Dieciséis pasajeros dan positivo en una prueba de detección posterior al desembarco en Angola

  • Ministra da Saúde, Sílvia Lutucuta (Arquivo)
Luanda- Dieciséis pasajeros dieron positivo por Covid-19 durante el proceso de prueba posterior al aterrizaje, los últimos siete días, en el Aeropuerto Internacional 4 de Febrero, dijo este sábado la ministra de Salud, Sílvia Lutucuta.

Según un Decreto Ejecutivo conjunto de los Ministerios de Salud, Interior, Relaciones Exteriores y Transporte, que suspende temporalmente los enlaces aéreos con Brasil, Sudáfrica y Portugal, a partir de este domingo 24, así como las pruebas post-aterrizaje obligatorias, desde el pasado Sábado (16).

Según el portavoz de la Comisión Interministerial de Lucha y Prevención del Covid-19, que hizo balance de la operación de los vuelos de repatriación de ciudadanos angoleños y extranjeros residentes en el país, durante este período fueron rastreados 6.296 viajeros transportados por TAAG, TAP, entre otros operadores.

Para el contrato, la aerolínea angoleña TAAG realizó 38 vuelos de repatriación desde las ciudades de Lisboa (Portugal), Johannesburgo y Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y São Paulo (Brasil).

Según la gobernante, los casos positivos se encuentran en aislamiento institucional en el centro de Barra de Kwanza y en unidades hoteleras adaptadas al centro institucional de cuarentena, a cargo de la Clínica Girassol.

Los casos positivos, explica la gobernante, son inmediatamente aislados y sometidos a los procedimientos como si fueran pacientes con la nueva variante de Sars-Cov-2. “Y a los pasajeros de un mismo vuelo se les aconseja, además de cumplir con su cuarentena domiciliaria, que cumplan estrictamente con el aislamiento domiciliario”, reforzó la ministra.

Luego de la prueba de RT-PCR y confirmada, las muestras se envían al Instituto Nacional de Investigaciones en Salud (INIS) donde se realiza la genotipificación (identificación de la nueva especie de Sars-Cov-2, por filogenia).

Los pasajeros con pruebas negativas, según la ministra, firmaron un término de responsabilidad con instrucciones precisas, así como los lugares donde deben hacerse las pruebas al final del período de cuarentena y en caso de incumplimiento están sujetos a cuarentena institucional y el pago de la multa de tráfico.

Consultado sobre un brote hemorrágico en algunas provincias del país, la ministra ya tiene conocimiento de las autoridades sanitarias.

Explicó que las autoridades sanitarias angoleñas están evaluando el brote de malaria, acompañado de fuertes fiebres y hemorragias.

“Los equipos de salud pública están trabajando. Ya hay muestras en estudio en los laboratorios”, concluyó.

Para evitar la entrada de la nueva variante de Sars-Cov-2 detectada en Sudáfrica y Reino Unido, las autoridades angoleñas han decidido suspender, temporalmente, las conexiones aéreas, marítimas y terrestres y las pruebas obligatorias post desembarque de los pasajeros.

A partir de este domingo 24, los pasajeros procedentes de otros países deberán abonar las pruebas posteriores al aterrizaje, cuyo valor no ha sido revelado.

Según un Decreto Ejecutivo conjunto de los Ministerios de Salud, Interior, Relaciones Exteriores y Transporte, que suspende temporalmente los enlaces aéreos con Brasil, Sudáfrica y Portugal, a partir de este domingo 24, así como las pruebas post-aterrizaje obligatorias, desde el pasado Sábado (16).

Según el portavoz de la Comisión Interministerial de Lucha y Prevención del Covid-19, que hizo balance de la operación de los vuelos de repatriación de ciudadanos angoleños y extranjeros residentes en el país, durante este período fueron rastreados 6.296 viajeros transportados por TAAG, TAP, entre otros operadores.

Para el contrato, la aerolínea angoleña TAAG realizó 38 vuelos de repatriación desde las ciudades de Lisboa (Portugal), Johannesburgo y Ciudad del Cabo (Sudáfrica) y São Paulo (Brasil).

Según la gobernante, los casos positivos se encuentran en aislamiento institucional en el centro de Barra de Kwanza y en unidades hoteleras adaptadas al centro institucional de cuarentena, a cargo de la Clínica Girassol.

Los casos positivos, explica la gobernante, son inmediatamente aislados y sometidos a los procedimientos como si fueran pacientes con la nueva variante de Sars-Cov-2. “Y a los pasajeros de un mismo vuelo se les aconseja, además de cumplir con su cuarentena domiciliaria, que cumplan estrictamente con el aislamiento domiciliario”, reforzó la ministra.

Luego de la prueba de RT-PCR y confirmada, las muestras se envían al Instituto Nacional de Investigaciones en Salud (INIS) donde se realiza la genotipificación (identificación de la nueva especie de Sars-Cov-2, por filogenia).

Los pasajeros con pruebas negativas, según la ministra, firmaron un término de responsabilidad con instrucciones precisas, así como los lugares donde deben hacerse las pruebas al final del período de cuarentena y en caso de incumplimiento están sujetos a cuarentena institucional y el pago de la multa de tráfico.

Consultado sobre un brote hemorrágico en algunas provincias del país, la ministra ya tiene conocimiento de las autoridades sanitarias.

Explicó que las autoridades sanitarias angoleñas están evaluando el brote de malaria, acompañado de fuertes fiebres y hemorragias.

“Los equipos de salud pública están trabajando. Ya hay muestras en estudio en los laboratorios”, concluyó.

Para evitar la entrada de la nueva variante de Sars-Cov-2 detectada en Sudáfrica y Reino Unido, las autoridades angoleñas han decidido suspender, temporalmente, las conexiones aéreas, marítimas y terrestres y las pruebas obligatorias post desembarque de los pasajeros.

A partir de este domingo 24, los pasajeros procedentes de otros países deberán abonar las pruebas posteriores al aterrizaje, cuyo valor no ha sido revelado.