Covid-19: Angoleños cumplen nuevo período de restricciones

  • Un ángulo de la ciudad de Luanda, capital de Angola
Luanda – Los angoleños comienzan a cumplir, este miércoles, 09, un nuevo período de restricciones impuestas por el Gobierno en el cuadro de la prevención y combate a la Covid-19.

Entre las nuevas medidas, que entran en vigor durante un mes, consta la manutención de la fuerza de trabajo a 50 por ciento en los servicios públicos y privados en Luanda, a excepción dr las instituciones de educación, salud, fuerzas de defensa y orden público, comunicación social, energía y aguaa, puertos y aeropuertos, agencias bancarias y servicios de recogida de residuos sólidos, que deberán mantenerla a 100 por ciento.

En las demás provincias, la fuerza de trabajo se mantiene, igualmente, en 75 por ciento, en los servicios públicos y privados.

En Luanda, las restricciones incluyen el cierre de restaurantes y similares, los fines desemana, y la prohibición de la salida y entrada sin autorización, a excepción de ciudadanos en misión de servicio, debidamente credenciados, comerciantes con bienes y servicios, transporte de enfermos o translado de cadáveres.

También en Luanda, las salas de cine continúan cerradas.

Para impedir la importación de nuevas cepas de la enfermedad, el Gobierno mantiene, igualmente, la prohibición de entrada de ciudadanos extranjeros no residentes, provenientes o con paso por Brasil y por la India.

Entre las nuevas medidas, que entran en vigor durante un mes, consta la manutención de la fuerza de trabajo a 50 por ciento en los servicios públicos y privados en Luanda, a excepción dr las instituciones de educación, salud, fuerzas de defensa y orden público, comunicación social, energía y aguaa, puertos y aeropuertos, agencias bancarias y servicios de recogida de residuos sólidos, que deberán mantenerla a 100 por ciento.

En las demás provincias, la fuerza de trabajo se mantiene, igualmente, en 75 por ciento, en los servicios públicos y privados.

En Luanda, las restricciones incluyen el cierre de restaurantes y similares, los fines desemana, y la prohibición de la salida y entrada sin autorización, a excepción de ciudadanos en misión de servicio, debidamente credenciados, comerciantes con bienes y servicios, transporte de enfermos o translado de cadáveres.

También en Luanda, las salas de cine continúan cerradas.

Para impedir la importación de nuevas cepas de la enfermedad, el Gobierno mantiene, igualmente, la prohibición de entrada de ciudadanos extranjeros no residentes, provenientes o con paso por Brasil y por la India.