Vicepresidente destaca empeño en protección del ambiente

  • Vicepresidente de la República, Bornito de Sousa
Luanda - El Vicepresidente de la República, Bornito de Sousa, reafirmó este jueves, el empeño de las autoridades angoleñas en la protección del ambiente, con agravación de las penas, para los crímenes de naturaleza ambiental, en el nuevo Código Penal, en vigor desde el 11 de Febrero último.

Bornito de Sousa discursaba, por videoconferencia, en el encuentro sobre Refuerzo de los Compromisos Políticos para Mejoría y Conservación de los Manglales en África, que se desarrolla del 3 al 4 de Marzo, en el ámbito de los días Africano del Ambiente y de la ambientalista keniana Wangari Maathai.

Explicó que la adquisición, alienación o transporte de especies de la fauna y de la flora legalmente protegidas es punida con pena máxima, que pasó de tres para 12 años de pena mayor.

De acuerdo con Bornito de Sousa, para los crímenes que ponen en peligro de extinción especies animales o vegetales,  eliminando ejemplares de la fauna o de la flora, destruyendo o deteriorando su hábitat natural, la pena máxima subió de tres para cinco años de prisión mayor.

En el caso de contaminación de las aguas, de los suelos o del aire la pena ahora es siete años de privación de libertad, adelantó.

Bornito de Sousa discursaba, por videoconferencia, en el encuentro sobre Refuerzo de los Compromisos Políticos para Mejoría y Conservación de los Manglales en África, que se desarrolla del 3 al 4 de Marzo, en el ámbito de los días Africano del Ambiente y de la ambientalista keniana Wangari Maathai.

Explicó que la adquisición, alienación o transporte de especies de la fauna y de la flora legalmente protegidas es punida con pena máxima, que pasó de tres para 12 años de pena mayor.

De acuerdo con Bornito de Sousa, para los crímenes que ponen en peligro de extinción especies animales o vegetales,  eliminando ejemplares de la fauna o de la flora, destruyendo o deteriorando su hábitat natural, la pena máxima subió de tres para cinco años de prisión mayor.

En el caso de contaminación de las aguas, de los suelos o del aire la pena ahora es siete años de privación de libertad, adelantó.