, sobre todo, reconciliación nacional, inclusión social, perdón mutuo y curación de heridas del conflicto armado.

En este aspecto de asumir la responsabilidad, prosiguió, el Estado angoleño acaba de hacer su parte al aceptar los errores cometidos en el marco del 27 de Mayo, “no basta en los conflictos armados de 1975 a 2002 reconocer humildemente que ha cometido "errores dañinos", "perder la vergüenza" y tener el coraje de acudir al público, con sinceridad, a pedir disculpas y perdón en público”.

Refirió que el MPLA no teme admitir sus errores y siempre lo ha hecho con sentido de responsabilidad, señalando como prueba evidente el lema de gobernabilidad “Mejorar lo que está bien y corregir lo que está mal”.

La III Edición del Encuentro Nacional de recepción de opiniones de la sociedad civil “Termómetro”, que reunió a diversos cuadros y militantes del partido en el poder en Angola, precedió al segundo encuentro interprovincial de las secretarías ejecutivas de los órganos de presión e intermedios en el Región central.

El evento, que se realizará este viernes, en el distrito de Bailundo, a 75 kilómetros de la ciudad, reúne a delegados de las provincias de Benguela, Bie, Cuanza Sur y Huambo.

Aún en el transcurso de su jornada laboral, la vicepresidenta del MPLA sostuvo, poco después de su llegada a Huambo, una reunión con los primeros secretarios provinciales, para luego viajar al municipio de Caála, donde conoció el nivel de funcionamiento de las estructuras de base del partido y otorgó audiencia a los distintos individuos de la sociedad civil en esta región.

Luísa Damião hizo estas declaraciones durante la inauguración de la Tercera Edición del Encuentro Nacional para recibir opiniones de la sociedad civil, denominado “Termómetro”, realizado bajo el lema “La importancia del perdón y la tolerancia para el mejoramiento de la reconciliación y la unidad nacional”.

Según la mandataria, la reconciliación representa, para muchos países, un pilar indispensable para las transformaciones democráticas que se imponen y uno de los motores para la reformulación del contrato social.

“Cuando hay reconciliación, todo se renueva y se acaba el insomnio, la tortura, la incertidumbre y hay un despertar de la esperanza y un nuevo comienzo”, refirió.

Según la dirigente, Angola está viviendo una experiencia ejemplar en cuanto a preservar y mantener la paz y profundizar constantemente la reconciliación nacional, la inclusión social, el perdón mutuo y la curación de las heridas del conflicto armado.

En consecuencia, destacó la disculpa pública y el indulto presentado por el Presidente de la República, João Lourenço, a las víctimas de los conflictos armados que asolaron el país (1975 a 2002), como una declaración histórica de alta responsabilidad patriótica.

Esta petición de perdón, para Luísa Damião, representa el reconocimiento de errores cometidos entre “hermanos de un mismo país” y sin duda profundiza la preservación y mantenimiento de una paz definitiva, sobre todo, reconciliación nacional, inclusión social, perdón mutuo y curación de heridas del conflicto armado.

En este aspecto de asumir la responsabilidad, prosiguió, el Estado angoleño acaba de hacer su parte al aceptar los errores cometidos en el marco del 27 de Mayo, “no basta en los conflictos armados de 1975 a 2002 reconocer humildemente que ha cometido "errores dañinos", "perder la vergüenza" y tener el coraje de acudir al público, con sinceridad, a pedir disculpas y perdón en público”.

Refirió que el MPLA no teme admitir sus errores y siempre lo ha hecho con sentido de responsabilidad, señalando como prueba evidente el lema de gobernabilidad “Mejorar lo que está bien y corregir lo que está mal”.

La III Edición del Encuentro Nacional de recepción de opiniones de la sociedad civil “Termómetro”, que reunió a diversos cuadros y militantes del partido en el poder en Angola, precedió al segundo encuentro interprovincial de las secretarías ejecutivas de los órganos de presión e intermedios en el Región central.

El evento, que se realizará este viernes, en el distrito de Bailundo, a 75 kilómetros de la ciudad, reúne a delegados de las provincias de Benguela, Bie, Cuanza Sur y Huambo.

Aún en el transcurso de su jornada laboral, la vicepresidenta del MPLA sostuvo, poco después de su llegada a Huambo, una reunión con los primeros secretarios provinciales, para luego viajar al municipio de Caála, donde conoció el nivel de funcionamiento de las estructuras de base del partido y otorgó audiencia a los distintos individuos de la sociedad civil en esta región.