Angoleños destacan acción de Don Benedito en pro de los desfavorecidos

  • Bispo de Malanje, Dom Benedito Roberto
Luanda - La sociedad angoleña destacó, este lunes, el aporte de Don Benedito Roberto en la mejora de las condiciones sociales de las comunidades.

Como reacción a la muerte del arzobispo metropolitano de Malanje, víctima de una enfermedad, angoleños de todos los ámbitos de la vida elogiaron su contribución a la lucha por la mejora de las condiciones sociales y económicas, en particular la lucha contra el alcoholismo entre los jóvenes.

Según el gobernador de Malanje, Norberto dos Santos “Kwata Kanawa”, destaca que, aunque religioso, fue intervencionista y asesor del gobierno y de los jóvenes para resolver problemas sociales.

 “Muy intervencionista, un consejero, un hombre de paz, un socio que aportó mucho para que los mensajes sobre la prevención del Covid-19, la lucha contra el consumo excesivo de alcohol entre los jóvenes, la prostitución y otros males que azotan a la sociedad, lleguen al pueblos más distantes ”, dice.

El mismo sentimiento lo expresa el gobernador de Lunda Norte, Ernesto Muangala, quien destaca la acción de los religiosos en la búsqueda de soluciones para mejorar los sectores de salud y educación en el municipio de Xá Muteba.

“Con él elaboramos proyectos sociales que tienen que ver con la salud y la educación, principalmente, para el municipio de Xá Muteba, y algunos se insertaron en el Plan Integrado de Intervención a los Municipios y ya se están ejecutando”, recordó.

Don Benedito Roberto describió a un hombre comprometido con el bienestar común y la paz social de las comunidades, considerando la muerte del prelado como una pérdida irreparable.

Por su parte, el obispo emérito de Lubango, Don Zacarias Kawenho, consideró prematura la muerte del arzobispo de Malanje.

En declaraciones a la ANGOP, Don Zacarias Kamwenho destacó que el país pierde a un "gran" hombre que todavía quería crecer y será estimado por todos.

El segundo secretario provincial del MPLA de Malanje, Manuel Carvalho da Costa, dice que el prelado siempre ha sabido interpretar los signos de los tiempos, luchando por la mejora de las condiciones sociales y económicas del país y de la provincia de Malanje en particular.

También elogió la contribución realizada para profundizar la unidad nacional y la reconciliación.

Por su parte, la UNITA, en una nota a la que tuvo acceso Angop, destaca a Don Benedito como un servidor comprometido con el país y sus poblaciones.

Hizo un llamamiento a la nueva generación de sacerdotes para que se inspiren en el camino de Don Benedito, con miras a perpetuar su legado.

(Por dentro)

Nacido en el municipio de Mussende, provincia de Cuanza Sur, Don Benedito fue admitido en el noviciado de la Congregación de Espírito Santo en 1967, en Braga, Portugal, donde completó sus estudios secundarios. Entre 1977 y 1981 se licenció en Filosofía y Teología en el Seminario Mayor Cristo Rey de Huambo. Fue ordenado sacerdote el 18 de Octubre de 1981.

El 30 de Diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Novo Redondo y consagrado Obispo el 25 de Febrero de 1996. Fue elevado a arzobispo de Malanje por el Papa Benedicto XVI, el 19 de Mayo de 2012.

Como reacción a la muerte del arzobispo metropolitano de Malanje, víctima de una enfermedad, angoleños de todos los ámbitos de la vida elogiaron su contribución a la lucha por la mejora de las condiciones sociales y económicas, en particular la lucha contra el alcoholismo entre los jóvenes.

Según el gobernador de Malanje, Norberto dos Santos “Kwata Kanawa”, destaca que, aunque religioso, fue intervencionista y asesor del gobierno y de los jóvenes para resolver problemas sociales.

 “Muy intervencionista, un consejero, un hombre de paz, un socio que aportó mucho para que los mensajes sobre la prevención del Covid-19, la lucha contra el consumo excesivo de alcohol entre los jóvenes, la prostitución y otros males que azotan a la sociedad, lleguen al pueblos más distantes ”, dice.

El mismo sentimiento lo expresa el gobernador de Lunda Norte, Ernesto Muangala, quien destaca la acción de los religiosos en la búsqueda de soluciones para mejorar los sectores de salud y educación en el municipio de Xá Muteba.

“Con él elaboramos proyectos sociales que tienen que ver con la salud y la educación, principalmente, para el municipio de Xá Muteba, y algunos se insertaron en el Plan Integrado de Intervención a los Municipios y ya se están ejecutando”, recordó.

Don Benedito Roberto describió a un hombre comprometido con el bienestar común y la paz social de las comunidades, considerando la muerte del prelado como una pérdida irreparable.

Por su parte, el obispo emérito de Lubango, Don Zacarias Kawenho, consideró prematura la muerte del arzobispo de Malanje.

En declaraciones a la ANGOP, Don Zacarias Kamwenho destacó que el país pierde a un "gran" hombre que todavía quería crecer y será estimado por todos.

El segundo secretario provincial del MPLA de Malanje, Manuel Carvalho da Costa, dice que el prelado siempre ha sabido interpretar los signos de los tiempos, luchando por la mejora de las condiciones sociales y económicas del país y de la provincia de Malanje en particular.

También elogió la contribución realizada para profundizar la unidad nacional y la reconciliación.

Por su parte, la UNITA, en una nota a la que tuvo acceso Angop, destaca a Don Benedito como un servidor comprometido con el país y sus poblaciones.

Hizo un llamamiento a la nueva generación de sacerdotes para que se inspiren en el camino de Don Benedito, con miras a perpetuar su legado.

(Por dentro)

Nacido en el municipio de Mussende, provincia de Cuanza Sur, Don Benedito fue admitido en el noviciado de la Congregación de Espírito Santo en 1967, en Braga, Portugal, donde completó sus estudios secundarios. Entre 1977 y 1981 se licenció en Filosofía y Teología en el Seminario Mayor Cristo Rey de Huambo. Fue ordenado sacerdote el 18 de Octubre de 1981.

El 30 de Diciembre de 1995 fue nombrado Obispo de Novo Redondo y consagrado Obispo el 25 de Febrero de 1996. Fue elevado a arzobispo de Malanje por el Papa Benedicto XVI, el 19 de Mayo de 2012.