Ministra de Salud admite aumento de casos de malaria en Angola

  • Sílvia Lutucuta, Ministra de la Salud
Luanda - La ministra de Salud, Sílvia Lutucuta, admitió este jueves, en Luanda, que Angola enfrenta una situación "crítica y desafiante" en relación con la malaria, una enfermedad que ha afectado a más de dos millones de pacientes en los últimos cinco meses.

Al hablar en una conferencia de prensa para presentar el estado de la enfermedad, el funcionario del gobierno afirmó que solo en este período se registraron un total de 5.573 muertes.

Según la ministra, las autoridades registraron, en cinco meses, una tasa de mortalidad del orden del 0,1 por ciento entre los casos atendidos en las distintas unidades de salud del país.

Sin embargo, afirmó que a pesar del aumento de casos de malaria, hubo una disminución en el número de muertes en relación a las reportadas en 2020, sin especificar datos comparativos.

En cuanto a los casos positivos, Sílvia Lutucuta señaló el mes de abril como el más crítico, dado el aumento de 322 mil y 717 pacientes, aunque hubo una disminución de 102 muertes.

Según datos proporcionados a periodistas, la mayor tasa de mortalidad por la enfermedad se registró en menores de cinco años y en mujeres embarazadas, siendo las provincias más afectadas Luanda, Lunda Norte, Malanje, Huambo, Uije, Benguela, Bie y Huila.

Anunció que, debido al aumento de casos, el Ejecutivo angoleño continuará realizando inversiones para minimizar el impacto de la malaria en los hospitales, destacando, sin embargo, que la lucha efectiva contra la enfermedad requerirá un "esfuerzo multisectorial".

En rueda de prensa, el funcionario de gobierno se refirió al fortalecimiento de los lineamientos metodológicos y de supervisión, la implementación del Plan Multisectorial de Contingencia y el Plan de Emergencia Antivirus, y destacó que, debido al aumento de casos, se crearon unidades satélites para el tratamiento de la malaria y el dengue, además de contar con equipos y medicamentos reforzados.

En otro dominio, informó que, en los últimos cinco meses, se diagnosticaron 249 casos de dengue, sin fallecimientos, de los cuales 160 en Namibe, 43 en Luanda, 33 en Cabinda y 30 en Uije, los más afectados.

Al hablar en una conferencia de prensa para presentar el estado de la enfermedad, el funcionario del gobierno afirmó que solo en este período se registraron un total de 5.573 muertes.

Según la ministra, las autoridades registraron, en cinco meses, una tasa de mortalidad del orden del 0,1 por ciento entre los casos atendidos en las distintas unidades de salud del país.

Sin embargo, afirmó que a pesar del aumento de casos de malaria, hubo una disminución en el número de muertes en relación a las reportadas en 2020, sin especificar datos comparativos.

En cuanto a los casos positivos, Sílvia Lutucuta señaló el mes de abril como el más crítico, dado el aumento de 322 mil y 717 pacientes, aunque hubo una disminución de 102 muertes.

Según datos proporcionados a periodistas, la mayor tasa de mortalidad por la enfermedad se registró en menores de cinco años y en mujeres embarazadas, siendo las provincias más afectadas Luanda, Lunda Norte, Malanje, Huambo, Uije, Benguela, Bie y Huila.

Anunció que, debido al aumento de casos, el Ejecutivo angoleño continuará realizando inversiones para minimizar el impacto de la malaria en los hospitales, destacando, sin embargo, que la lucha efectiva contra la enfermedad requerirá un "esfuerzo multisectorial".

En rueda de prensa, el funcionario de gobierno se refirió al fortalecimiento de los lineamientos metodológicos y de supervisión, la implementación del Plan Multisectorial de Contingencia y el Plan de Emergencia Antivirus, y destacó que, debido al aumento de casos, se crearon unidades satélites para el tratamiento de la malaria y el dengue, además de contar con equipos y medicamentos reforzados.

En otro dominio, informó que, en los últimos cinco meses, se diagnosticaron 249 casos de dengue, sin fallecimientos, de los cuales 160 en Namibe, 43 en Luanda, 33 en Cabinda y 30 en Uije, los más afectados.