Luanda "renace" al abrigo del PIIM

  • Malecón de Luanda
Luanda – La ciudad de Luanda conoció, en los últimos 12 meses, mejorías significativas en la gestión de las infraestructuras sociales básicas, con la conclusión de varias obras, al abrigo del Plan Integrado de Intervención en los Municipios (PIIM).

Por: António Kilamba

A pesar de los días difíciles, caracterizados por la crisis económica y por el surgimiento de la pandemia de la Covid-19, las autoridades locales han trabajado en la recuperación de carreteras, entre principales, secundarias y terciarias, así como de escuelas y hospitales.   

Luanda, que celebra, este lunes, 445 años, desde su fundación, dispone de 20 mil millones de Kwanzas para 185 proyectos, en el ámbito del PIIM. 

De este valor, de acuerdo con datos a los que ANGOP tuvo acceso, ya fueron empleados siete mil millones de Kwanzas y se concluyeron un total de 104 proyectos. 

Las obras agregadas al PIIM tiene como objetivo la construcción de raíz y la rehabilitación de centros y puestos de salud, hospitales, escuelas, estaciones de policía y carreteras, en los nueve municipios de Luanda. 

En los últimos 12 meses, el municipio de Cacuaco dio cuerpo a ocho proyectos, centrados en la construcción de un centro materno-infantil en la Villa Sede y otro en Funda, Puesto Médico de Belo Monte, así como en el Sistema de Agua del Barrio Mulevo de Baixo. 

De igual modo, fueron remodeladas dos escuelas, situadas en Belo Monte y en Kilunda, ambas con 12 aulas, además de la apertura de la Cocina Comunitaria del Barrio Augusto Ngangula y un molino en la Plaza de la Retranca (Kicolo). 

Con el presupuesto del PIIM, las autoridades locales pudieron, igualmente, asegurar la construcción de un atelier en la Comuna de Funda, una lavandería comunitaria en Cowboy Norte (Funda) y de un centro de acción social Integrado en el Barrio de la Pedreira. 

En el municipio de Belas, con 20 proyectos, están contempladas las obras de construcción de una escuela de 12 aulas, en el Barrio Bita, de una oficina de inscripción de nacimientos, en Cabolombo, una estación policial, puesto de salud y cocina comunitaria del Barrio Tanque Seco. 

El PIIM se ha revelado, efectivamente, un importante instrumento de desarrollo para la capital del país, ofertando a los ciudadanos más servicios integrados, en una altura en que la ciudad aún enfrenta problemas esenciales básicos. 

Por: António Kilamba

A pesar de los días difíciles, caracterizados por la crisis económica y por el surgimiento de la pandemia de la Covid-19, las autoridades locales han trabajado en la recuperación de carreteras, entre principales, secundarias y terciarias, así como de escuelas y hospitales.   

Luanda, que celebra, este lunes, 445 años, desde su fundación, dispone de 20 mil millones de Kwanzas para 185 proyectos, en el ámbito del PIIM. 

De este valor, de acuerdo con datos a los que ANGOP tuvo acceso, ya fueron empleados siete mil millones de Kwanzas y se concluyeron un total de 104 proyectos. 

Las obras agregadas al PIIM tiene como objetivo la construcción de raíz y la rehabilitación de centros y puestos de salud, hospitales, escuelas, estaciones de policía y carreteras, en los nueve municipios de Luanda. 

En los últimos 12 meses, el municipio de Cacuaco dio cuerpo a ocho proyectos, centrados en la construcción de un centro materno-infantil en la Villa Sede y otro en Funda, Puesto Médico de Belo Monte, así como en el Sistema de Agua del Barrio Mulevo de Baixo. 

De igual modo, fueron remodeladas dos escuelas, situadas en Belo Monte y en Kilunda, ambas con 12 aulas, además de la apertura de la Cocina Comunitaria del Barrio Augusto Ngangula y un molino en la Plaza de la Retranca (Kicolo). 

Con el presupuesto del PIIM, las autoridades locales pudieron, igualmente, asegurar la construcción de un atelier en la Comuna de Funda, una lavandería comunitaria en Cowboy Norte (Funda) y de un centro de acción social Integrado en el Barrio de la Pedreira. 

En el municipio de Belas, con 20 proyectos, están contempladas las obras de construcción de una escuela de 12 aulas, en el Barrio Bita, de una oficina de inscripción de nacimientos, en Cabolombo, una estación policial, puesto de salud y cocina comunitaria del Barrio Tanque Seco. 

El PIIM se ha revelado, efectivamente, un importante instrumento de desarrollo para la capital del país, ofertando a los ciudadanos más servicios integrados, en una altura en que la ciudad aún enfrenta problemas esenciales básicos.