João Lourenço señala formas de proteger mejor a los niños

  • Presidente da República, João Lourenço (Arquivo)
Luanda - El Presidente de la República, João Lourenço, dijo este martes que Angola ya ha logrado enormes avances en la estrategia de protección infantil, pero que queda mucho por hacer, principalmente en términos de empoderamiento de las familias.

En un mensaje con motivo del Día Internacional del Niño (1 de Junio), el Jefe de Estado angoleño alentó a los organismos oficiales dedicados a este propósito a seguir esforzándose, a fin de reforzar la lucha contra la huida de la paternidad y el embarazo precoz.

Asimismo, pidió más acciones en la lucha contra la violencia doméstica, las agresiones sexuales, las prácticas oscurantistas como acusar a los niños de brujas, la explotación del trabajo infantil y otras situaciones negativas que están en el origen de muchos de los problemas de la niñez en Angola.

Destacó el tema del empoderamiento familiar, ya que es el núcleo donde se debe prestar la primera atención al niño y donde se transmiten los primeros valores para garantizar su plena formación, además de prevenir posibles faltas de conducta.

El mandatario angoleño recordó, por su parte, que desde los primeros años de la Independencia Nacional, los derechos de los menores "se empezaron a plasmar en el famoso lema Dale a los niños todo lo que se merecen y se formalizaron en los 11 Compromisos del Niño, adoptados por el Gobierno, en 2007, y en otros diplomas de igual importancia”.

Recordó que el país celebra el Día Internacional del Niño el 1º de Junio, cuando en 1950, por iniciativa de las Naciones Unidas, se reconoció formalmente el derecho de los niños al afecto, el amor y la comprensión, una alimentación adecuada, la atención médica. Educación gratuita, protección contra toda forma de explotación y crecimiento en un clima de paz y fraternidad.

En su mensaje, João Lourenço saludó a todos los niños de Angola y sus homólogos de todo el mundo, deseando que cumplan todos sus sueños en un futuro de paz y prosperidad.

En un mensaje con motivo del Día Internacional del Niño (1 de Junio), el Jefe de Estado angoleño alentó a los organismos oficiales dedicados a este propósito a seguir esforzándose, a fin de reforzar la lucha contra la huida de la paternidad y el embarazo precoz.

Asimismo, pidió más acciones en la lucha contra la violencia doméstica, las agresiones sexuales, las prácticas oscurantistas como acusar a los niños de brujas, la explotación del trabajo infantil y otras situaciones negativas que están en el origen de muchos de los problemas de la niñez en Angola.

Destacó el tema del empoderamiento familiar, ya que es el núcleo donde se debe prestar la primera atención al niño y donde se transmiten los primeros valores para garantizar su plena formación, además de prevenir posibles faltas de conducta.

El mandatario angoleño recordó, por su parte, que desde los primeros años de la Independencia Nacional, los derechos de los menores "se empezaron a plasmar en el famoso lema Dale a los niños todo lo que se merecen y se formalizaron en los 11 Compromisos del Niño, adoptados por el Gobierno, en 2007, y en otros diplomas de igual importancia”.

Recordó que el país celebra el Día Internacional del Niño el 1º de Junio, cuando en 1950, por iniciativa de las Naciones Unidas, se reconoció formalmente el derecho de los niños al afecto, el amor y la comprensión, una alimentación adecuada, la atención médica. Educación gratuita, protección contra toda forma de explotación y crecimiento en un clima de paz y fraternidad.

En su mensaje, João Lourenço saludó a todos los niños de Angola y sus homólogos de todo el mundo, deseando que cumplan todos sus sueños en un futuro de paz y prosperidad.