UNITA agradece la disculpa del PR a las víctimas de los conflictos políticos

  • Presidente da Unita, Adalberto Costa Júnior
Luanda - El presidente de UNITA, Adalberto Costa Júnior, acogió este viernes en Luanda la iniciativa del Presidente de la República, João Lourenço, de pedir disculpas públicamente por las víctimas de los conflictos políticos ocurridos entre 1975 y 2002.

En el acto de inauguración del seminario para el personal de su partido, que se realiza en el municipio de Viana, Adalberto Costa Júnior consideró relevante el discurso del Jefe de Estado, pero lamentó que también hubiera invitado a la UNITA a presentar una solicitud de disculpas a la Nación.

El miércoles pasado, João Lourenço pidió disculpas y disculpas a todos los angoleños, en nombre del Estado, por las víctimas de los conflictos políticos, en particular los del 27 de Mayo de 1977, ejecutados sumariamente tras un fallido intento de golpe.

En ese momento, João Lourenço afirmó que el pueblo angoleño ya demostró que sabe perdonar y merecía escuchar, de quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, una disculpa pública y un perdón, en relación con los militantes y cuadros de la UNITA y otros ciudadanos asesinados por partido, en el momento de los hechos encabezados por Jonas Malheiro Savimbi.

En concreto, el Presidente de la República se refirió a Tito Chingungi, Wilson dos Santos e sus respectivas familias, las valientes mujeres de las hogueras de Jamba, los pasajeros del tren  de Zenza-do-Itombe, a los mártires de las ciudades de Cuito (Bie) y de Huambo, y otras.

Adalberto Costa Júnior manifestó, por cierto, que su partido "ya lo ha hecho varias veces, a través de Jonas Savimbi (presidente fundador), en Abril de 2001, en la XVI Conferencia de la UNITA, así como a través de Lukamba Gato e Isaías Samakuva, este último como presidente del partido".

El pronunciamiento de João Lourenço sobre las víctimas de los conflictos políticos puso fin a un largo período de silencio del Estado en relación con algunos de estos hechos, como el 27 de Mayo de 1977, que culminó con la muerte de un número indeterminado de ciudadanos.

Luego de 44 años, el Presidente de la República aclaró que se trató de un intento de golpe de Estado, perpetrado por militantes del MPLA, que fue repelido de manera desproporcionada por las fuerzas de defensa y seguridad de la época.

En el acto de inauguración del seminario para el personal de su partido, que se realiza en el municipio de Viana, Adalberto Costa Júnior consideró relevante el discurso del Jefe de Estado, pero lamentó que también hubiera invitado a la UNITA a presentar una solicitud de disculpas a la Nación.

El miércoles pasado, João Lourenço pidió disculpas y disculpas a todos los angoleños, en nombre del Estado, por las víctimas de los conflictos políticos, en particular los del 27 de Mayo de 1977, ejecutados sumariamente tras un fallido intento de golpe.

En ese momento, João Lourenço afirmó que el pueblo angoleño ya demostró que sabe perdonar y merecía escuchar, de quienes tienen la responsabilidad de hacerlo, una disculpa pública y un perdón, en relación con los militantes y cuadros de la UNITA y otros ciudadanos asesinados por partido, en el momento de los hechos encabezados por Jonas Malheiro Savimbi.

En concreto, el Presidente de la República se refirió a Tito Chingungi, Wilson dos Santos e sus respectivas familias, las valientes mujeres de las hogueras de Jamba, los pasajeros del tren  de Zenza-do-Itombe, a los mártires de las ciudades de Cuito (Bie) y de Huambo, y otras.

Adalberto Costa Júnior manifestó, por cierto, que su partido "ya lo ha hecho varias veces, a través de Jonas Savimbi (presidente fundador), en Abril de 2001, en la XVI Conferencia de la UNITA, así como a través de Lukamba Gato e Isaías Samakuva, este último como presidente del partido".

El pronunciamiento de João Lourenço sobre las víctimas de los conflictos políticos puso fin a un largo período de silencio del Estado en relación con algunos de estos hechos, como el 27 de Mayo de 1977, que culminó con la muerte de un número indeterminado de ciudadanos.

Luego de 44 años, el Presidente de la República aclaró que se trató de un intento de golpe de Estado, perpetrado por militantes del MPLA, que fue repelido de manera desproporcionada por las fuerzas de defensa y seguridad de la época.