Ministra reitera vacunación de profesionales de la salud como prioridad

  • Ministra de la Salud, Sílvia Lutucuta
Catumbela - La ministra de Salud, Sílvia Lutucuta, reiteró hoy miércoles que la vacunación de los profesionales de la salud en todo el país es una prioridad del Ejecutivo, dentro del ámbito de las medidas para contener la propagación del Covid-19.

Angola ya ha recibido más de un millón de dosis de la vacuna Astrazeneca y Sinopharma, y ​​el plan nacional de inmunización prevé vacunar alrededor del 54 por ciento de la población, un total de 16.823.284 personas mayores de 16 años, con el fin de reducir la mortalidad y aumento de casos de Covid-19 y permitir la reanudación de las actividades económicas y sociales.

El país ha registrado hasta el momento 29.146 casos positivos, con 639 muertes, 25.145 recuperados y 3.362 activos. De los activos, 20 son críticos, 36 graves, 147 moderados, 74 leves y 3.085 asintomáticos.

Hablando en Benguela, durante el acto central de conmemoración del Día Internacional de la Enfermera, que hoy se celebra, la ministra de Sanidad subrayó el compromiso de las autoridades para que todos los profesionales sanitarios estén vacunados contra el Covid-19, para proteger sus unidades y también los pacientes que tratan.

“El virus existe y los profesionales pueden contraerlo en cualquier lugar. No solo en las unidades de salud, sino en casa o en la calle”, enfatizó, enfatizando la idea de que ahora lo más importante es que estos profesionales de primera línea en la lucha contra el Covid-19 estén seguros, a través de la vacunación.

Sílvia Lutucuta insistió en que poco más de 100 profesionales de la salud ya se han contagiado del nuevo coronavirus, desde que aparecieron los primeros casos en Angola, apelando así a la necesidad de que todos cumplan con las medidas de bioseguridad.

Sin embargo, reconoció el difícil momento que atraviesa el país por la pandemia, pero afirmó que el gobierno ha venido trabajando para reducir el impacto negativo del Covid-19, especialmente en las unidades de salud, citando como ejemplo la vacunación de los profesionales dada la situación de gravedad de la enfermedad.

A su vez, el presidente de la Orden de Enfermeras de Angola, Paulo Luvualu, denunció la “proliferación” de escuelas de salud en todo el país que, a su juicio, solo sirven para ganar dinero, en lugar de apostar por la formación de profesionales de calidad.

Para cambiar el escenario, la dirigente señala la necesidad de abrir escuelas de salud con cursos de enfermería, incluida la formación especializada, ya sea post-media o postgrado.

También llamó la atención sobre el hecho de que existe igualdad de oportunidades entre las clases de medicina y enfermería en relación a la apertura de cursos de especialidad en algunos hospitales del país.

Parafraseando la ministra de Salud, el presidente de la Orden de Enfermeras de Angola considera a la enfermería como la columna vertebral del sector salud, particularmente en Angola, a pesar de que lamentó que esta clase ocupe el cuarto lugar en las prioridades del Ejecutivo.

La presidenta del Sindicato Provincial de Enfermeras de Benguela, Helena Muteba, prefirió resaltar el difícil momento que atraviesa la clase, debido a las condiciones laborales y salariales, cada vez más incompatibles con el coste de vida actual.

La dirigente sindical lamentó que, tras el último concurso público, 80 enfermeras de Benguela, algunas de las cuales llevan más de 20 años en servicio, se vieron obligadas a trabajar en otras provincias, sin condiciones de alojamiento adecuadas.

 

Angola ya ha recibido más de un millón de dosis de la vacuna Astrazeneca y Sinopharma, y ​​el plan nacional de inmunización prevé vacunar alrededor del 54 por ciento de la población, un total de 16.823.284 personas mayores de 16 años, con el fin de reducir la mortalidad y aumento de casos de Covid-19 y permitir la reanudación de las actividades económicas y sociales.

El país ha registrado hasta el momento 29.146 casos positivos, con 639 muertes, 25.145 recuperados y 3.362 activos. De los activos, 20 son críticos, 36 graves, 147 moderados, 74 leves y 3.085 asintomáticos.

Hablando en Benguela, durante el acto central de conmemoración del Día Internacional de la Enfermera, que hoy se celebra, la ministra de Sanidad subrayó el compromiso de las autoridades para que todos los profesionales sanitarios estén vacunados contra el Covid-19, para proteger sus unidades y también los pacientes que tratan.

“El virus existe y los profesionales pueden contraerlo en cualquier lugar. No solo en las unidades de salud, sino en casa o en la calle”, enfatizó, enfatizando la idea de que ahora lo más importante es que estos profesionales de primera línea en la lucha contra el Covid-19 estén seguros, a través de la vacunación.

Sílvia Lutucuta insistió en que poco más de 100 profesionales de la salud ya se han contagiado del nuevo coronavirus, desde que aparecieron los primeros casos en Angola, apelando así a la necesidad de que todos cumplan con las medidas de bioseguridad.

Sin embargo, reconoció el difícil momento que atraviesa el país por la pandemia, pero afirmó que el gobierno ha venido trabajando para reducir el impacto negativo del Covid-19, especialmente en las unidades de salud, citando como ejemplo la vacunación de los profesionales dada la situación de gravedad de la enfermedad.

A su vez, el presidente de la Orden de Enfermeras de Angola, Paulo Luvualu, denunció la “proliferación” de escuelas de salud en todo el país que, a su juicio, solo sirven para ganar dinero, en lugar de apostar por la formación de profesionales de calidad.

Para cambiar el escenario, la dirigente señala la necesidad de abrir escuelas de salud con cursos de enfermería, incluida la formación especializada, ya sea post-media o postgrado.

También llamó la atención sobre el hecho de que existe igualdad de oportunidades entre las clases de medicina y enfermería en relación a la apertura de cursos de especialidad en algunos hospitales del país.

Parafraseando la ministra de Salud, el presidente de la Orden de Enfermeras de Angola considera a la enfermería como la columna vertebral del sector salud, particularmente en Angola, a pesar de que lamentó que esta clase ocupe el cuarto lugar en las prioridades del Ejecutivo.

La presidenta del Sindicato Provincial de Enfermeras de Benguela, Helena Muteba, prefirió resaltar el difícil momento que atraviesa la clase, debido a las condiciones laborales y salariales, cada vez más incompatibles con el coste de vida actual.

La dirigente sindical lamentó que, tras el último concurso público, 80 enfermeras de Benguela, algunas de las cuales llevan más de 20 años en servicio, se vieron obligadas a trabajar en otras provincias, sin condiciones de alojamiento adecuadas.