Ochenta y siete pacientes hemofílicos atendidos en el Pediátrico David Bernardino

  • Secretário de Estado para a Área Hospitalar, Leonardo Inocêncio
Luanda - Ochenta y siete pacientes hemofílicos están siendo seguidos por el Centro de Atención al Paciente Anémico (CADA) del Hospital Pediátrico David Bernardino, anunció este sábado el secretario de Estado del Área Hospitalaria, Leonardo Europeu Inocêncio.

De los pacientes en seguimiento, 73 padecen hemofilia A y 14 hemofilia B, con edades comprendidas entre 1 y 49 años.

La hemofilia es una enfermedad genética, esencialmente hereditaria, que compromete la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre, un proceso necesario para detener el sangrado.

Hay hemofilia A, causada por la deficiencia del factor de coagulación ocho, y B del factor de coagulación nueve, que generalmente se heredan de uno de los padres a través de un cromosoma 10 con un gen no funcional.

Los datos existentes indican que, en Angola, hay alrededor de tres mil dientes hemofílicos.

Leonardo European Innocent, quien habló con motivo del Día Mundial de la Hemofilia, dijo que cinco pacientes son de la provincia de Huambo, dos de Bie, uno de Cuanza Norte y uno de Cuanza Sur, con más del 50% con complicaciones articulares.

El presidente de la Liga de Amigos y Pacientes Hematológicos de Angola (LADHA), José António, considera fundamental cambiar la situación, ya que la medicación para estos pacientes sigue siendo una preocupación.

Según el responsable, es fundamental que los pacientes sean atendidos con regularidad y no solo cuando se encuentran en momentos de crisis.

LADHA, como asociación sin fines de lucro, cuenta con el apoyo de la Federación Mundial de Hemofilia y el Ministerio de Salud.

Respecto a la enfermedad, el universitario Adilson Gourgel, de 27 años, informa que el primer síntoma de la enfermedad fue luego de recibir la vacuna BCG, pero recién en 2006, luego de la extracción de un diente que le provocó hemorragia, lo que obligó al ingreso, fue diagnosticado con enfermedad de hemofilia.

Adilson Gourgel señala que la fase más difícil de la enfermedad ha sido desde que llegó a la edad adulta, con intensos dolores en las articulaciones, desgaste provocado por la patología.

El joven lamenta la demora por su evacuación al exterior del país, por la aplicación de prótesis en sus rodillas.

De los pacientes en seguimiento, 73 padecen hemofilia A y 14 hemofilia B, con edades comprendidas entre 1 y 49 años.

La hemofilia es una enfermedad genética, esencialmente hereditaria, que compromete la capacidad del cuerpo para formar coágulos de sangre, un proceso necesario para detener el sangrado.

Hay hemofilia A, causada por la deficiencia del factor de coagulación ocho, y B del factor de coagulación nueve, que generalmente se heredan de uno de los padres a través de un cromosoma 10 con un gen no funcional.

Los datos existentes indican que, en Angola, hay alrededor de tres mil dientes hemofílicos.

Leonardo European Innocent, quien habló con motivo del Día Mundial de la Hemofilia, dijo que cinco pacientes son de la provincia de Huambo, dos de Bie, uno de Cuanza Norte y uno de Cuanza Sur, con más del 50% con complicaciones articulares.

El presidente de la Liga de Amigos y Pacientes Hematológicos de Angola (LADHA), José António, considera fundamental cambiar la situación, ya que la medicación para estos pacientes sigue siendo una preocupación.

Según el responsable, es fundamental que los pacientes sean atendidos con regularidad y no solo cuando se encuentran en momentos de crisis.

LADHA, como asociación sin fines de lucro, cuenta con el apoyo de la Federación Mundial de Hemofilia y el Ministerio de Salud.

Respecto a la enfermedad, el universitario Adilson Gourgel, de 27 años, informa que el primer síntoma de la enfermedad fue luego de recibir la vacuna BCG, pero recién en 2006, luego de la extracción de un diente que le provocó hemorragia, lo que obligó al ingreso, fue diagnosticado con enfermedad de hemofilia.

Adilson Gourgel señala que la fase más difícil de la enfermedad ha sido desde que llegó a la edad adulta, con intensos dolores en las articulaciones, desgaste provocado por la patología.

El joven lamenta la demora por su evacuación al exterior del país, por la aplicación de prótesis en sus rodillas.