Ochocientas noventa personas reciben bienes alimenticios

  • Bienes Alimenticios para Cunene
Ondjiva - Treinta toneladas de productos alimenticios llegaron, este martes, a la provincia de Cunene, para acudir 890 personas afectadas por el hambre, en los municipios de Curoca, Cahama y Ombadja, debido a la sequía.

De los bienes, donados por la Presidencia de la República, constan 200 sacos de arroz e igual cantidad de frijol, harina de maíz, 417 cajas de aceite de cocina, 600 cajas de conservas de pescado y 300 de conserva de carne, 80 sacos de sal y 15 pacas de ropa.

En la ocasión, la gobernadora de Cunene, Gerdina Didalelwa, dijo que los bienes entregados serán distribuidos a las familias desplazadas que se encuentran en la población de Calueque y en los tres centros de acogida, instalados en la sede del municipio de Cahama.

Dio a conocer que están controladas 640 personas en la población de Calueque y 250 en Cahama, que abandonaron sus residencias, debido a la falta de rendimiento en la actividad agrícola, fruto de la ausencia prolongada de las lluvias en estas regiones.

Recordó que la provincia vivió un período de más de 90 días consecutivos sin lluvias, lo que causó el traslado de las familias y de su ganado para áreas localizadas en las márgenes del río Cunene y en la vecina República de Namibia.

Desde 1998, la sequía afecta, cíclicamente, la región sur del país, principalmente la provincia de Cunene, pero en 2018/2019 este fenómeno fue el más devastador de los últimos 24 años de la historia.  

 La acentuada crisis de 2018 afectó 880 mil 172 personas y un millón de cabezas de ganado, causando la muerte de 30 mil animales, entre bovinos, caprinos y porcinos.  

De los bienes, donados por la Presidencia de la República, constan 200 sacos de arroz e igual cantidad de frijol, harina de maíz, 417 cajas de aceite de cocina, 600 cajas de conservas de pescado y 300 de conserva de carne, 80 sacos de sal y 15 pacas de ropa.

En la ocasión, la gobernadora de Cunene, Gerdina Didalelwa, dijo que los bienes entregados serán distribuidos a las familias desplazadas que se encuentran en la población de Calueque y en los tres centros de acogida, instalados en la sede del municipio de Cahama.

Dio a conocer que están controladas 640 personas en la población de Calueque y 250 en Cahama, que abandonaron sus residencias, debido a la falta de rendimiento en la actividad agrícola, fruto de la ausencia prolongada de las lluvias en estas regiones.

Recordó que la provincia vivió un período de más de 90 días consecutivos sin lluvias, lo que causó el traslado de las familias y de su ganado para áreas localizadas en las márgenes del río Cunene y en la vecina República de Namibia.

Desde 1998, la sequía afecta, cíclicamente, la región sur del país, principalmente la provincia de Cunene, pero en 2018/2019 este fenómeno fue el más devastador de los últimos 24 años de la historia.  

 La acentuada crisis de 2018 afectó 880 mil 172 personas y un millón de cabezas de ganado, causando la muerte de 30 mil animales, entre bovinos, caprinos y porcinos.