Oficiales de justicia de Viana en huelga

  • Estrada que liga centro de Luanda a Viana e Catete
Luanda - Oficiales de las secciones 10 y 17 del Palacio de Justicia del municipio de Viana, en Luanda, se encuentran en huelga desde este lunes, por tiempo indefinido, alegando falta de condiciones laborales.

La degradación del local del juzgado, inaugurado en Diciembre de 2011, que comprende ocho despachos de jueces, un número igual de fiscales y tres salas de audiencias, es la principal causa del paro.

Con la interrupción del trabajo, las personas se ven privadas de los juicios, el tema de la liberación, entre otros servicios del órgano judicial.

Ante la situación, una delegación del Consejo General de la Judicatura, el Distrito de Luanda y los Tribunales se reunió con los 50 trabajadores de la institución, en busca de soluciones.

El portavoz de los empleados, Mauro Gomes, dijo a la prensa que la precariedad de los baños, el derrumbe parcial de techos y paredes, la falta de aire acondicionado en las habitaciones y agua corriente han provocado malestar y ciertas enfermedades a los trabajadores.

Consideró que la reunión no fue concluyente porque, a pesar de las promesas de mejorar las condiciones de trabajo, no se determinó un plazo para el inicio y el final de las obras de rehabilitación.

Mauro Gomes afirmó que la duración de las obras determinará el plazo de paro, que, en principio, es de cinco días, si las negociaciones son rápidas.

La degradación del local del juzgado, inaugurado en Diciembre de 2011, que comprende ocho despachos de jueces, un número igual de fiscales y tres salas de audiencias, es la principal causa del paro.

Con la interrupción del trabajo, las personas se ven privadas de los juicios, el tema de la liberación, entre otros servicios del órgano judicial.

Ante la situación, una delegación del Consejo General de la Judicatura, el Distrito de Luanda y los Tribunales se reunió con los 50 trabajadores de la institución, en busca de soluciones.

El portavoz de los empleados, Mauro Gomes, dijo a la prensa que la precariedad de los baños, el derrumbe parcial de techos y paredes, la falta de aire acondicionado en las habitaciones y agua corriente han provocado malestar y ciertas enfermedades a los trabajadores.

Consideró que la reunión no fue concluyente porque, a pesar de las promesas de mejorar las condiciones de trabajo, no se determinó un plazo para el inicio y el final de las obras de rehabilitación.

Mauro Gomes afirmó que la duración de las obras determinará el plazo de paro, que, en principio, es de cinco días, si las negociaciones son rápidas.