Defensoría del Pueblo pide rapidez en la resolución de los casos

  • Símbolo da Justiça
Luanda - El Defensor del Pueblo adjunto, Aguinaldo Cristóvão, pidió hoy (viernes) en Luanda, mayor celeridad en la resolución de los casos de ciudadanos que solicitan los distintos servicios en el Palacio de Justicia en el municipio de Kilamba Kiaxi.

El Defensor del Pueblo Adjunto realizó este recurso al término de una visita de verificación para conocer el servicio brindado al público en el Palacio de Justicia, el Centro Psicosocial Sapú y el Hospital General de Luanda, donde fue informado sobre las dificultades y mejoras en el sector.

Aguinaldo Cristóvão informó a la prensa que partes de las denuncias que llegan a la Defensoría del Pueblo están vinculadas al retraso en la entrega de casos, en la resolución de conflictos laborales y agrarios, y pidió a la dirección del Palacio de Justicia que se apresure a mejorar el servicio a los ciudadanos.

El funcionario informó que recibió de la dirección del Palacio de Justicia de Kilamba Kiaxi las inquietudes que contribuyen a la demora en el manejo de los casos, como la falta de iluminación, falta de papel, tintero, entre otros asuntos.

Según Aguinaldo Cristóvão, en el Hospital General de Luanda los pacientes reconocieron que hubo mejoras en la atención, debido a la mayor humanización de los servicios, mientras que en el Centro Psicosocial Sapú hay registros de abusos contra algunos usuarios que buscan el lugar.

El Centro Psicosocial de Sapú tiene la función de acoger a niños y ancianos víctimas de maltrato por parte de familiares, quienes son referidos a Lar Kuzola y Beiral, luego del diagnóstico realizado por los psicólogos.

El Defensor del Pueblo adjunto destacó la importancia de que la ciudadanía esté permanentemente informada sobre sus derechos con el fin de reducir los niveles de insatisfacción que a veces se dan en estos lugares.

El responsable recordó que los familiares deben estar protegidos de la violencia intrafamiliar, persecución, malos tratos y para ello la Defensoría del Pueblo cuenta con canales que se pueden activar, ya sea por teléfono o por correo electrónico.

El trabajo del Defensor del Pueblo Adjunto comenzó en la administración municipal de Kilamba Kiaxi, seguido del Palacio de Justicia, Hospital General de Luanda y finalizó en el Centro Psico-social de Sapú.

El Defensor del Pueblo Adjunto realizó este recurso al término de una visita de verificación para conocer el servicio brindado al público en el Palacio de Justicia, el Centro Psicosocial Sapú y el Hospital General de Luanda, donde fue informado sobre las dificultades y mejoras en el sector.

Aguinaldo Cristóvão informó a la prensa que partes de las denuncias que llegan a la Defensoría del Pueblo están vinculadas al retraso en la entrega de casos, en la resolución de conflictos laborales y agrarios, y pidió a la dirección del Palacio de Justicia que se apresure a mejorar el servicio a los ciudadanos.

El funcionario informó que recibió de la dirección del Palacio de Justicia de Kilamba Kiaxi las inquietudes que contribuyen a la demora en el manejo de los casos, como la falta de iluminación, falta de papel, tintero, entre otros asuntos.

Según Aguinaldo Cristóvão, en el Hospital General de Luanda los pacientes reconocieron que hubo mejoras en la atención, debido a la mayor humanización de los servicios, mientras que en el Centro Psicosocial Sapú hay registros de abusos contra algunos usuarios que buscan el lugar.

El Centro Psicosocial de Sapú tiene la función de acoger a niños y ancianos víctimas de maltrato por parte de familiares, quienes son referidos a Lar Kuzola y Beiral, luego del diagnóstico realizado por los psicólogos.

El Defensor del Pueblo adjunto destacó la importancia de que la ciudadanía esté permanentemente informada sobre sus derechos con el fin de reducir los niveles de insatisfacción que a veces se dan en estos lugares.

El responsable recordó que los familiares deben estar protegidos de la violencia intrafamiliar, persecución, malos tratos y para ello la Defensoría del Pueblo cuenta con canales que se pueden activar, ya sea por teléfono o por correo electrónico.

El trabajo del Defensor del Pueblo Adjunto comenzó en la administración municipal de Kilamba Kiaxi, seguido del Palacio de Justicia, Hospital General de Luanda y finalizó en el Centro Psico-social de Sapú.