MPLA llama a la unidad y la reconciliación nacional

  • Militantes del Partido MPLA durante acto político
Luanda - El MPLA lanzó este viernes, en Luanda, un llamado a la unidad y reconciliación entre los angoleños, que pide confianza en las medidas del Presidente de la República a favor del desarrollo político, económico y social del país.

El partido de mayoría gobernante en Angola reaccionó, en un comunicado, al intento de invasión y toma de un puesto policial por parte de unas 300 personas, que tuvo lugar la noche del 30 de enero, en la localidad diamantina de Cafunfo, en la provincia de Lunda Norte.

La acción, que las autoridades angoleñas califican de “rebelión”, resultó, según datos oficiales, en la muerte de seis “invasores” y la lesión de dos agentes entre las fuerzas de defensa y seguridad.

En su comunicado, el Buró Político del MPLA invita a los jóvenes, en el sentido de abrazar las “causas nobles” relacionadas con su superación cultural, formación académica y profesional y su inserción en la sociedad y que “no hagan amotinarse su forma de vida".

"La apertura democrática que realmente se ha vivido en Angola desde las últimas elecciones que eligieron al camarada João Lourenço como Presidente de la República es algo que está aquí para quedarse, que debe ser profundizado y mejorado en interés del país y de los angoleños", subraya.

En su nota, el MPLA lamenta que esta mayor libertad de prensa, de expresión, de reunión y de manifestación, esté “sirviendo para promover el irrespeto a la Constitución y la ley, a los símbolos nacionales, el irrespeto a la autoridad instituida, el irrespeto para el patrimonio público y la propiedad privada”.

Para el MPLA, que incluye en este “coro de voces” al mayor partido de oposición (UNITA) y algunas organizaciones de la sociedad civil, esta postura es peligrosa para la estabilidad política y social y contraria al buen ambiente empresarial que atrae la inversión privada, que ha estado creando últimamente.

En su reacción a lo sucedido, el MPLA reconoce que existen asimetrías regionales en el desarrollo socio-económico de Angola, pero destaca que estas asimetrías se remontan al período de la colonización portuguesa”.

Los primeros colonos asentaron sus campamentos en la costa norte, avanzando hacia el sur, centro y este, un proceso de ocupación y desarrollo que duró cientos de años, subraya la nota.

"No es realista y justo pensar que, en apenas 45 años, los sucesivos gobiernos de la Angola independiente ya deberían haber corregido estas asimetrías, que los portugueses no pudieron corregir durante más de cinco siglos", añade.

Para el MPLA, lo que se ha visto últimamente en Angola, "es un intento de dividir a los angoleños, incitando al tribalismo, al regionalismo, a romper la unidad nacional, tan bien conservada hasta ahora".

El partido de mayoría gobernante en Angola reaccionó, en un comunicado, al intento de invasión y toma de un puesto policial por parte de unas 300 personas, que tuvo lugar la noche del 30 de enero, en la localidad diamantina de Cafunfo, en la provincia de Lunda Norte.

La acción, que las autoridades angoleñas califican de “rebelión”, resultó, según datos oficiales, en la muerte de seis “invasores” y la lesión de dos agentes entre las fuerzas de defensa y seguridad.

En su comunicado, el Buró Político del MPLA invita a los jóvenes, en el sentido de abrazar las “causas nobles” relacionadas con su superación cultural, formación académica y profesional y su inserción en la sociedad y que “no hagan amotinarse su forma de vida".

"La apertura democrática que realmente se ha vivido en Angola desde las últimas elecciones que eligieron al camarada João Lourenço como Presidente de la República es algo que está aquí para quedarse, que debe ser profundizado y mejorado en interés del país y de los angoleños", subraya.

En su nota, el MPLA lamenta que esta mayor libertad de prensa, de expresión, de reunión y de manifestación, esté “sirviendo para promover el irrespeto a la Constitución y la ley, a los símbolos nacionales, el irrespeto a la autoridad instituida, el irrespeto para el patrimonio público y la propiedad privada”.

Para el MPLA, que incluye en este “coro de voces” al mayor partido de oposición (UNITA) y algunas organizaciones de la sociedad civil, esta postura es peligrosa para la estabilidad política y social y contraria al buen ambiente empresarial que atrae la inversión privada, que ha estado creando últimamente.

En su reacción a lo sucedido, el MPLA reconoce que existen asimetrías regionales en el desarrollo socio-económico de Angola, pero destaca que estas asimetrías se remontan al período de la colonización portuguesa”.

Los primeros colonos asentaron sus campamentos en la costa norte, avanzando hacia el sur, centro y este, un proceso de ocupación y desarrollo que duró cientos de años, subraya la nota.

"No es realista y justo pensar que, en apenas 45 años, los sucesivos gobiernos de la Angola independiente ya deberían haber corregido estas asimetrías, que los portugueses no pudieron corregir durante más de cinco siglos", añade.

Para el MPLA, lo que se ha visto últimamente en Angola, "es un intento de dividir a los angoleños, incitando al tribalismo, al regionalismo, a romper la unidad nacional, tan bien conservada hasta ahora".