Más de 100 angoleños cumplen condena en Namibia

  • Plenario de la Asamblea Nacional
Luanda - Al menos 123 ciudadanos angoleños están cumpliendo condenas en la República de Namibia, por diversos delitos, y 31 namibios se encuentran en la misma condición en Angola.

Los angoleños condenados en Namibia podrán ser trasladados para cumplir sus condenas en Angola y viceversa, en virtud del Acuerdo sobre el Traslado de Personas Condenadas a Penas Privadas entre Angola y Namibia.

Este miércoles, el Parlamento angoleño aprobó por unanimidad la Resolución que ratifica el Acuerdo de Traslado de Personas Condenadas a Penas de Prisión Privada entre Angola y Namibia.

Fuente del Servicio Penitenciario informó a la ANGOP que, de los 123 presos angoleños en Namibia, 111 están condenados y 12 detenidos, mientras que los namibios en Angola 27 están condenados y cuatro en prisión preventiva.

El acuerdo, firmado entre los dos países en 2018, tiene como objetivo el traslado recíproco de los respectivos ciudadanos condenados a privación de libertad.

Las partes se comprometen a cooperar entre sí en las condiciones previstas en el convenio, teniendo en cuenta los hechos que contribuyan a la reinserción social de las personas condenadas y las condiciones en las que se cumplirá la condena.

La implementación de este convenio de cooperación permitirá la creación de condiciones para que los condenados de cada uno de los países cumplan, en el ámbito social de origen, las penas de prisión que les imponen en el otro Estado.

El título tiene por objeto permitir el traslado de personas condenadas a privación de libertad, por un tribunal de la otra parte, para que continúen cumpliendo su condena en el territorio de la parte de la que son nacionales.

Según los términos del acuerdo, el Estado en el que se imponga la pena debe asegurarse de que el interesado exprese su consentimiento para el traslado. Esta decisión debe hacerse por escrito, con pleno conocimiento de las consecuencias legales.

Según el documento, los gastos relacionados con los traslados deben ser a cargo de las partes, en las proporciones que se acuerden.

El diputado André Mendes de Carvalho, de CASA-CE, elogió el acuerdo y señaló que está bien preparado.

Para él, el tratado facilita la justicia entre los ciudadanos de ambos países.

Por su parte, el diputado del MPLA, José Semedo, destacó que el tema en consideración ha sido motivo de gran preocupación.

"Angola y Namibia, como miembros de la Comunidad Internacional y, más que eso, dos pueblos unidos por profundos lazos de sangre y fuertes tradiciones de hermandad, no pueden posponer por más tiempo una respuesta positiva a este imperativo legal internacional", enfatizó.

La diputada de la UNITA, Miraldina Jamba, indicó que el acuerdo es muy saludable para ambos países, ya que permite ampliar los lazos jurídicos sobre la base del respeto mutuo y la observancia del derecho internacional.

Fondo SADC

El plenario aprobó por unanimidad la Resolución de ratificación del Acuerdo Operativo del Fondo de Desarrollo Regional de la Comunidad para el Desarrollo de África Austral (SADC), con un capital social de 13 mil millones de dólares.

El Fondo de la SADC tiene como objetivo movilizar recursos para financiar programas y proyectos de organizaciones regionales, en particular la infraestructura industrial, la integración, así como el ajuste económico y el desarrollo social.

El 51% del capital social está reservado para los Estados Miembros de la SADC, el 37% para el sector privado regional e internacional y el 12% para los socios de cooperación internacional.

El secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Domingos Vieira Lopes, informó al pleno que, con base en los cálculos de participación de cada Estado Miembro, Angola, con una participación del 8,7 por ciento, debe suscribir la cantidad de tres millones 480 mil dólares anuales, para tres años.

Actividad aseguradora

Los legisladores aprobaron en general, con 190 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, el Proyecto de Ley de Actividad Aseguradora y Reaseguradora.

El secretario de Estado de Finanzas y Tesoro, Ottoniel dos Santos, dio a conocer que el Proyecto de Ley tiene como objetivo proteger a los asegurados, asegurados y beneficiarios, así como garantizar la prevención y represión de acciones contrarias a la ley.

Agregó que el diploma presenta soluciones innovadoras, como la ampliación de su alcance, que en adelante incluye las ramas de las compañías de seguros y microseguros, así como el fortalecimiento de las competencias de la Agencia Angoleña de Regulación y Supervisión de Seguros (ARSEG).

La Propuesta de Ley, iniciativa legislativa del Titular del Poder Ejecutivo, institucionaliza la figura del microseguro, las medidas de recuperación de las empresas aseguradoras y reaseguradoras en situación financiera insuficiente, así como su liquidación.

Asimismo, institucionaliza el régimen de supervisión y regulación, lo que resalta el rol predominante del ente supervisor de seguros y el régimen sancionador.

El Diplomado también pretende impulsar la expansión de las compañías de seguros con sede en Angola, para abrir representaciones en el exterior, permitiendo ampliar su ámbito de actividad a nuevos mercados y el crecimiento de los seguros y reaseguros.

Trabajar como voluntario

Incluso hoy, la Asamblea Nacional aprobó, en una votación final global, con 182 votos a favor, ninguno en contra y sin abstenciones, la Ley del Voluntariado.

El diploma sienta las bases para la promoción de una cultura de solidaridad, cohesión social y refuerzo de los valores de ciudadanía, a través de políticas públicas transversales para las diferentes entidades públicas y privadas, en particular la ciudadanía en su dimensión individual.

Con cuatro capítulos y 13 artículos, la Ley establece el marco legal del Voluntariado, con miras a regular y promover la participación ciudadana en las acciones voluntarias.

La diputada de la UNITA, Clarice Mukinda, dijo que su partido toma la Ley Voluntaria con mucho cuidado, porque el país necesita ejercer y reforzar los valores de una ciudadanía activa y contribuyente, basada en la cultura de la solidaridad, la cohesión y la inclusión social.

Por su parte, el diputado del MPLA Paulo de Carvalho señaló que su partido se felicita de que, en los últimos años, se hayan realizado muchas acciones de solidaridad dirigidas a ciudadanos y comunidades que se han visto afectados por desastres naturales o meteorológicos.

El 8º Pleno Ordinario de la 4ª Sesión Legislativa de la IV Legislatura retoma sus trabajos el jueves, con la elección del Defensor del Pueblo y su suplente.

Los angoleños condenados en Namibia podrán ser trasladados para cumplir sus condenas en Angola y viceversa, en virtud del Acuerdo sobre el Traslado de Personas Condenadas a Penas Privadas entre Angola y Namibia.

Este miércoles, el Parlamento angoleño aprobó por unanimidad la Resolución que ratifica el Acuerdo de Traslado de Personas Condenadas a Penas de Prisión Privada entre Angola y Namibia.

Fuente del Servicio Penitenciario informó a la ANGOP que, de los 123 presos angoleños en Namibia, 111 están condenados y 12 detenidos, mientras que los namibios en Angola 27 están condenados y cuatro en prisión preventiva.

El acuerdo, firmado entre los dos países en 2018, tiene como objetivo el traslado recíproco de los respectivos ciudadanos condenados a privación de libertad.

Las partes se comprometen a cooperar entre sí en las condiciones previstas en el convenio, teniendo en cuenta los hechos que contribuyan a la reinserción social de las personas condenadas y las condiciones en las que se cumplirá la condena.

La implementación de este convenio de cooperación permitirá la creación de condiciones para que los condenados de cada uno de los países cumplan, en el ámbito social de origen, las penas de prisión que les imponen en el otro Estado.

El título tiene por objeto permitir el traslado de personas condenadas a privación de libertad, por un tribunal de la otra parte, para que continúen cumpliendo su condena en el territorio de la parte de la que son nacionales.

Según los términos del acuerdo, el Estado en el que se imponga la pena debe asegurarse de que el interesado exprese su consentimiento para el traslado. Esta decisión debe hacerse por escrito, con pleno conocimiento de las consecuencias legales.

Según el documento, los gastos relacionados con los traslados deben ser a cargo de las partes, en las proporciones que se acuerden.

El diputado André Mendes de Carvalho, de CASA-CE, elogió el acuerdo y señaló que está bien preparado.

Para él, el tratado facilita la justicia entre los ciudadanos de ambos países.

Por su parte, el diputado del MPLA, José Semedo, destacó que el tema en consideración ha sido motivo de gran preocupación.

"Angola y Namibia, como miembros de la Comunidad Internacional y, más que eso, dos pueblos unidos por profundos lazos de sangre y fuertes tradiciones de hermandad, no pueden posponer por más tiempo una respuesta positiva a este imperativo legal internacional", enfatizó.

La diputada de la UNITA, Miraldina Jamba, indicó que el acuerdo es muy saludable para ambos países, ya que permite ampliar los lazos jurídicos sobre la base del respeto mutuo y la observancia del derecho internacional.

Fondo SADC

El plenario aprobó por unanimidad la Resolución de ratificación del Acuerdo Operativo del Fondo de Desarrollo Regional de la Comunidad para el Desarrollo de África Austral (SADC), con un capital social de 13 mil millones de dólares.

El Fondo de la SADC tiene como objetivo movilizar recursos para financiar programas y proyectos de organizaciones regionales, en particular la infraestructura industrial, la integración, así como el ajuste económico y el desarrollo social.

El 51% del capital social está reservado para los Estados Miembros de la SADC, el 37% para el sector privado regional e internacional y el 12% para los socios de cooperación internacional.

El secretario de Estado de Relaciones Exteriores, Domingos Vieira Lopes, informó al pleno que, con base en los cálculos de participación de cada Estado Miembro, Angola, con una participación del 8,7 por ciento, debe suscribir la cantidad de tres millones 480 mil dólares anuales, para tres años.

Actividad aseguradora

Los legisladores aprobaron en general, con 190 votos a favor, ninguno en contra y ninguna abstención, el Proyecto de Ley de Actividad Aseguradora y Reaseguradora.

El secretario de Estado de Finanzas y Tesoro, Ottoniel dos Santos, dio a conocer que el Proyecto de Ley tiene como objetivo proteger a los asegurados, asegurados y beneficiarios, así como garantizar la prevención y represión de acciones contrarias a la ley.

Agregó que el diploma presenta soluciones innovadoras, como la ampliación de su alcance, que en adelante incluye las ramas de las compañías de seguros y microseguros, así como el fortalecimiento de las competencias de la Agencia Angoleña de Regulación y Supervisión de Seguros (ARSEG).

La Propuesta de Ley, iniciativa legislativa del Titular del Poder Ejecutivo, institucionaliza la figura del microseguro, las medidas de recuperación de las empresas aseguradoras y reaseguradoras en situación financiera insuficiente, así como su liquidación.

Asimismo, institucionaliza el régimen de supervisión y regulación, lo que resalta el rol predominante del ente supervisor de seguros y el régimen sancionador.

El Diplomado también pretende impulsar la expansión de las compañías de seguros con sede en Angola, para abrir representaciones en el exterior, permitiendo ampliar su ámbito de actividad a nuevos mercados y el crecimiento de los seguros y reaseguros.

Trabajar como voluntario

Incluso hoy, la Asamblea Nacional aprobó, en una votación final global, con 182 votos a favor, ninguno en contra y sin abstenciones, la Ley del Voluntariado.

El diploma sienta las bases para la promoción de una cultura de solidaridad, cohesión social y refuerzo de los valores de ciudadanía, a través de políticas públicas transversales para las diferentes entidades públicas y privadas, en particular la ciudadanía en su dimensión individual.

Con cuatro capítulos y 13 artículos, la Ley establece el marco legal del Voluntariado, con miras a regular y promover la participación ciudadana en las acciones voluntarias.

La diputada de la UNITA, Clarice Mukinda, dijo que su partido toma la Ley Voluntaria con mucho cuidado, porque el país necesita ejercer y reforzar los valores de una ciudadanía activa y contribuyente, basada en la cultura de la solidaridad, la cohesión y la inclusión social.

Por su parte, el diputado del MPLA Paulo de Carvalho señaló que su partido se felicita de que, en los últimos años, se hayan realizado muchas acciones de solidaridad dirigidas a ciudadanos y comunidades que se han visto afectados por desastres naturales o meteorológicos.

El 8º Pleno Ordinario de la 4ª Sesión Legislativa de la IV Legislatura retoma sus trabajos el jueves, con la elección del Defensor del Pueblo y su suplente.