Micro, pequeñas y medianas empresas tienen nueva normativa

  • Reunião da Comissão Económica do Conselho de Ministros
Luanda - La Comisión Económica del Consejo de Ministros aprobó, este viernes, un nuevo reglamento de la Ley de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa, con miras a mejorar el entorno empresarial en el país.

Un comunicado de la sesión, guiado por el Presidente de la República, João Lourenço, afirma que el reglamento, que tiene como objetivo cumplir con los requisitos del contexto actual, establece los procedimientos de clasificación, constitución, certificación y rendición de cuentas.

El instrumento legal también define las formas de “trato diferenciado” y los mecanismos de apoyo institucional.

El Ejecutivo angoleño pretende, por tanto, impulsar el desarrollo, la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas, así como de los comerciantes individuales.

El objetivo es generar empleo y mejorar la distribución del ingreso, la inclusión social, la reducción de la informalidad y el fortalecimiento de la economía.

Como parte de la protección de los recursos de los ecosistemas acuáticos y la política pesquera, la Comisión Económica aprobó medidas para la gestión de la pesca marina, la pesca continental, la acuicultura y la sal para el año 2021.

La Comisión Económica del Consejo de Ministros también aprobó el proyecto de valorización de residuos sólidos urbanos en la provincia de Luanda, que contiene las medidas para la implementación de un nuevo modelo de recolección y tratamiento, con mayor capacidad instalada para tal fin.

La idea es enfrentar la mayor producción de residuos sólidos urbanos y obtener un flujo de recuperación informal.

En este sentido, según el comunicado, se aprobó el lanzamiento de un concurso público para el establecimiento de una alianza público-privada para el centro de recuperación de residuos sólidos de Mulenvos en Luanda.

En la misma sesión también se aprobó el informe de balance del Plan Nacional de Desarrollo 2018/2020, para el año 2020, documento que describe el nivel de implementación de las medidas previstas para el período en cuestión y evalúa el grado de cumplimiento de las metas y objetivos programados.

En el ámbito de la actividad financiera del Estado, la Comisión Económica aprobó dos informes de balance sobre la ejecución de la programación financiera del Tesoro Nacional, uno referido al cuarto trimestre de 2020 y otro al ejercicio 2020.

Los documentos reflejan los resultados de las ejecuciones hipotecarias de ingresos y gastos, con y sin flujo de caja, para los períodos en cuestión.

En la misma área, se aprobó el informe de balance de ejecución del plan de caja del Tesoro Nacional para diciembre de 2020, que presenta el desempeño de los principales indicadores que sirvieron de base para la elaboración del respectivo plan de caja, las entradas y salidas de recursos y la estabilidad/ejecución de gastos, con y sin incidencia de tesorería.

Finalmente, se informó a la Comisión Económica del Consejo de Ministros sobre la evolución del mercado cambiario durante 2020, así como las medidas de política monetaria que viene implementando el Banco Nacional de Angola, con miras a mejorar el control de la liquidez en moneda nacional, con el fin de mitigar los efectos monetarios sobre la variación de precios.

Un comunicado de la sesión, guiado por el Presidente de la República, João Lourenço, afirma que el reglamento, que tiene como objetivo cumplir con los requisitos del contexto actual, establece los procedimientos de clasificación, constitución, certificación y rendición de cuentas.

El instrumento legal también define las formas de “trato diferenciado” y los mecanismos de apoyo institucional.

El Ejecutivo angoleño pretende, por tanto, impulsar el desarrollo, la competitividad de las micro, pequeñas y medianas empresas, así como de los comerciantes individuales.

El objetivo es generar empleo y mejorar la distribución del ingreso, la inclusión social, la reducción de la informalidad y el fortalecimiento de la economía.

Como parte de la protección de los recursos de los ecosistemas acuáticos y la política pesquera, la Comisión Económica aprobó medidas para la gestión de la pesca marina, la pesca continental, la acuicultura y la sal para el año 2021.

La Comisión Económica del Consejo de Ministros también aprobó el proyecto de valorización de residuos sólidos urbanos en la provincia de Luanda, que contiene las medidas para la implementación de un nuevo modelo de recolección y tratamiento, con mayor capacidad instalada para tal fin.

La idea es enfrentar la mayor producción de residuos sólidos urbanos y obtener un flujo de recuperación informal.

En este sentido, según el comunicado, se aprobó el lanzamiento de un concurso público para el establecimiento de una alianza público-privada para el centro de recuperación de residuos sólidos de Mulenvos en Luanda.

En la misma sesión también se aprobó el informe de balance del Plan Nacional de Desarrollo 2018/2020, para el año 2020, documento que describe el nivel de implementación de las medidas previstas para el período en cuestión y evalúa el grado de cumplimiento de las metas y objetivos programados.

En el ámbito de la actividad financiera del Estado, la Comisión Económica aprobó dos informes de balance sobre la ejecución de la programación financiera del Tesoro Nacional, uno referido al cuarto trimestre de 2020 y otro al ejercicio 2020.

Los documentos reflejan los resultados de las ejecuciones hipotecarias de ingresos y gastos, con y sin flujo de caja, para los períodos en cuestión.

En la misma área, se aprobó el informe de balance de ejecución del plan de caja del Tesoro Nacional para diciembre de 2020, que presenta el desempeño de los principales indicadores que sirvieron de base para la elaboración del respectivo plan de caja, las entradas y salidas de recursos y la estabilidad/ejecución de gastos, con y sin incidencia de tesorería.

Finalmente, se informó a la Comisión Económica del Consejo de Ministros sobre la evolución del mercado cambiario durante 2020, así como las medidas de política monetaria que viene implementando el Banco Nacional de Angola, con miras a mejorar el control de la liquidez en moneda nacional, con el fin de mitigar los efectos monetarios sobre la variación de precios.